Rumbo a Cuzco


Partimos de Lima rumbo a Cuzco en un viaje en autocar de 20 horas. Existen varias compañías de autocares en Lima que realizan largos trayectos a lo largo del país. Escogimos Cial que tiene autocares diarios que parten desde Santa Catalina a las 2 de la tarde y llega a Cuzco a las 10 de la mañana. Como era un largo trayecto escogimos la tarifa lujo que subió a los 100 soles.

Un viaje de este estilo se coge con paciencia y el con paciencia y el confort de los autocares también ayuda a la labor con asientos reclinables en posición casi horizontal y posa pies.

A medida que uno parte de Lima empieza a contemplar la interminable procesión de chabolas que se levantan en las desérticas montañas de la ciudad. La mayoría se crearon durante la época en que el Sendero Luminoso aterrorizó al pueblo peruano y mucha gente del interior huyó para amontonarse en el infierno de los barrios periféricos de Lima.

Seguimos la costa del Pacífico en dirección a Nazca. Lamentablemente era de noche cuando pasamos por Nazca y no pudimos ver las misteriosas figuras incscritas en el suelo. Por lo visto, nos contaron que algunas pueden verse desde la misma carretera.

Nos dieron una ligera cena en el mismo autocar y seguimos en dirección Cuzco cruzando continuos collados, algunos de ellos a más de 4,000 metros de altura y puntualmente pudimos ver la ciudad de Cuzco a nuestros pies a las 10 de la mañana.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Mural sobre la historia de Cuzco
Puntúa este artículo
,
4 Comentarios
  1. Jorge 15 diciembre 2008
  2. Quique 15 diciembre 2008
  3. Josefina 17 septiembre 2010
  4. Quique 17 septiembre 2010