Disfrutando de naturaleza y relax en el Balneario de la Concepción del río Cabriel

Google +TwitterFacebook
Nuestra cabaña en el Balneario de la Concepción

Nuestra cabaña en el Balneario de la Concepción

El fin de semana pasado tuve la oportunidad de conocer de primera mano el Balneario de la Concepción al recibir una invitación para disfrutar de las instalaciones por dos noches.

El detalle que más me gustó de esta experiencia -teniendo en cuenta que me autodefino como mochilero al que le gusta viajar por el mundo de manera independiente- es que nadie del numeroso personal que trabaja en el balneario (salvo la persona que nos hizo el check-in) sabía que yo era de Viajablog. Para mí eso es fundamental para poder valorar imparcialmente la calidad del trato que se tiene hacia el cliente. Sea quien sea. Pude deambular a mis anchas por las instalaciones, prepararme mis propias actividades, marcarme mis pautas y pasar un fin de semana de relax y disfrute que voy a intentar plasmar aquí.

Ha sido una magnífica experiencia de la que vosotros también podéis disfrutar siguiendo esta pequeña guía:

Cabañas u hotel

Las calles de la zona de cabañas

Las calles de la zona de cabañas

Llegamos pasado el mediodía al mostrador de recepción y Marisa nos ayudó con el check-in. Nos explicó que nos habían preparado una cabaña con capacidad para cuatro personas y debo reconocer que fue una gran suerte.

El Balneario de la Concepción ofrece dos posibilidades de alojamiento: cabañas rústicas o habitación común de hotel en uno de los cinco que existen en el complejo. Ambos tipos son de una calidad de 3 estrellas.

Como no probé los hoteles os hablaré de mi experiencia en las cabañas. Se encuentran en lo alto de una pequeña colina contigua a la zona de recepción, hoteles, las termas y otras instalaciones de uso común.

Parque infantil

Parque infantil

La zona de cabañas se asemeja a un barrio residencial de calles alineadas jalonadas por un pequeño parque infantil de juegos -con un par de tiendas indias chulísimas que me sentí tentado de probar-; una tienda/bar/club social que ofrece productos básicos y entretenimiento en forma de billar, futbolín y camas elásticas para los más pequeños; una pequeña pista polideportiva con porterías y red de volley; y una piscina. Todo esto, unido al servicio de catering que han incorporado recientemente -puedes elegir entre 3 primeros,3 segundos, postre y pan por 8,50 Euros-, te permite pasar el día entero sin apenas salir del recinto si no quieres.

Llegamos a nuestra cabaña y nos encantó. Hecha de troncos de madera, tiene, en su interior, todas las comodidades de cualquier apartamento. Un porche amplio donde sentarse a ver las estrellas o desayunar; un salón mediano equipado con 2 sofás, una mesa amplia, televisión y una cocina de inducción; un pequeño baño; y los dormitorios: uno con dos camas individuales y otro con una de matrimonio.

Eran las 3 de la tarde y encendimos el sistema de aire acondicionado nada más entrar. A los diez minutos ya se podía dormir una siesta placentera en el frescor de la que sentimos como nuestra casa desde el primer minuto.

El salón con cocina..

El salón con cocina..

...La habitación de matrimonio.

…La habitación de matrimonio.

Estoy acostumbrado a dormir en tiendas de campaña y hostales de mala muerte cuando vago durante meses por esos mundos perdidos, pero si son unas cortas vacaciones para disfrutar y desconectar, siempre busco un lugar en el que me sienta cómodo; un hogar al que tenga ganas de regresar después de un día de senderismo, bicicleta o visitas por los pueblos de alrededor. Y, sin duda, así me sentí en nuestra cabaña.

Lee:
La Casa del Bosc: Calçots y parrilladas en el Montseny

Nuestros vecinos eran, en su mayoría, parejas o familias con hijos pequeños que daban vida al lugar cuando bajaba el Sol y la temperatura en la calle se hacía más soportable. La gente nos saludaba al cruzarnos, como ocurre en los pequeños pueblos o en la naturaleza.

Los huéspedes que suelen alojarse en los hoteles tienen un perfil algo distinto y, de media, son de mayor edad. Allí tienen el comedor principal, los baños termales, el bar y zona de baile, y un bonito paseo arbolado donde disfrutar del aire puro protegidos del Sol. El río pasa a poca distancia de allí.

Baños termales

La piscina de hidromasaje

La piscina de hidromasaje

Es una de las razones más poderosas por las que la gente viene al Balneario de la Concepción. Las aguas termales del Valle del Cabriel tienen efectos reconstituyentes y diuréticos y se vienen usando desde el siglo XVIII para aliviar reumatismos, cefaleas, varices, etc…

Con la reserva de la cabaña, actualmente, se incluye el circuito balneario.

Nosotros fuimos a reservar turno nada más llegar -el viernes por la tarde- y nos dieron hora para el Domingo por la mañana. Hay que tener en cuenta que en temporada alta habrá una gran cantidad de huéspedes usando las instalaciones y debéis reservar lo antes posible.

Llegamos al spa y nos dieron toallas y gorro para pasar directamente a la piscina activa con hidromasaje. Camas de agua que te masajean todo el cuerpo y diferentes chorros situados a distintas alturas para aliviar cuello, espalda y piernas. Yo pasé más de 45 minutos dentro del agua y sólo salí cuando mi piel podía ya confundirse con un pergamino egipcio.

Reserva tu viaje al mejor precio:

La sala de relajación

La sala de relajación

Por un problema de salud no pude usar las saunas y baño turco que hay en la sala contigua a la piscina, pero sí que disfruté de la sala de relajación. Ocupé una de las tumbonas en aquella sala iluminada por una tenue luz rojiza y jugué con los botones del mando de masajes mientras una música relajante me transportaba a otros mundos lejanos de descanso y olvido.

No llegué a utilizar la hora y media de que disponía para completar el circuito pero me sentí igualmente renovado.

En la zona de cabañas hay otra piscina de hidromasaje que puede ser utilizada, gratuitamente, por los que se alojan allí. Sin embargo es más pequeña y tiene muchos menos chorros, así que os recomiendo que vayáis a la principal.

Restaurante y catering

El restaurante de buffet

El restaurante de buffet

Tengo que reconocer que el tema de la pensión completa nunca me ha convencido demasiado por un motivo principal: te ata al lugar. Yo, que soy de culo inquieto, siempre acabo perdiéndome alguna comida o cena casi a diario porque me gusta explorar los alrededores sin estar pendiente de horarios.

Sin embargo, llegamos a desayunar, comer y cenar al menos en una ocasión durante el fin de semana, así que puedo opinar sobre el servicio.

Tenéis la opción de contratar pensión completa o media pensión con el alojamiento, y la gente de las cabañas cuenta con el servicio de catering o la posibilidad de cocinar ellos mismos en sus cocinas individuales o la zona de cocinas de gas (equipadas con grandes paelleras).

El bar exterior

El bar exterior

El buffet del restaurante es de gran calidad teniendo en cuenta que sirven comida para centenares de personas. Siempre puedes elegir entre carne y pescado; sopas, cremas y ensaladas variadas; frutas, yogures, helados y tartas de postre. Muy completo, sabroso, con opciones más y menos sanas, botella de vino rosado de Fuentealbilla -el pueblo de Iniesta triunfa- incluida y un grifo que parecía conectar con el manantial infinito del tinto de verano.

Lee:
Las 10 mejores cosas que ver en Nueva Zelanda

El servicio en las mesas es rápido, eficaz y de trato amabilísimo. Todo un logro teniendo en cuenta la cantidad de gente a la que tienen que atender.

Personalmente me quedo con la comida y la cena (¡aún hoy recuerdo las increíbles chuletas de cordero del viernes por la noche!) y recomendaría poner algo más de variedad, tanto en cuanto a bollería como en cosas calientes y saladas, en los desayunos.

Ocio y actividades

La piscina cubierta en la zona de hoteles

La piscina cubierta en la zona de hoteles

Aunque muchos de los huéspedes del Balneario de la Concepción vienen con la idea de realizar actividades en el Valle del Cabriel, visitar los pueblos de la zona y disfrutar del río, hay otros muchos que vienen a relajarse y apenas dejan las instalaciones del balneario.

De las actividades que podéis realizar por la zona os hablaré en otro artículo.

El balneario tiene una plantilla de animadores que se encargarán de hacer bailar y participar en juegos a todo el mundo que se deje un poquito. El viernes noche, después de la cena, fuimos un rato a la zona del bar y un grupo de música tocaba en directo covers de grandes éxitos de épocas pasadas… Y muy pasadas. La simpática Cloti marcaba los pasos de las distintas coreografías sólo para que yo certificara, una vez más, que soy un auténtico negado en el tema del baile si hay que sincronizarlo con casi cualquier tipo de música. Muchas de las señoras mayores -todas mejores bailarinas que yo- me miraban con cara de guasa. No era para menos.

Hay también una sala equipada con juegos de mesa, bingo diario, un cine y pistas deportivas (fútbol sala, pádel y baloncesto).

Situación

El entorno natural del Valle del Cabriel merece la pena

El entorno natural del Valle del Cabriel merece la pena

El Balneario de la Concepción está situado en el límite entre las comunidades autónomas de Castilla La Mancha y Valencia, en una zona de gran belleza natural y tenéis a mano bonitos pueblos como el de Alcalá de Júcar.

El Valle del Cabriel ofrece rutas de senderismo, descenso de barrancos, paseos en bicicleta o, simplemente, refrescantes baños en las límpidas aguas del río Cabriel.

Conclusiones

Nuestra experiencia en el Balneario de la Concepción fue mucho más que satisfactoria.

Instalaciones del Balneario

Instalaciones del Balneario

En un entorno natural encantador pudimos disfrutar de las comodidades de un moderno apartamento a pesar de encontrarnos en una bonita cabaña de madera. El personal de servicio a todos los niveles -camareros, recepcionistas, personal de mantenimiento, animadores, personal del spa- demostró ser grandes profesionales y tener un trato exquisito con el cliente (recordando aquí que nadie sabía que estábamos allí para hacer un reportaje del balneario).

Es un buen lugar para pasar unas vacaciones de desconexión con el medio urbanita, relajarte, tratar molestias en las aguas termales del spa y realizar actividades en la naturaleza.

El balneario está preparado para procurar una plácida estancia a todo tipo de clientes: personas mayores, familias jóvenes y parejas que buscan algo de romanticismo alejados de la ciudad.

Sin duda, una experiencia que merece la pena y un lugar único en la zona.

Para más información podéis visitar los siguientes sitios web: Cabañas rurales del Cabriel y Balneario de la Concepción.

Puntúa este artículo
, , , ,
Google + Twitter Facebook
5 Comentarios
  1. Kristineta! 21 agosto 2014
  2. Antojo Extremeño 21 agosto 2014
  3. David 3 septiembre 2014
  4. reyes gisbert 2 febrero 2015
  5. David 2 febrero 2015

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *