Sobre el uso de imágenes Flickr en los blogs

Hace unos días tuve una delicada conversación en el foro de usuarios de flickr; el conocido portal de almacenamiento de fotos. Soy asiduo a buscar fotos en esta página donde la gente comparte sus imágenes entre los usuarios para ilustrar mis artículos cuando carezco de una fotografía original.

Generalmente trato de asegurarme que la fotografía no está sujeta a derechos reservados. Una vez la cuelgo en mi servidor añado un enlace al autor reconociendo su obra. En ese caso, hice exactamente lo mismo pero no advertí que la fotografía tenía todos sus derechos reservados. El autor me contactó a través de un correo. Al cabo de unos minutos vi que un elevado número de visitas entraban al artículo en cuestión a través del foro de flickr.

Me picó la curiosidad y me acerqué al foro y vi que el autor advertía de posibles robos de imágenes con mi caso como claro ejemplo. Yo había copiado una fotografía con los derechos reservados sin darme cuenta y había enlazado al autor. Creí que no había para tanto para armar semejante revuelo, así que tomé parte en el foro que estaba repleto de profesionales de la cámara. Me llevé unas cuantas sorpresas y debo reconocer que aprendí para el futuro. Si queréis echarle un vistazo al pollo en que me metí podéis seguirlo a través del foro de flickr

Lo primero que aprendí en este foro es que en Estados Unidos una imagen adquiere su propia licencia y registro en el momento de crearse. Independientemente que el autor la subscriba bajo una licencia o no, nadie puede utilizarla sin el consentimiento de palabra del mismo autor o de una licencia creative commons expresa.

Lee también:  Cocinas tradicionales en el Valle Sagrado: viajando contigo

Conozco unas cuantas páginas de viajes u otros medios que extraen sus imágenes de flickr y ni tan siquiera enlazan al autor -evitando así al máximo el número de enlaces salientes-, otras hacen como yo había hecho en este caso: enlazar al autor, pero sin fijarse si la imagen tiene sus derechos reservados o no. Lo podréis ver en la parte derecha del menú de flickr a media altura. Está en gris y no es muy perceptible al usuario, aunque como me dijeron en el foro, eso no excusa el uso indebido de la imagen. La ignorancia de la ley no justifica el delito.

Eliminé la fotografía y me disculpé. Afortunadamente todo acabó bien y al final del día aprendí una nueva lección.

Generalmente las fotografías se muestran con la licencia que el autor designa y lo podréis ver como comentaba en el menú derecho en letra gris.

Aun así, hay muchos autores que permiten el uso de sus imágenes. Solamente hay que ir con cuidado antes de seleccionarlas. Si queréis utilizar fotografías de Flickr en vuestras páginas o blogs os recomiendo que realicéis previamente una búsqueda avanzada. A través de ella podéis seleccionar “buscar imágenes bajo licencia creative commons.” Aun así, eso no es todo. Existe más de una licencia creative commons que os detallo a continuación:

Atribución: Permite a otras personas copiar, distribuir, mostrar y reproducir la obra con derechos de autor (y las obras derivadas que estén basadas en ella), únicamente si se reconoce el mérito.

No comercial: Permite a otras personas copiar, distribuir, mostrar y reproducir la obra (y las obras derivadas que estén basadas en ella), únicamente con fines no comerciales.

Lee también:  Steve Irwin en el Australian Zoo, Brisbane

Obras no derivadas: Permite a otras personas copiar, distribuir, mostrar y reproducir únicamente copias exactas de la obra, y no obras derivadas que estén basadas en ella.

Compartir bajo la misma licencia: Permite a otros distribuir obras derivadas, únicamente con una licencia idéntica a la licencia que rige la obra.

La masiva información que derrocha Internet hace pensar a más de uno que esto es un comunismo a gran escala donde todo está permitido. No es así. La próxima vez que copies una fotografía o incluso un texto de la red, asegúrate bien que no estés cometiendo un delito.
Es un pequeño esfuerzo que te va evitar posibles dolores de cabeza en el futuro.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
2 Comentarios
  1. Alejandro 10 marzo 2008
  2. Quique 10 marzo 2008