Transporte y comunicaciones en Tailandia

Tailandia es el país más orientado hacia el turismo que he visitado jamás.

Su red de transporte es de dimensiones colosales y si viajas por carretera no pasará ni un minuto sin que te cruces un autobús o minivan. Moverte por la mayoría del país es extremadamente sencillo.

Para mí la mejor forma de transporte es el autobús, seguido muy de cerca por las minivans. Existen centenares de compañías de autobús y muchos ofrecen el servicio VIP, unos buses con atención a bordo y asientos anchos y cómodos ideales para realizar los trayectos nocturnos. Los buses de calidad Turista son menos cómodos que los VIPs y suelen ser muy populares entre los mochileros que viajan a las islas.

En Bangkok podéis encontrar precios muy competitivos si compráis el billete en Kao San Road -la meca asiática de los mochileros- pero a veces el autobús no es el de la foto que os muestran o tiene el aire acondicionado roto y demás riesgos que hacen bueno el famoso dicho de a veces lo barato sale caro. En el caso de las minivans sin embargo, yo compré billetes en Kao San y ningún problema.

Para comprar los billetes de autobús VIP os aconsejo que lo hagáis directamente en la estación de autobuses de la que salís. Enteraros bien de los horarios y presentaros como una hora antes y casi siempre tendréis billete asegurado. Los precios a los que los venden los agentes comerciales incorporan entre un 25 y un 50% de comisión sobre el real, dependiendo de la popularidad del destino al que vayáis. Cuanto menos popular y regularidad del servicio, mayor sablazo. Nosotros pagamos la pardillada comprando el VIP de Chiang Mai a Bangkok por 750B cuando costaba 518B en ventanilla. El tío de la agencia nos llevó en su coche a la estación y cuando preguntamos el precio allí ya supimos el porqué.

Lee también:  Cómo ir del aeropuerto de Bangkok al centro

El ejemplo más claro lo vi cuando fui a Koh Payam. Lo más barato que encontré en Kao San rondaba los 1.000 B y lo conseguí por 490B haciéndolo por mi cuenta.

Las minivan son también muy buena opción y conectan casi todas las zonas de playa y, por ejemplo, Chiang Mai con la frontera con Laos. Suelen ser puntuales y rápidas y a veces el precio es tan sólo un poco mayor que el del bus local o turístico. Los tailandeses también las utilizan pero hay agencias en las que quieren hacer el Agosto con los mochileros. Compramos billetes en Krabi, Chiang Kong y Chumpon al mismo precio que los locales pero tuvimos un problema con una agencia que nos llevaba de Surat Thani a Krabi. Al bajar de la furgoneta que nos trajo de Chumpon enseguida nos acosaron para vendernos el ticket a Krabi. Picamos y pagamos en un minuto. Cuando me acerqué al puesto de al lado el precio era menos de la mitad del que habíamos pagado. Intenté que nos devolvieran el dinero pero es una mafia y la tía ni se inmutó cuando le dije que avisaría a la policía. Insistí tanto que la mujer -que nos había engañado descaradamente incluso diciendo que nuestra ruta era más rápida que la de la otra gente y demás mentiras para intentar justificar el timo que acabábamos de descubrir- acabó por darme un empujón y decirme que si no quería tomar la furgoneta estaba bien, pero que me quedaba sin dinero y sin viajar. Tuve que tragarme mi orgullo y montarme con un cabreo descomunal.

Recordad que aquí el turista no tiene porqué pagar el doble que los locales por el mismo servicio. Eso no existe apenas en Tailandia y quien lo practica te está timando.

Lee también:  Mapas con relieve con Google Maps

No llegamos a probar el tren porque los precios eran mayores que el de los buses y nos comentaron que la puntualidad no era su fuerte. Para los amantes de este medio de transporte creo que Tailandia cuenta con una buena red férrea.

Otra forma muy conveniente -y, si lo coges en el momento justo, muy económica- de moverse en por avión. La compañía aérea de bandera malaya Air Asia es la Ryanair del Sureste Asiático y tiene vuelos diarios a la mayoría de los destinos turísticos que tienen aeropuertos. Si reserváis con meses de antelación os saldrá incluso más barato que el autobús.

En ciudades grandes como Bangkok os recomiendo usar los autobuses públicos. Son muy baratos y os llevan a todos lados. Decidle a la gente dónde queréis ir y os dirán cuál debéis tomar.

En cuanto a las comunicaciones en el país, tenéis un puesto de internet en cada esquina y el 90% de los hostales y cabañas ofrecen Wi-Fi gratuito incluído en su precio. No será así en las islas más remotas o básicas.

También podéis comprar tarjetas SIM muy baratas y realizar y recibir llamadas internacionales a precios muy bajos.

En definitiva, un país donde acceder a comunicaciones y transporte es muy fácil para el viajero.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,