Qué hacer en una escapada de 3 días en Gales

castillo-caernarfon

Gales es una tierra situada en el oeste de la isla principal del Reino Unido. Aunque forma parte de él, tiene una rica historia propia, llena de mitos y leyendas contadas en un idioma donde las consonantes apenas necesitan a las vocales y se hace prácticamente ininteligible para cualquier extranjero.

Se puede recorrer en una semana, aunque si te quedas un par llegarás a saborear mucho mejor la gran oferta de ocio, paisajes y e historia que tiene preparada para el viajero.

A forma de resumen de los artículos escritos anteriormente sobre mi viaje a Gales, os dejo este manual de actividades sugeridas para realizar en una escapada corta en la que queráis probar un poquito de todo lo que tiene para ofreceros. ¡Coge un vuelo de Easyjet a Liverpool y disfruta!.

Actividades al aire libre

gales_coasteering

Bosques, ríos, montañas, lagos, prados, valles y una salvaje costa accidentada. La cantidad de actividades que invita a realizar un paisaje como éste, te mantendría ocupado por varios días o semanas.

Especialmente famosas son:

  • Surf, con varios campeones británicos saliendo de las playas del sur de Gales y las nuevas instalaciones de Surf Snowdonia a punto de ser inauguradas.
  • Coasteering, una divertida disciplina que, se dice, fue inventada por estos lares y consiste en vadear las rocas de la costa con una combinación de escalada, saltos y nadar.
  • Kayaking, siendo la costa de Anglesey uno de los mejores lugares a nivel mundial para realizar este deporte en mar abierto.
  • Senderismo, con el famoso Parque Nacional de Snowdonia para tener el honor de practicar en las mismas montañas en las que Edmund Hillary y su equipo practicó antes de emprender su hazaña de conquistar la cima del Everest. Pero si prefieres el llano, tienes muchos bosques y parques por donde relajarte con un buen paseo en la naturaleza.
  • Tirolinas: si te gusta eso de bajar atado a un cable, no puedes dejar de probar la tirolina más veloz del mundo.
Lee también:  Practicando el Coasteering en Anglesey, Gales

Castillos

castillo-conwy

En Gales podrían vivir, sin problemas, todas las princesas de los cuentos habidos y por haber. Hay centenares de castillos de todos los tipos: grandes fortificaciones bien conservadas que vigilan pueblos y bahías, y otros medio ruinosos que apenas alcanzan a verse, devorados por árboles y plantas, queriendo camuflarlos, para siempre, en las entrañas de los bosques.

Entre los primeros destacan aquellos que fueron levantados por el rey inglés Eduardo I, a finales del siglo XIII, como parte de su plan maestro para someter a toda la isla. El Anillo de Hierro se extendió por tierras galesas en forma de castillos inexpugnables que apuntalaron el dominio de las tropas del llamado Longshanks. Algunos ejemplos son:

  • Castillo de Conwy: erguido sobre la bahía, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
  • Castillo de Beaumaris: con su foso y puente, este castillo de dos anillos es una de las fortalezas galesas mejor conservadas. Desde sus almenas puedes contemplar el mar.
  • Castillo de Caernarfon: construido con ciertas influencias de las fortificaciones que Eduardo I contempló durante sus cruzadas en Constantinopla, este castillo pasaría definitivamente a la fama por ser en el que se proclama a los actuales Príncipes de Gales. Una estampa preciosa cuando se contempla al atardecer, imponente sobre un pequeño puerto pesquero.

Pueblos con encanto

Beddgeler

Beddgelert

Si ya estás un poco cansado de tanta piedra y las actividades al aire libre te han dejado el cuerpo medio molido, no te preocupes porque vas a poder relajarte visitando una ingente cantidad de pueblecitos donde el relax, la buena cocina y las estrechas y pintorescas calles son sus principales atractivos.

Lee también:  Visitando la monumental ciudad de Córdoba

Una ruta sugerida, si vas con un coche propio, sería la que pasa por estos pueblos:

  • Conwy: la pequeña estatua del gran Llywelyn, último rey galés, se enfrenta, en clara desventaja, con el imponente castillo de Eduardo I. Conwy, sin embargo, no es sólo su castillo. Pequeñas calles con comercios de toda la vida, el puerto pesquero y una vida apacible son también valores añadidos.
  • Beaumaris: esta pequeña villa vive de cara al mar y ofrece excursione en barco a la cercana isla de los frailecillos. Si tienes suerte quizá llegues a contemplar alguno de estos curiosos pájaros. El castillo es el principal atractivo turístico en un lugar donde el ritmo de vida se ralentiza.
  • Beddgelert: la lápida bajo el árbol en el parque de Beddgelert recuerda la trágica leyenda del fiel perro Gelert, al que Llywelyn dio muerte cegado por un malentendido.
  • Llandudno: el resort por excelencia en el Reino Unido. Este pueblo donde la brisa del mar se mezcla con el aire victoriano parece un viaje en el templo al auge de los pueblos-balneario. Caminar por su paseo marítimo, tomarse una pinta en las terrazas de sus pubs o fotografiarse junto a las curiosas estatuas de los personajes de “Alicia en el País de las Maravillas”, son algunas de las cosas que puedes hacer en Llandudno.
  • Portmeirion: es la creación de un arquitecto medio excéntrico. Construyó una especie de villa de lujo mediterránea con componentes de lo más variados y coloridos. Una muestra artística entre los bosques costeros de Gales.
  • Betws-y-Coed: un resort de interior situado en el corazón del Parque Nacional de Snowdonia. En sus estrechas calles podrás ver comercios de piedra donde se venden todo tipo de equipamiento para la vida al aire libre y el camping. Merece la pena ver su cascada, Swallow Falls, que se encuentra en el centro del pueblo.
Lee también:  Visita a Monsaraz en Portugal

Gastronomía

gales-comida

Cuando uno va conduciendo por las estrechas carreteras de Gales se da cuenta de que el plato nacional no puede ser otro que algo relacionado con las ovejas. Son miles las que puedes ver aquí y allá, pastando tranquilas en un lugar que debe ser lo más parecido al Jardín del Edén ovino.

En efecto, los platos de cordero son sabrosísimos en esta parte del mundo. También la carne de ternera y el pescado de río y mar tiene una gran calidad.

Creo que estos son suficientes motivos para visitar Gales y quedarse unos cuantos días, ¿no te parece?.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *