Una ducha al revés para tus escapadas


Una original idea para ducharnos en nuestras escapadas a la montaña o cuando nos vamos de cámping durante el verano. Se trata de una ducha que funciona al revés.

Este aparato ocupa bien poco y lo podemos llevar fácilmente en el capó del coche o en la maleta. Pesa tres kilos y mide 47 centímetros de largo y 15 de ancho.

Esta ducha invertida recoge el agua a través de un sistema de manguera y manda el agua hacia arriba. El proceso es parecido a cómo se recoge el agua de los pozos. Tiene una potencia suficiente para propulsar el agua hasta la altura de la cabeza.

Ideal para escapadas al cámping o incluso para conciertos al aire libre.


Sitio Oficial | Trade winds

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
Una respuesta
  1. Pau 5 marzo 2009