Ryanair asesina a la gallina de los huevos de oro del bajo coste

No hace falta que os recuerde la movida de los últimos días con Michael O’Leary en escena cancelando todos los vuelos comprados a través de páginas que nada tienen que ver con esa de fondo azul y letras amarillas y chillonas de Ryanair.

La compañía líder del bajo coste ha conseguido los dos propósitos que tenía en mente:

Que todo el mundo hable de ella (y ahora mismo me auto-flagelo y me añado en la lista). Esta es y ha sido su táctica de marketing desde sus inicios. Le gusta provocar polémica con presidentes en portada o atacar a quien sea con tal de salir en escena.

– Que la gente sepa que a partir de ahora no existen intermediarios y si uno tiene que comprarse un vuelo Ryanair tendrá que ir a su propia página de vuelos.

No cabe duda que ni Ryanair ni la mayoría de compañías de bajo coste estarían donde están si no fuera gracias a la labor de marketing (interesadamente) que han realizado los portales de vuelos durante los últimos años. Sus campañas podrán ser claras o de dudosa legalidad en algunos casos (con aumentos por gastos de gestión) pero no hay duda que son ellas quienes han lanzado al éxito a las compañías de bajo coste proporcionando una publicidad directa y atrayendo clientes a sus filas del check in con una fácil búsqueda de ofertas entre todas las compañías de bajo coste.

¿Por qué Ryanair quiere cargarse la gallina de los huevos de oro del bajo coste? La razón a mi entender es simple. Ryanair se ha hecho grande y ya no necesita intermediarios.

Michael O’Leary parece decirnos que se acabó el tiempo de las sanguijuelas. A partir de ahora, todo el mundo deberá pasar por su horrenda página de colores chillones donde el precio no recibe incrementos externos, es decir, no subirá más de lo que ellos mismos quieran. Y de hecho, creo que la mayoría de usuarios ya lo hace y desde hace tiempo.

Durante los últimos meses estamos viendo fusiones a gran escala entre compañías aéreas, las subidas en el precio de los carburantes provoca pérdidas en la mayoría de aerolíneas en el balance de este primer semestre, Ryanair ahora nos ofrece un mensaje claro del “sálvese quien pueda”.

Mucho me temo que los tiempos del bajo coste están terminando. Espero estar equivocado.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo