Vacaciones en Mallorca: Hotel Viva Cala Mesquida Resort

hotel resort mallorca

Vistas a la cala desde el hotel

Cuando nos propusieron en viajablog visitar el Hotel Viva Cala Mesquida Resort, en Mallorca, rápidamente ofrecí mi candidatura para llevar a cabo tal tarea de investigación, y tuve la gran suerte de que ésta fuera aceptada.

Mis padres vivieron y se casaron en Mallorca, antes de que yo naciera. Este hecho, sumado a las innumerables visitas que he ido realizando a esta, para mí, maravillosa isla, me ha ido formando un estrecho lazo afectivo con la soleada tierra de las mejores ensaimadas y sobrasada del mundo.

Además, al tratarse de una isla, y estar lógicamente rodeada por completo de mar y brisa, para un enamorado del Mediterráneo Mallorca es, sin lugar a dudas, un lugar especial.

Ahora bien, mi misión era clara y específica: informar a los lectores de viajablog sobre qué te vas a encontrar si decides tomarte unas vacaciones en Mallorca y visitar el Hotel Viva Cala Mesquida Resort.

hotel mallorca

Terraza restaurante italiano

Así pues, consciente de mi responsabilidad, me presenté en sus instalaciones dispuesto a no perderme ni un detalle durante mi estancia de cinco días al amparo de dicho complejo vacacional y sus profesionales. Y, créeme, lo primero que me encontré fue con una cálida bienvenida y, lo que busca un turista que gasta parte de sus ahorros para llegar a un lugar de descanso y bienestar; eso, profesionalidad.

El Hotel Viva Cala Mesquida Resort está situado en el Noreste de la isla, es decir, en el extremo opuesto a donde se encuentra el aeropuerto internacional de Son Sant Joan, en Palma de Mallorca. Así que, una vez reservado mi vuelo a bordo de uno de los aviones de la compañía Ryanair que me llevaría de Girona a Mallorca, se abría ante mí el primer interrogante:

  • ¿Cómo llegar al Hotel Viva Cala Mesquida Resort?

Aunque podría haber realizado las tareas de investigación yo mismo por internet, decidí ponerme directamente en manos del personal del Hotel, de modo que una llamada telefónica me puso en la dirección adecuada ahorrándome tiempo en búsquedas y comparaciones, proporcionándome además una fantástica atención que me dejaría con la sensación de que me estaba esperando una fenomenal estancia.

Conclusión, al Hotel Viva Cala Mesquida Resort puedes llegar mediante transporte público, aunque eso significará un par de cambios de línea y probablemente una pesada jornada con un sinfín de paradas para, total, ahorrarte un par de decenas de euros. ¿Solución? Alquilar un coche en el aeropuerto y en poco más de una hora llegarás a las puertas del hotel.

En la red encontrarás buenas ofertas para reservar tu coche de forma rápida y económica. A mi me costó alrededor de 50 euros alquilar un pequeño Ford Ka para 5 días que, además de trasladarme a Cala Mesquida de forma eficaz y eficiente, me proporcionó tranquilidad e independencia para así no tener que preocuparme de horarios, rutas o enlaces en el caso de querer desplazarme hasta algún otro punto de Mallorca.

Lee también:  Escapada de dos días desde Barcelona

Para un mochilero acostumbrado a moverse constantemente y a conectarse con la gente local de forma innata, la idea de establecerse durante un período de 5 días en un resort me provocaba a priori una mezcla de pánico y de escepticismo. De modo que pronto apareció ante mí un nuevo interrogante:

mallorca resort

Mini golf del hotel en Mallorca

  • ¿Qué hacer en el Hotel Viva Cala Mesquida Resort?

Pues bien, sólo necesité llegar, echar un vistazo a sus instalaciones, saludar al personal de recepción, y vaciar la mochila en mi habitación con jacuzzi en el jardín privado y vistas al mar, para tener la sensación de que mis vacaciones en Mallorca iban a ser una auténtica gozada.

Mallorca es una isla con muchos encantos. Palma es una ciudad vibrante, Manacor tiene su estilo propio, Soller te regala sus puestas de Sol, Alcudia te acerca a horizontes imposibles, Valldemosa te transporta a los jardines del Edén, pero a mí, lo que realmente me cautiva de Mallorca, son sus calas. Y el Hotel Viva Cala Mesquida Resort se encuentra exactamente allí, en una de esas fantásticas playas limpias y cristalinas que te recuerdan que, un día, nuestro planeta azul fue eso, un lugar limpio, puro y cristalino.

Lo primero que hice una vez plenamente instalado (5 minutos) fue, como siempre, salir a inspeccionar. Me fui a la playa, y descubrí que el acceso a los montes inundados de dunas periféricos al hotel era fácil y estaba repleto de caminos e itinerarios varios para ir a pasear. Quería ver el lugar en el que iba a pasar los siguientes 5 días de mi vida desde las afueras; quería que la distancia, como siempre, ayudara a proporcionar algo de perspectiva.

Tras media hora de caminar intenso llegué a las faldas de un monte desde el que pude disfrutar de unas fantásticas vistas de toda la cala, así como encontrarme con la grata sorpresa de que el hotel guarda una perfecta y trabajada armonía con la naturaleza ambiental. Un par de fotos a la playa y al inmenso mar que la baña fueron suficientes antes de que los 25 grados de temperatura bajo el imponente sol de octubre que se apoderaba del cielo azul me indicaran el camino hacia mi siguiente destino: un buen chapuzón.

Lee también:  Comida típica manchega en Cuenca

Tener una habitación estructurada en zona dormitorio con cama de matrimonio, baño con aseo independiente, cocina con nevera y sala de estar con sofá y televisión plana puede sonar a snob, pero es sencillamente cojonudo.

Pese a estar acostumbrado a las inclemencias así como a los encantos del budget travel, he de reconocer que soy un amante de los lugares grandes y espaciosos, y entre muchas otras cualidades, el Hotel Viva Cala Mesquida Resort te proporciona eso, aire y espacio.

Yo pensaba que meterse en un resort turístico era para gente desganada o aburrida, para personas perezosas o sin mucho aliciente, y como tantas otras veces, me equivoqué. Pasar unos días en un hotel como el que yo tuve la suerte de disfrutar es una experiencia totalmente espectacular.

Bien organizado, limpio y ordenado, tranquilo, sosegado, buen servicio, enormes instalaciones, diversidad de entretenimientos y animaciones, fantásticos restaurantes, fenomenal cocina, y, sobre todo, un excelente equipo de profesionales que se encargan de que no te falte de nada.

¿Cuántas veces has estado de vacaciones en algún lugar fantástico pero, pasados unos días, ha empezado a nacer en ti la sensación de desear volver a casa? Y es que, no nos engañemos, como en casa en ninguna parte ¿cierto? Pues cuando vayas al Hotel Viva Cala Mesquida Resort desearás que no llegue la hora de tener que volver a casa.

hotel en mallorca

Vistas a la cala desde la habitación

  • ¿Dónde comer en el Hotel Viva Cala Mesquida Resort?

Esta pregunta tiene truco. Me dirás: si vas a un hotel comerás lo que sirvan en su restaurante, ya sea buffet libre, menú o carta variada. Y eso mismo pensaba yo.

Pues de nuevo, vivir para ver, en el Hotel Viva Cala Mesquida Resort tienes varios restaurantes temáticos además del principal en el que si podrás encontrar el buffet libre para hartarte hasta las cejas.

¿Te apetece un poco de comida a la brasa? ¿O quizás algo de comida mexicana? ¿Tal vez deseas comida italiana con espléndidas vistas al mar? Pues sí, sí y sí. Espectacular.

Un consejo te voy a dar si vas al Hotel Viva Cala Mesquida Resort: Lógicamente tienes varias opciones a la hora de hospedarte y contratar los servicios deseados. Es decir, si lo único que te interesa es el alojamiento, contratas sólo el alojamiento. Si por ejemplo quieres alojamiento y desayuno rollo bed & breakfast, lo mismo. Si te apetece la joya de la corona, el todo incluido, adelante. Hay diversas modalidades que puedes contratar.

Yo, personalmente, te recomiendo dos:

Si tienes previsto hospedarte en el hotel pero a la vez hacer un poco te turismo por la isla, contrata el alojamiento más desayuno y cena. ¿Por qué? Porque gozarás de un buen desayuno, te cargarás de energía cuando te levantes, y disfrutarás de diversas opciones para tu merecida cena al resguardo del hotel y cerca de la cama tras tu un intenso día lleno de visitas y de emociones.

Lee también:  Visita a Cuenca y sus Casas Colgadas

Si por lo contrario planeas viajar a Mallorca para pasar unos días en plan relax total, tu opción es el todo incluido, y créeme, no te arrepentirás.

mallorca cala

Cala Mesquida en Mallorca

Te despiertas por la mañana, bajas las escaleras que te llevan de tu habitación a ¡la playa! Te pegas un buen chapuzón para despejarte. Duchita y a desayunar. Cargado de energía te vas a dar un paseo por la montaña, atravesando dunas, roca y vegetación. Respiras aire puro y te relajas observando el mar y su infinito horizonte. Regresas al hotel y tal vez, tras tu amena caminata, te apetece otro bañito en la playa o en la fantástica piscina del hotel. Se acerca el mediodía y posiblemente te apetece tomarte una cervecita fresca que, por supuesto, está incluida en tus vacaciones. O dos.

Ha sido una intensa mañana, de modo que a la hora de comer lo harás como un auténtico rey. Hace calor, así que la playa o la piscina vuelven a convertirse en una opción. ¿Te apetece jugar al ping pong? Hay unas cuantas mesas disponibles. ¿Te apetece practicas un poco de golf? Tienes un par de campos esperándote. ¿Quieres relajarte y leer un poco frente al mar cristalino en matrimonio con el cielo azul? Te acercas a la terraza del restaurante italiano y te tomas un daikiri mientras repasas tu literatura. La tarde avanza, y la noche empieza a reabrir tu apetito. Hay que decidir si te apetece un poco de comida mexicana, algo de carne o pescado a la parrilla, o si prefieres gozar de la extensa variedad que ofrece el buffet libre del hotel. Termina la cena y nada mejor que un paseo por las instalaciones repletas de vegetación para digerir y trasladarte a la cafetería principal del hotel y centro de animación pata disfrutar del espectáculo correspondiente y gozar de una magnífica velada saboreando un buen mojito o una sabrosa caipirinha. ¿Se puede pedir más? Sí, tu cama esta ahí mismo esperándote, para cuando la necesites.

¿Se puede decir que la vida es bella? Créeme, en el Hotel Viva Cala Mesquida Resort por unos días te olvidarás de tus superiores, crisis e hipotecas, y recordarás que, sí, la vida está para gozarla, y que, en definitiva, sólo se vive una vez.

Viva, Enjoy your life, enjoy Hotel Viva Cala Mesquida Resort.

Galería de fotos



Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, , ,
2 Comentarios
  1. Avistu 30 octubre 2010
  2. David 1 noviembre 2010