Túnez (4) Le Kef: Escapando de la ruta turística


Le Kef es un pueblo apartado en el oeste de Túnez ideal para todo aquél que quiera escapar de la ruta turística habitual. Uno, cuando pone los pies a tierra en la polvorienta estación de autobuses, piensa que vendrá el pueblo entero a saludarle y ofrecerle sus servicios. Sin embargo, todo marcha tranquilo y nadie atosiga al viajero en Le Kef. Alguna sonrisa de un niño, un par de miradas que tratan de no tomar contacto directo con tus ojos y todo parece transcurrir tranquilamente y con respeto.

La gente es muy respetuosa con los extranjeros y dejan hacer vía libre. Si quieres información trataran de ayudarte, siempre y cuando os entendaís en árabe o francés.

Parece que en el pueblo pocos turistas se aproximan y verdaderamente es una buena opción conectando con Túnez en autocar y haciendo el misma día una paradita en las espectaculares ruinas romanas de Dougga.

Le Kef es un lugar árido. Con un cierto desnivel sobre el mar, parece ser la última ladera del Atlas.

Los romanos se pasaron por aquí y en el mismo centro del pueblo pueden admirarse ruinas a un lado y a otro. Las calles son estrechas y con elevados desniveles y su bella medina da gusto recorrer en hora punta.

Lo mejor de Le Kef es subirse a la fortificación a lo alto del pueblo y admirar el extenso paisaje que se abre. Un infinito paisaje árido que parece nunca acabar.

Un buen lugar para comer es El Andalus y si os pedis el cuscús especial (algo caro teniendo en cuenta que estamos fuera de la capital) disfrutareis de lo lindo.

Para dormir encontrareis un par de hostales a buen precio muy cerca de la escuela. Preguntad por ella.


Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
Una respuesta