Rabia

Google +TwitterFacebook

Aunque coincido con avistu en la sensación de dolor al leer y escuchar los testimonios y noticias sobre tan terrible tragedia, no comparto la opinión de no señalar a nadie con el dedo.

El avión es uno de los medios de transporte más seguro mirando a las estadísticas de accidentes en trenes, automóvil o barco, pero, a diferencia de éstos otros medios, si estás implicado en un accidente, no tienes apenas posibilidades de sobrevivir y los muertos se cuentan por centenas en cada siniestro.

Algunas veces se puede achacar a problemas meteorológicos o mala suerte, pero cuando hay indicios de que puede haber sido un fallo humano, pienso que se debe llegar al fondo de la cuestión y dar un escarmiento ejemplar a los culpables. Las personas relacionadas con una línea aérea – ya sean sus dirigentes, pilotos, personal de aire o de tierra, mecánicos, ingenieros, etc…etc…- tienen que tener en cuenta que, además de dirigir un negocio que esperan hacer rentable, deben tener como máxima prioridad la seguridad de sus pasajeros o clientes. Porque aquí no se juega sólo con retrasos, menús de abordo insulsos o asientos estrechos. Aquí también uno se juega su bien más preciado, que no es otro sino la vida.

Es cierto, no tenemos aún informaciones concluyentes al 100% pero empiezan a oírse voces y todas parecen ir en el mismo sentido. Spanair se olvidó de con qué estaban jugando.

En un informativo español, la madre de una de las víctimas relataba cómo su hija le había avisado de que les habían de vuelto al lugar de estacionamiento después de un intento de despegue abortado. En El Mundo leía cómo, la semana pasada, un avión -del mismo modelo y compañía- había perdido fuerza en el aire en un vuelo desde Lanzarote a Madrid y fue desviado a Gran Canaria.

Lee:
KLM y el espacio entre asientos Clase Business

Spanair compró en el 93 a Korean Air el avión siniestrado, un MD-82 que dejó de fabricarse en 1999 y ha tenido seis siniestros mortales en los últimos 8 años. Ésta frecuencia no es nada normal en aviación civil y habría que preguntar a los encargados de Spanair, por qué sólo estaban estudiando la propuesta de renovación de flota y no lo hicieron mucho antes.

Algunas compañías están intentando ser rentables a toda costa e incluyen el término bajo coste en todo, no sólo en precios, sino en gasto en seguridad para el viajero, que es lo que de verdad nos debería preocupar cuando vemos las fantásticas ofertas en sus websites. Y levanto la mano como el primer culpable de no investigar estas cosas como qué tipo de aviones utilizan y los informes y noticias de problemas técnicos con ellos. Nos puede el ansia de volar barato y poder conocer cuanto más mundo mejor. Sin entrar en la paranoia, pondré un poco más de atención a ésto a partir de ahora.

Por eso, por el dolor, por la rabia de ver a las familias destrozadas en la televisión, por la injusticia que supone ver unas vidas llenas de ilusión cortadas por su raíz de forma tan brusca… por todas estas razones se debe remover y esclarecer lo que pasó en este accidente, porque será la única forma de aplicar un correctivo a las compañías que jueguen con la seguridad de nuestro bien más preciado y mejorar la prevención de este tipo de tragedias.

Un abrazo desde aquí para todos los familiares y amigos de las víctimas y mi más sincero pésame.

Lee:
Asientos cama en los aviones de Air New Zealand

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook