Ruta en coche por Madeira (II): las montañas del interior de la isla


Ver el mapa de la ruta en coche por Madeira en grande

Tras nuestra primera ruta en coche por Madeira recorriendo la costa este y norte de la isla nos dispusimos a conocer las montañas del interior.

Partimos de Cabo Girao en dirección a Curral das Freiras, un pequeño pueblo anclado entre los altos picos del interior de Madeira. A nuestro paso por Funchal hicimos una breve parada en el Pico dos Barcelos donde se pueden obtener buenas vistas de la capital.

curral-das-freiras

La población de Curral das Freiras desde el mirador de Eira do Serraldo

Para llegar a Curral das Freiras debemos realizar una larga carretera con curvas, algo habitual en la isla, donde podemos contemplar el cambio paisajístico a medida que vamos cogiendo altura. Al final de la carretera encontraréis una empinada calzada que nos deja en un mirador llamado Eira do Serraldo (1.095 metros).

cactus-acantiladoDesde este mirador tendréis unas preciosas y verticales vistas al circo de montañas que circunda al pueblo de Curral das Freiras. A su alrededor un paisaje alpino con ciertos contrastes tropicales cierra el valle y al contemplar este escenario uno no se sorprende al recordar viejas leyendas de Madeira donde no hace mucho tiempo eran muchos los habitantes de la isla que nunca habían visto el mar en vida.

En el mirador existe un gran establecimiento de souvenires y restaurante. A la hora que llegamos coincidimos con un gran grupo de turistas procedentes de cruceros siguiendo sus pertinentes banderitas. Escapamos del lugar lo antes posible.

De vuelta a la carretera principal, tomamos el largo túnel que lleva al mismo pueblo de Curral das Freiras, aunque tuvimos otra perspectiva interesante de este enorme valle cerrado encontramos el pueblo con poco encanto.

pico areiro madeira

Niebla sobre el pico Arieiro

Seguimos nuestra ruta de montaña. En esta ocasión tuvimos que volver de vuelta a las inmediaciones de Funchal y nos dirigimos en dirección al Pico de Arieiro a 1.818 metros de altura.

Lee también:  Material para travesías por el Himalaya: Everest y Annapurna

A medio camino encontramos un restaurante cuyo parking estaba a tope y no nos lo pensamos dos veces. El restaurante Casa de Abrigo do Poiso estaba repleto de locales disfrutando de una tarde de domingo degustando su plato estrella: unos enormes pinchos de carne de cerdo. Nosotros nos decantamos por el cochinillo y el pez espada. Había tanta gente que el servicio iba desbordado y al salir me dio la sensación de haber estado en un buen restaurante que gana la fama por su buen trabajo durante los días laborales para perderla fácilmente los fines de semana.

Volvimos al coche y seguimos la misma carretera que nos llevo a los pies del Pico de Arieiro donde se levanta un moderno observatorio astronómico. Las nubes del valle empezaban a levantarse y una espesa niebla empezaba a cubrir las vistas.

sendero-montana-madeira

trekking-pico-ruivo

Desde el Pico de Arieiro existe un precioso trekking siguiendo la cresta de las montañas bien señalado con escaleras y barandillas para llegar al pico más alto de la isla de Madeira: el Pico Ruivo (1.861 metros), a unos 6 kilómetros de distancia desde el observatorio astronómico. No disponíamos de tanto tiempo (la ida y vuelta nos hubiera supuesto unas cuantas horas) y nos pusimos a seguir el camino hasta llegar a algunos de los miradores levantados con madera que existen por la zona.

A lo largo del sendero encontramos unos cuantos miradores donde se atisba el mar en algunas ocasiones y uno puede admirar la brutal biodiversidad que crea esta mezcla de clima alpino y tropical a la vez. La tierra volcánica a nuestros pies enriquece el suelo. A su vez, la mística ofrecida por la aparición de la niebla daba a uno la sensación de encontrarse en un paraje digno de las Highlands en Escocia pero con la particularidad de que aquí, la aloe vera sigue creciendo en el lugar más insospechado de las rocas.

Lee también:  Trekking en las montañas Simien (Parte 3)

pico-arreiro-madeira

A la vuelta disfrutamos de la puesta de sol en Cámara de Lobos, un bonito pueblo pesquero ya cercano a nuestro apartamento, donde encontramos un estupendo mirador a lo alto del monte del mismo pueblo con vistas a los acantilados de Cabo Girao.

atardecer-camara-de-lobos

Atardecer sobre Cámara de Lobos

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Ruta en coche por Madeira (II): las montañas del interior de la isla
5 (100%) 1 voto
, ,