Un tren cruzando el mercado de Bangkok


Quien se haya pasado por el mercado de Bangkok recordará esta escena.

La parsimonia y la tranquilidad con que se toman la vida los tailandeses nunca dejará de sorprenderme. Aquí los vemos, desmantelando los tenderetes antes de que el tren pase, lento -para que luego digan de RENFE- y, una vez vía libre, los vuelven a montar tan tranquilamente.

Como si nada, como si fuera cosa rutinaria. Y, seguramente, ni a ti ni a mí, se nos ocurriría jamás montar una paradita en medio de la vía del tren. Pero en Tailandia eso es cosa normal. Cosas de la diversidad cultural, dicen, y eso me reafirma en repetirme que me encanta viajar y nunca podré dejar de hacerlo.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo