Ruta del neolítico por el bosque de Céllecs

Google +TwitterFacebook
Pista recorriendo el bosque de Céllecs

Pista recorriendo el bosque de Céllecs

La ruta que vamos a descubrir a continuación nos permitirá conocer la zona arqueológica de Céllecs, a unos 30 minutos de distancia en coche desde Barcelona. A través de nuestros pasos por el monte viajaremos al pasado para observar y tocar los monumentos megalíticos que nuestros antepasados dejaron como legado en la zona hace más de 4500 años aproximadamente, desde finales del Neolítico hasta la Edad de Bronce (entre el 2500 y 2000 a.C.)

Sin duda, la proliferación de estos yacimientos indica la importancia del litoral del Maresme durante el neolítico. Si las piedras y la historia no son vuestro fuerte, no hay problema, una de las motivaciones más interesantes de este itinerario es que apenas encontraréis gente por el bosque. Lo he realizado en tres ocasiones y como mucho me encontré un par de chicos en mountain bike y dos o tres parejas más paseando por el recorrido.

Vistas al Vallés desde el Turó de Céllecs

Vistas al Vallés desde el Turó de Céllecs

En coche nos dirigimos desde Barcelona hasta el punto de inicio del recorrido y tardamos unos treinta minutos aproximadamente. Tras abandonar la población de Vilanova del Vallès nos acercamos a la urbanización La Pineda donde dejamos el coche aparcado frente al bosque donde se inicia el recorrido tras subir rampas muy elevadas. Veréis marcas del PR-C36 que se internan en el bosque a través de un camino de tierra llano y rodeado de pinos.

A medida que nos adentramos al bosque sorprende observar la arena fina, de estilo playa, que encontramos a lo largo del recorrido, a pesar de la relativa distancia que existe de la costa.

Lee:
Serralada Litoral: el dolmen de la Roca d'en Toni

La pista forestal es relativamente espaciosa y antes del primer kilómetro encontraremos unos indicativos para visitar los primeros monumentos neolíticos. A un lado tenemos el dolmen de Can Gol II al que le falta la piedra superior y en el otro la Roca Foradada.

Dolmen de Céllecs, también conocido como la Cabana del Moro

Dolmen de Céllecs, también conocido como la Cabana del Moro

El frondoso bosque de Céllecs

El frondoso bosque de Céllecs

Volvemos a la senda principal y seguimos el camino con las marcas del PR-C36 (amarillas y blancas) hasta llegar a la Pedra de les Creus. Deberemos desviarnos ligeramente a la izquierda para verla aunque prácticamente está en nuestro punto de mira desde el camino principal. Se trata de un gran bloque granítico con todo tipo de cruces y signos grabados sobre la piedra. El problema es que algunas son recientes, otras antiguas y puede traer confusión. Aun así, es un lugar de gran tranquilidad en medio del bosque rodeado de grandes pinos y sobre un manto prácticamente rojo de las agujas caídas.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Pedra de les Orenetes

Pedra de les Orenetes

Pedra de les Orenetes

Pedra de les Orenetes

Seguimos la ruta principal para encarar algún desnivel de poco alcance y en unos minutos llegamos hasta el Plat del Rei o del Molí. Un bloque granítico que presenta un vacío en su parte superior como si se tratara de una cazuela circular.

Un centenar de metros más adelante nos espera el Dolmen de Céllecs o también conocido como la Cabana del Moro. Se trata de un dolmen rectangular formado por cuatro losas de granito mirando hacia el sur. Aunque es relativamente pequeño en comparación con otros dólmenes más conocidos, es realmente fotogénico.

Lee:
El Cementerio de Poblenou y la leyenda del Santet
Sendero alternativo por el interior del bosque de Céllecs

Sendero alternativo por el interior del bosque de Céllecs

El camino principal sigue hasta llegar al Turó de Céllecs a 536 metros de altura y con vistas al Vallès y a la costa del Maresme. Nosotros, no obstante, optamos por volver a través de una circular siguiendo un camino indicado en el mapa sin señalar que nos dejó en la Pedra de les Orenetes, ya en el camino principal del PR-C36.

La Pedra de les Orenetes fue quizás el monumento neolítico más sorprendente de los que vimos. Una enorme piedra rompe la serenidad del bosque. Este bloque granítico es de ocho metros de longitud y tres de anchura, en su relieve ofrece pinturas rupestres y diferentes cavidades diseñadas para dar cobijo. Entre las pinturas se han podido identificar figuras femeninas, formas en cruz, representaciones humanas con tonos de color rojo oscuro.

Piedras neolíticas mirando al cielo

Piedras neolíticas mirando al cielo

Desde la Pedra de les Orenetes volvimos al PR-C36 que en unos pocos minutos nos dejó de vuelta al coche.

Sin duda, se trata de una ruta muy recomendable por su vecindad con Barcelona, la curiosidad arqueológica del lugar, su atractivo paisajístico y por el escaso número de gente que suele acercarse por esta zona.

Ruta aproximada que realizamos alrededor de los monumentos neolíticos del bosque de Céllecs:

Ruta del neolítico por el bosque de Céllecs
5 (100%) 4 votos
, ,
Google + Twitter Facebook

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *