Qué llevar en la mochila en un viaje a África

Zai Aragon
Zai Aragon -fotógrafa y aventurera- ha realizado un viaje de un mes por África recorriendo Sudáfrica, Botswana, Zambia y Namibia y nos resuelve las dudas principales de un viaje de este tipo: ¿Qué me llevo en la mochila?

Dejemos paso a sus palabras para que nos ilustre:

La experiencia me ha demostrado que no por llevar la mochila muy llena vas más preparado para el viaje, sino todo lo contrario: cuanto más peso y más bultos inútiles, menos te mueves, y no es eso lo que queremos en un viaje, ¿o sí?

A continuación desgloso mi lista de equipaje que me llevé en la mochila para viajar durante un mes por África, aunque este mismo material puede servir para cualquier viaje que se haga a algún lugar con clima cálido.

Mi mochila la llenan:

– Un botiquín con tiritas, mini tijeras, gasas, yodo, antiestamínicos y suero para la deshidratación.

– Ropa: 4 camisetas, 2 pantalones largos, 2 cortos, una sudadera, 1 biquini, ropa interior, zapatillas de deporte y 2 pares de chanclas.

– Gorra o sombrero.

– Toalla especial de viaje: son muy ligeras y se secan enseguida.

– Reloj con alarma.

– Guía de viaje y un libro sobre la zona para inspirarme.

– Mini bolsa-nevera para meter un sandwich y barritas energéticas o cualquier otro snack.

– Una navaja. Muy útil para pelar fruta y para muchas otras cosas (si vas en avión no te olvides de facturar la mochila)

– 2 cámaras de fotos con sus respectivos objetivos, cargadores, filtros…

– Un impermeable.

– Kit para dormir: almohada inflable, tapones para los oídos y antifaz. Nunca sabes dónde vas a tener que dormir, así que es mejor ir preparado.

Lee también:  En la mochila de Dina: viajando contigo

– Papel higiénico y gel para lavar las manos sin agua.

– Neceser.

– Gafas de sol, protector solar y antimosquitos. No salgas de casa sin esto.

– Un cuaderno.

– Un spray de pimienta (Nota: en África su uso es legal, pero infórmate si vas a otro sitio)


También es conveniente llevar una mochila de día plegada dentro de la otra mochila (puedes meter tu ropa ahí y así mantienes el contenido más ordenado). Cuando llegas a un sitio lo normal es quedarte más de un día en el mismo lugar, y no es muy recomendable ir cargando con una mochila gigantesca todo el tiempo. Si te puedes deshacer de ella y dejarla en algún lugar seguro (tú habitación, la recepción del hostal) entonces verás que es muy útil haber echado la otra mochilita.

Yo todo esto lo meto dentro de una mochila de 40 litros -¿quién dijo que jugar al tetris no sirve para nada?-, aunque creo que me voy a hacer con una un poco más grande porque mi equipo fotográfico está creciendo y ahora tengo que incluir también un ordenador. En cualquier caso, antes de comprarte una mochila ten en cuenta que cuánto más grande sea más la llenarás y más incomodo irás.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
Una respuesta
  1. Mochilero 22 junio 2010