Sobre China Airlines, accidentes y tinta china

Investigadores japoneses han llegado a la conclusión que el avión chino que estalló en llamas en el aeropuerto de Okinawa tenía un agujero en el deposito de combustible.

Lo más extraño y curioso de la historia es que la misma China Airlines, suponemos que para evitar desprestigiar el ya mermado nombre de la compañía, ha escondido el logo de la compañía bajo una buena capa de pintura. No sé yo si para bien o para mal.

Lo mejor de la historia, por fortuna, es que nadie resultó herido del accidente.

Vía, Jaunted

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Peter Bellerby, el artesano que fabrica globos terráqueos
Puntúa este artículo