Seguros de alquiler de coches en Australia y Nueva Zelanda

nueva_zelanda_alquiler_coche

En nuestra furgo recorriendo el Oeste de Australia

Para viajar por países como Australia y Nueva Zelanda -y cualquier país diría yo- la mejor forma de moverte es en un vehículo propio para poder pararte y seguir la ruta que quieres y cuando quieres.

Como poca gente puede llevarse su propio vehículo tan lejos las opciones que quedan son la compra-venta en el país de destino o el alquiler.

El seguro es una parte fundamental de los alquileres de coches y campervans.

Todas las agencias te ofrecerán un seguro mínimo incluido pero muchísimas cosas quedarán sin cubrir si no contratas el extra y deberás pagar el exceso del daño. Las cifras en Australia son de escándalo y se mueven entre los 2.000 y 7.500 dólares, siendo algo más bajas en Nueva Zelanda (también afectado por el mejor cambio del Euro contra la moneda neozelandesa).

El problema es que si quieres cubrirte del todo debes pagar una cuota diaria que en ocasiones es equivalente al 75% o 100% del precio del alquiler. Aunque nosotros no pagamos ningún extra y fuimos a la aventura las dos veces, si sois de los que se pone nervioso con estas cosas os aconsejo que paguéis más y vayáis lo más protegidos posible.

Existen opciones a caballo entre la protección total y la mínima y pagando unos 10 o 15 dólares diarios puedes conseguir reducir tu exceso a los 250 o 500 dólares en caso de accidente.

australia_coche_alquiler

La gran furgo maqueada de Wicked. ¡Nuestra Blondie!

Es importante que os informéis sobre el tipo de garantía que se toman en el momento del alquiler. Algunas simplemente se quedan con los datos de tu tarjeta de crédito y debes firmar un documento en el que les das permiso para hacerte el cargo necesario en caso de accidente o multa.

Lee también:  Consejos para alquilar un coche

En otras te bloquean la cantidad que llaman “bond” y no podrás disponer de ese crédito de tu tarjeta hasta que la compañía la libere de nuevo. Esto suele ocurrir una vez has devuelto el coche y han comprobado que no has tenido ningún percance pero hay algunas que mantienen el bloqueo hasta 14 días después de devolver el coche.

spaceship_alquiler_australia

La Spaceship con la que recorrimos de Sydney a Melbourne y la Great Ocean Road

La última opción -la más dolorosa y que nunca aceptamos– es la de cargar el dinero en tu tarjeta de crédito. El dinero sale físicamente de tu cuenta de crédito y te lo devuelven al comprobar que no hay daños. El gran problema del tema es que te hacen el cargo y el abono posterior en la moneda nacional con lo que sales perdiendo o ganando según la fluctuación cambiaria, aunque, teniendo en cuenta que el banco siempre incluye una comisión en cualquier tasa de cambio lo normal es que pierdas y siendo cantidades de 2.000 dólares la cosa te puede salir por una cantidad medio importante.

A diferencia de la mayoría de países, el peligro de las carreteras australianas no está tanto en los otros conductores -de hecho apenas hay tráfico fuera de las grandes ciudades- como en los animales salvajes que cruzan la vía a su bola y, en su mayoría, por la noche. Aunque Nueva Zelanda también tiene este riesgo, es mucho menor que en OZ.

Si no cogéis seguro en Australia os aconsejo que conduzcáis lo mínimo posible por la noche porque no sabéis el número de animales muertos que vimos a los lados de las carreteras. En algunos puntos de New South Wales llegamos a ver mínimo a uno cada 3 ó 4 kilómetros.

Lee también:  Alquilar coche viajando con niños

Al final siempre la decisión está con uno mismo. Nosotros no lo cogimos por el alto coste y nos fue bien, pero nunca se sabe.

Si quieres alquilar un coche os recomendamos hacerlo a través del cajón que verás a continuación:

Puntúa este artículo
Una respuesta
  1. Avistu 2 diciembre 2011