ViajablogBanoaviajablog
menu-principalPrepara tu viajepresupuestoguias

Transporte en Bogotá

La ciudad de Bogotá es bastante caótica en cuanto a transporte se refiere y siempre es inevitablemente comparada con Medellín, más organizada en este aspecto a pesar de la incorporación del TransMilenio.

A diferencia de la ciudad en la que Pablo Escobar dirigió uno de los cárteles de la droga más famosos del Mundo, Bogotá carece de Metro, dejando las alternativas de transporte para sus ciudadanos y turistas en el clásico buseto, el TransMilenio y el taxi.

Los buses normales son bastante antiguos pero más bien baratos, costando el billete único unos 1.200 pesos (unos 40 céntimos de euro al cambio de mayo de 2009). El tema de las paradas y demás mejor que lo preguntéis a la gente que os crucéis porque el tema es bastante caótico. Nosotros preguntábamos a la gente de la casa en la que nos alojábamos y nos decían en la calle o carrera por la que pasaba el bus. Una vez allí simplemente nos poníamos donde veíamos una fila de gente y les preguntábamos si paraba por allí el número que queríamos coger.

Hay alguna parada señalizada pero la mayoría no lo están. Así que cuando os subáis decidle al conductor adónde váis y pedidle por favor que os avise en la parada más cercana. Suelen poner los destinos finales con carteles en el cristal delantero pero el tema sigue siendo bastante lioso. La gente es colombiana es muy amable y no tendrán problema en indicaros.

La segunda opción es el moderno sistema del TransMilenio, inaugurado en el año 2000 y ampliado de manera importante desde entonces con nuevas estaciones y unidades. Nosotros lo probamos casi sin querer, porque cogimos un bus que nos llevaba a La Candelaria pensando que nos dejaría en la zona céntrica que lleva el mismo nombre, pero resultó que hay un barrio a las afueras de la ciudad que se llama igual y nos fuimos a tomar por saco. Después cogimos un alimentador -autobuses azules gratuitos que te llevan hasta las salidas principales del TransMilenio- que nos dejó en una de las estaciones principales del TransMilenio. De allí nos plantamos en el centro en menos de 15 minutos.

El billete sale por 1.600 pesos y su funcionamiento es muy parecido al del Metro. Tiene distintas líneas y el autobús articulado se mueve por una red de dobles carriles -hay un TransMilenio Express que usa el carril rápido- reservados sólo para el servicio. El interior es bastante moderno y me recordó bastante al servicio de Luas de Dublín.

Os la aconsejo como la mejor de las tres opciones para moverse por la ciudad si conecta zonas que os vengan bien.

Por el día nos movimos en autobús pero por la noche, cuando salíamos y regresábamos de marcha, el taxi es lo que pitaba. Los taxis en Bogotá son de color amarillo y cuentan todos con un taxímetro que nos evitó el coñazo de tener que regatear precios antes de subirnos, como me tocó hacer en Ecuador, Perú o, en ocasiones, en Argentina.

Eso sí, como siempre, fijaros que el taxista tenga la licencia bien a la vista cuando os subáis porque hay taxistas ilegales, pero vamos, como en todas partes. La verdad es que casi todos los que nos tocaron fueron muy simpáticos y nos aconsejaron lugares para visitar tanto en la ciudad como en el resto del país. Sólo hubo uno al que no le gustó la forma de cerrar la puerta que, según él, teníamos todos los españoles y el colega no nos dirigió la palabra en todo el trayecto. Hay faena.

Los precios de los taxis son más o menos decentes pero, como es normal, comparado al de los autobuses o TransMilenio es muchísimo más caro. Sin embargo, vale la pena el gasto si os movéis por la ciudad a altas horas de la madrugada o vais cargados con la mochila.

Para llegar al aeropuerto existen un bus que hace el trayecto que sale mucho más económico que el taxi, que paga una tasa por entrar al aeropuerto y la tarifa no baja de los 27.000 pesos colombianos.

Nada como subirte en un bus de Bogotá para quitarte la resaca mañanera después de una buena farra. ¡Conducen como locos!.


Publicado por el Viernes, 15 enero, 2010
Etiquetas:
Categorías: Colombia, Sudamerica en seis meses, Transporte

2 Comentarios sobre "Transporte en Bogotá"
  1. eBonus dice:

    Gracias por el post, creo que la información es muy útil. Me ha recordado a mi viaje a Perú hace unos meses. Allí lo del transporte también era caótico, especialmente en Lima. Además, no había taximétros, tenías que regatear cada vez que te subías en un taxi. Aunque tampoco es que fuesen taxis porque en Lima no hay licencias como aquí, cualquier persona utiliza su coche como taxi

main-portada Archivo enlaces Aventuras Escapadas mapa Gastronomía Videos Prensa