De termas a puentes, de trenes a tapas: Guía para descubrir Orense

Google +TwitterFacebook
Terrazas al sol, Orense, Galicia

Terrazas al sol, Orense, Galicia

Dice mucho del saber hacer de los ingenieros imperiales que en pleno siglo XXI siga en pie el puente romano que construyeron en Orense, para salvar el cauce del Río Miño. Dice mucho de la riqueza, comercial, industrial y administrativa, de esta ciudad y de la necesidad de mantenerla y aumentarla que haya al menos otros cuatro puentes construidos con posterioridad.

Eclipsada por una ciudad con una gran catedral (la de Santiago) y una ciudad con un pequeño casco antiguo (el de Pontevedra), casi equidistante de ambas, Orense tiene un tamaño intermedio, y grandes virtudes, para combatir la percepción de ser una de esas ciudades gallegas de interior injustamente olvidadas por las modas turísticas de turno.

Quienes no se alejan de la costa, o sus pies sólo buscan caminar hacia Santiago, se pierden una Orense atractiva de día y también de noche. Y se pierden, entre otras cosas:

Plaza Mayor, Orense, Galicia

Plaza Mayor, Orense, Galicia

Ferrocarriles para niños grandes (y pequeños)

Colección de Trenes Fernández Pacheco, Orense, Galicia

Colección de Trenes Fernández Pacheco, Orense, Galicia

Cuando su padre le regaló a Manu su primer tren de juguete, en 1955, ninguno de los dos se imaginaba las dimensiones que iba a alcanzar la afición del niño.

Descomunales es quedarse corto porque Manuel Fernández-Pacheco llegó a juntar más de 4.000 piezas ferroviarias en tamaño HO.

Si de pequeño has tenido un IBERTREN, imagina el placer que supone ver todas esas locomotoras, de vapor y eléctricas, vagones, de pasajeros y mercancías, y máquinas de reparación y mantenimiento, expuestas vitrina tras vitrina.

Donadas por él y su mujer, desde el año 2002 la COFEPO (Colección de Trenes Fernández Pacheco) se encuentra expuesta, y la visita es gratuita, en el Centro Cultural Marcos Varcálcel de la Diputación de Orense, en el modernista Edificio Simeón junto a la Oficina de Turismo de la ciudad.

Y si la escala HO nos parece pequeña, ¿qué tal montarse en el techo de un tren para hacer un pequeño recorrido? No se trata de reproducir esas imagenes de trenes en India, que ocurren generalmente con ocasión de importantes festividades religiosas, sino de probar pequeños trenes de enganches de 5”.

En Carrileiros, ontados a horcajadas sobre los pequeños vagones, hay casi 500 m de vías por los que circulan los convoyes, los domingos de 11:30 a 13:30 en el Parque Ferroviario, tras el Claustro del Convento de San Francisco.

El Paraiso a todo color

Si la Catedral de Santiago presume del protegido y aislado Pórtico de la Gloria, la Catedral de Orense sorprende al visitante con la inesperada policromía del Pórtico del Paraíso.

El acceso a la Catedral Basílica de San Martín de Orense se hace por su lado Sur, con una puerta que da a la Plaza del Trigo, donde antiguamente se comerciaba con ese cereal. Mi recomendación es que no lleguéis con prisa y no entréis aún en el edificio.

Vista desde Plaza del Trigo, Catedral de Orense, Galicia

Vista desde Plaza del Trigo, Catedral de Orense, Galicia

Puerta Oeste de la Catedral de Orense, Galicia

Puerta Oeste de la Catedral de Orense, Galicia

Alejaos un poco, unos metros más allá de la Fuente Nueva, y desde la calle (cuidado con el ocasional coche) disfrutad de unos segundos de la visión de la Catedral, que desde esa perspectiva parece más un palacio de hidalgos que un importante edificio religioso. Respirad el ambiente de esa tranquila zona antes de entrar en el edificio, donde se respira una tranquilidad más solemne.

Por dentro, la Catedral tiene una planta tradicional, aunque se ha visto reformada en distintas ocasiones desde que se edificó, entre los siglos XII y XIII. Si os gustan las leyendas, dicen que a su majestuoso Santo Cristo (siglo XIV) le sigue creciendo el pelo y la barba (aunque en realidad son postizas).

Pórtico del Paraíso, Orense, Galicia

Pórtico del Paraíso, Orense, Galicia

Escondido en el lado sur de la Catedral, junto a una puerta habitualmente cerrada (durante mi visita a Orense sólo la vi abierta para una boda), nos espera una sorpresa.

Lee:
Viaje a la relajación y salud de Gran Canaria

Olvidad las imagenes solemnes, serias y monocromas que representan un tema tan dramático para los mortales, o gozoso para los justos, como Apóstoles, Ancianos del Apocalípsis, y Profetas. El Pórtico del Paraiso, s. XIII, posterior – y más sencillo – que el Pórtico de la Gloria, es una verdadera joya de Orense.

Interior Catedral de Orense, Galicia

Interior Catedral de Orense, Galicia

Alojamiento recomendado

A pocos minutos del acceso al Centro Histórico, en una tranquila calle, se encuentra el Carris Cardenal Quevedo, un moderno hotel de 4 estrellas. Existe un parking en el sotano del hotel (la calle es zona azul) o a unos minutos zona de aparcamiento libre. Las habitaciones son amplias, cómodas y muchas de ellas ofrecen un balcón en el que relajarse después de un paseo por la ciudad (o después de haberse súper vitaminado y mineralizado en las termas).

Portico del Paraiso, Catedral de Orense, Galicia

Portico del Paraiso, Catedral de Orense, Galicia

Un paseo por la Edad Media

Un reparado puente romano que franquea el Miño ayuda al transporte de mercancias y personas y crea riqueza en torno a él. Se recaudan tributos, la ciudad crece, la gente de los campos emigra, se construyen iglesias, artesanos y comerciantes se establecen en el núcleo urbano. Hay que demostrar que una familia es pudiente con limosnas más generosas que enriquecen los edificios religiosos.

Catedral de Orense desde Plaza del Corregidor, Galicia

Catedral de Orense desde Plaza del Corregidor, Galicia

El centro histórico que podemos ver hoy en día, nos habla de un Orense dedicado en gran medida al comercio del vino en la Edad Media, bajo el gobierno de obispos que eran a la vez poder civil y religioso.

Un paseo, una ruta por Orense, no puede dejar de incluir (además de una visita con audioguía a la Catedral) el gótico Claustro de San Francisco, del siglo XIII y que perdió (fue trasladada piedra a piedra) su iglesia en 1929, la Iglesia de Santa Eufemia (de cóncava fachada barroca gallega, Iglesia de Santa María Madre (con su enorme escalinata) o (para no centrarnos sólo en edificios religiosos), la curiosamente inclinada Plaza Mayor de Orense.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Plaza del Trigo desde Catedral de Orense, Galicia

Plaza del Trigo desde Catedral de Orense, Galicia


Tres cousas hai en Ourense,

que non as hai en España,

o Santo Cristo, a Ponte,

e as Burgas fervendo auga.

Traducción al castellano:

Tres cosas hay en Orense,

que no las hay en España,

el Santo Cristo, el Puente,

y las Burgas hirviendo agua.

El agua más sana (y caliente)

Dicen que Orense debe su nombre al agua, aunque hay varias teorías al respecto. Pudo haber sido llamada “Aurense” por los romanos debido a la abundancia de oro en el Miño, derivado su nombre del “Aquae Urente” latino, o ser tan germánica como “Warmse”.

Sea como fuere, excepto la primera acepción, todas las demás hacen referencia a una característica que ha motivado una de las orientaciones turísticas de Orense: capital termal.

Termas de Outariz,Orense, Galicia

Termas de Outariz,Orense, Galicia

Los romanos sabían bien de la importancia del baño, como ritual frecuente, para la salud. Fueron los que en el siglo I llegaron a Orense y descubrieron sus fuentes termales. En el centro de la ciudad se encuentra la zona de Las Burgas donde, con fines religiosos y de salud, establecieron unos baños públicos.

Hoy en día existe un sencillo Centro de Interpretación de Las Burgas junto a los restos arqueológicos y, vamos a llamarlo historia viva, una piscina termal. Abierta de martes a domingo, si no te asusta que el agua salga a 68 grados (aunque es enfriada posteriormente a unos razonables 38 grados) y quieres gozar de las propiedades mineromedicinales casi en plena calle, no tendrás que desplazarte mucho.

Tres leyendas de Las Burgas

Quien se lave las manos en las fuentes de las Burgas, se casará antes de un año. Si es hombre, con una orensana; si es mujer, con un orensano.

Las aguas calientes proceden de un volcán en reposo que está en la base del Montealegre. Un día explotará, destruyendo a la ciudad y al demonio.

Las aguas de las Burgas curan porque nacen en la Catedral de Orense, a los pies del Santo Cristo

Pero si quieres disfrutar del agua termal en un entorno natural, lo tuyo es la Ruta de las Termas. En el centro de Orense puedes subirte a un trenecito que recorre la ribera del Río Miño, haciendo parada en cada una de sus seis termas.

Estación Termal de Outariz,Orense, Galicia

Estación Termal de Outariz,Orense, Galicia

Hay cuatro termas públicas (A Chavasqueira, O Muiño. Outariz y Canedo, por sus nombres en gallego), y dos estaciones termales privadas (A Chavasqueira y Outariz). Las estaciones privadas tienen mejores instalaciones y ofrecen más servicios.

Por ejemplo, la Estación Termal de Outariz está inspirada en la tradición termal japonesa, como atestigua la decoración y la carta de masajes y tratamientos. Desde baños aromáticos y vinoterapia a masajes zen y circuitos celta, hay una amplia oferta para el relax y la salud a orillas del Río Miño

El paso del Río Miño

20 siglos separan el primer puente que se levantó sobre el Río Miño del más reciente, y polémico. Entre ambos, otras tres construcciones, sin irnos al extrarradio, han servido para comunicar las dos orillas de la ciudad.

Puente Romano de Orense desde el Puente del Milenio, Galicia

Puente Romano de Orense desde el Puente del Milenio, Galicia

Orense, que no es capital costera gallega sino capital fluvial, arrancó el siglo XXI inaugurando el llamado Puente del Milenio. 275 metros de longitud y una pasarela peatonal que ejerce de mirador privilegiado y estrambótico por su forma. La parte polémica ha sido la duda de a qué administración (provincial, local) le correspondía su gestión, por lo que se ha pasado quince años sin mantenimiento.

Dos mil años antes, en el siglo I, los romanos construyeron un puente que se ha ido conociendo como Puente Romano, Puente medieval, Puente Viejo y Puente Mayor. Sucesivas reparaciones y restauraciones han permitido que se siga usando hasta el día de hoy.

Puente del Milenio sobre el río Miño, Orense, Galicia

Puente del Milenio sobre el río Miño, Orense, Galicia

Un viaducto, una pasarela y otro puente completan la lista de puentes del centro de Orense, aunque si seguimos algo más arriba y abajo el Río Miño, podemos encontrar hasta nueve construcciones que flanquean el curso de agua.

Gastronomía y el placer de una terraza

Tener una Plaza Mayor con terrazas es casi un imperativo legal en España. Orense no es ajena a esa costumbre tan nuestra – ayudada por la bonanza del clima – y, como hongos, brotan terrazas y sillas en dos de los laterales de la misma.

Pero hay más, porque el casco viejo de Orense, la Cidade Vella, tiene casi tantos bares y establecimientos de comida como huecos hay a la sombra de sus muros.

Terrazas en Plaza Mayor de Orense, Galicia

Terrazas en Plaza Mayor de Orense, Galicia

Experiencia personal

Un día en Orense sólo da para una comida y una cena, así que sólo puedo compartir dos experiencias gastronómicas personales y subjetivas.

Comí en Porta da Pía, un restaurante-jardín-bar de copas (Parque de las Mercedes, 1), menú del día de 16€, (poco) pulpo a la gallega (sin patatas), Tataki de atún (sin que regatearan en la soja), natillas caseras y una cerveza.

Cené en el Bar Bimba C/Hornos, 12) una media ración de calamares (5€), media ración de pulpo a feira (7€) y un par de copas de Godello (1,70€ cada una). La calle estaba hasta la bandera, como no podía ser menos.

Terrazas junto a la Catedrañ de Orense, Galicia

Terrazas junto a la Catedrañ de Orense, Galicia

Desde la Plaza del Hierro hasta los alrededores de la Catedral, orensanos y visitantes tienen tantas opciones gastronómicas que a mí y hasta a la oficina de turismo nos cuesta recomendar uno en concreto, aunque ellos si que han preparado una ruta de tapas y vinos en su web.

Orense es importante a nivel administrativo como capital de la provincia homónima. Lo es también para el transporte por ferrocarril y carretera entre el resto de España y Galicia. Pero entre las razones para hacer una escapada a Orense hay una exposición de trenes única en España, un Pórtico multicolor, un Cristo barbudo, una iglesia trasladada piedra a piedra, turismo termal y unas calles medievales bajo cuyos muros se come, se bebe y se ríe.


Más información

Esta es la página web de Turismo de Orense y estos son los datos de contacto para resolver cualquier duda en su oficina antes y durante la visita (garantizo la amabilidad de José Ramón).

Esta es la ciudad de Orense en Google Maps:

De termas a puentes, de trenes a tapas: Guía para descubrir Orense
4.4 (88%) 5 votos
, , , ,
Google + Twitter Facebook

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *