Sorpresa en el aeropuerto

Aquellos tiempos en los que viajar en avión era una delicia

El próximo sábado tengo que volver a pisar un aeropuerto y ya me estoy empezando a poner nervioso.

No hace mucho te contaba el último episodio de terror que me tocó vivir poco antes de subir a un avión en el que, a priori, debía ser un viaje sin demasiados sobresaltos.

A raíz de aquel artículo que escribí empezaron a llover comentarios de lectores identificados con lo que me había sucedido, lo cuál confirmó que viajar en avión ha dejado de ser una experiencia maravillosa para muchos.

Tras lo aprendido en aquel viaje, esta vez pienso prepararme concienzudamente para no llevarme ninguna sorpresa en el aeropuerto, de modo que estoy elaborando una lista con aquellos puntos claves que debo tener bien presentes antes de emprender mi aventura. ¿Me ayudas?

En esta bolita hay 2 bolsitas por las que me tocó pagar 1 euro en el aeropuerto

1. La bolsa de plástico

Increíble pero cierto. En esta bolita hay dos bolsitas por las que me tocó pagar 1 euro en el aeropuerto. Pese a llevar todos mis utensilios para el baño en un neceser, los siempre entrañables empleados del aeropuerto no dejaron que continuara mi camino sin antes realizar la imprescindible compra. Debían asegurarse de que mi brocha de afeitar atravesaría el túnel de rayos X (también conocido como túnel del terror) de una forma totalmente segura y sin ocasionar ningún percance.

Esta vez no me pillan porque he guardado las bolsas, bolita incluída, para utilizarlas durante el resto de mis días.

Lee también:  Los asientos asignados de Ryanair

2. El portátil

Como de costumbre viajará conmigo y lo llevaré preparado en lo más alto de la maleta para sacarlo fácilmente antes de que me lo pidan los empleados del aeropuerto.

Mi objetivo es lograr cruzar la frontera que esta gente ha instalado entre el agobio y la tranquilidad sin que tengan la oportunidad de darme ninguna orden. Lo he convertido en un tema personal.

3. Los documentos

Tengo el documento nacional de identidad en regla, así como el pasaporte. No me caduca ninguno de ellos hasta dentro de unos años.

Una vez tuve que comprar un billete de avión nuevo en el aeropuerto porque mi hijo había cumplido años entre el vuelo de ida y el de vuelta. Nos fuimos de viaje para celebrarlo y, al regresar una semana después, ya no era menor de dos años sino mayor de dos, por lo que el billete con el que el chaval pretendía acceder al avión era invalido.

Cuesta de creer per es verídico. No hubo manera de hacer entrar en razón a los empleados de la aerolínea. ¿Adivinas de que compañía estoy hablando? Seguramente has acertado.

4. La maleta

Bien medida y pesada hasta el último gramo. Aquí tampoco me pillan esta vez. Entiendo que las normas están para ser respetadas, pero cien gramos arriba o abajo, la mayoría de ocasiones por la diferencia de básculas utilizadas, no debería convertirse en un drama.

Bien, pues de nuevo he de confesar haber visto pasajeros abriendo la maleta para sacar un par de chaquetas o pantalones porque llevaban un sobrepeso de dos cientos gramos.

Lee también:  10 formas de perder el miedo a volar

Sinceramente, me parece que en los aeropuertos están empezando a cachondearse del personal.

5. El agua

A veces pienso que en alguna vida anterior los aeropuertos fueron desiertos. O al menos sus gerentes deben creerlo, porque no encuentro ninguna otra forma de explicar el desorbitado precio de una botella de agua en los aeropuertos.

¿De verdad es necesario cobrar tres euros por medio litro de agua? ¿A nadie más le parece un abuso vil y desmesurado?

Esta vez me voy a llevar una botella de dos litros y me la voy a beber justo antes de cruzar el túnel del terror, aunque no tenga sed. Y si tengo que ir catorce veces al baño antes de subir al avión, así sea.

 

Sé que no va a ser fácil, pero me siento totalmente preparado para emprender este nuevo viaje sin llevarme ninguna sorpresa en el aeropuerto. Si crees que me estoy olvidando de algo fundamental, por favor, ¡avísame lo antes posible!

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,
11 Comentarios
  1. Bertika 5 diciembre 2012
  2. Bertika 5 diciembre 2012
  3. Bertika 5 diciembre 2012
  4. Bertika 5 diciembre 2012
  5. Madaboutravel 5 diciembre 2012
  6. Sergi 6 diciembre 2012
  7. nina656 6 diciembre 2012
  8. ANA 9 diciembre 2012
  9. Sergi 30 diciembre 2012
  10. Sergi 30 diciembre 2012