Ruta circular por la Sierra de Guadarrama: el camino Schmidt y el collado Ventoso

Google +TwitterFacebook

guadarrama-madrid

Para escapar del aplastante calor del verano en Madrid tenemos cuatro opciones: huir, mudarte a una piscina, pasear por el centro con un aire acondicionado a cuestas o escaparte a la montaña para pegarte una buena ruta senderista por la cercana Sierra de Guadarrama.

Nosotros nos decantamos por la cuarta opción y a continuación os relatamos una ruta circular por la sierra de Guadarrama que realizamos hace unas pocas semanas siguiendo el Camino Schmidt, pasando por el Collado Ventoso y finalmente volviendo al punto de inicio en el Puerto de Navacerrada.

En apenas una hora en coche desde el centro de Madrid se llega al puerto de Navacerrada a más de 1800 metros de altura y donde el aire es puro y el único olor ajeno a la naturaleza es el réflex que usan los ciclistas que merodean por la zona.

Desde el parking de la misma estación de Navacerrada nos dirigimos hacia el oeste donde una amplia pista forestal nos dejó al inicio del camino Schmidt. Se trata de un sendero sin apenas desniveles que bordea la cadena de montañas de los Siete Picos y une el Puerto de Navacerrada con el Valle de la Fuenfría.

La gran masa de pinos nos ayudó a soportar la calor bajo su sombra y a lo largo del camino las vistas de abren con una preciosa perspectiva al frondoso valle a nuestros pies ya en la provincia de Segovia. Generalmente algunas de esas amplias vistas se generan en zonas donde discurren las pistas de esquí de la época de invierno.

Inicio de la excursión desde el puerto de Navacerrada

Inicio de la excursión desde el puerto de Navacerrada

Detalles siguiendo el camino Schmidt

Detalles siguiendo el camino Schmidt

El recorrido a lo largo del camino Schmidt no tiene pérdida. Aparte de estar señalizado con marcas de color amarillo es prácticamente el único camino de la zona y deberemos seguirlo en su orientación a Fuenfría. Gracias al poco desnivel que gana está recomendado para cualquiera que desee internarse en la montaña sin una elevada forma física. De hecho está muy frecuentado y durante los fines de semana veréis un buen ambiente entre montañistas, familias, corredores y algún ciclista con su mountain bike.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Lee:
Ascensión al volcán Calderón Hondo en Fuerteventura
Árboles que impactan por el camino

Árboles cuya presencia impacta por el camino

Antes de llegar al Collado Ventoso encontramos una fuente a medio camino donde aprovechamos para llenar nuestras botellas de agua. Una vez en el collado abandonamos el camino Schmidt y seguimos la senda de los Avelines ligeramente hasta llegar a un mirador con preciosas vistas del valle e incluso de Madrid al fondo. En esta zona convergen varios caminos procedentes de la cercana población de Cercedilla, conectada en tren de cercanías con la capital.

Collado Ventoso

Collado Ventoso

Optamos por una bifurcación hacia el oeste que lentamente fue ganando altura. No obstante, no nos atrevimos a subir a los Siete Picos que con sus más de 2000 metros de altura dominan el perfil montañoso de la zona. Hacía demasiado calor y lo conveniente en estas épocas del año era buscar sombra y corretear por los senderos que se internan por el bosque.

Vistas a Madrid desde el collado Ventoso

Vistas a Madrid desde el collado Ventoso

A los pocos minutos retomamos el Camino Schmidt, más o menos a la mitad de altura del trayecto que habíamos atravesado anteriormente. Lo seguimos placenteramente hasta llegar finalmente al puerto de Navacerrada donde el coche nos esperaba. Antes de marchar nos pegamos un buen entrecot en el mismo restaurante del puerto que ofrece una buena terraza donde escucharéis charlas deportivas muy alejadas de las habituales que se oyen por el centro de la ciudad. A modo de postre, optamos por hacer una relajada siesta bajo los pinos tras una espléndida jornada de montaña por la sierra de Guadarrama.

Si no disponéis de coche la zona está muy bien comunicada con transporte público. La línea de Renfe cercanías C-8 parte de Atocha y nos deja en la localidad de Cercedilla en una hora y media aproximada de trayecto. Desde la estación de trenes de Cerdedilla ya parten varias rutas marcadas para cubrir el interior del valle de la Fuenfría.

Puntúa este artículo
,
Google + Twitter Facebook
2 Comentarios
  1. Maria 24 julio 2015
  2. Quique 25 julio 2015

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *