Prácticas de coche por la pista de aterrizaje

Leyendo la prensa, he encontrado una curiosa historia en la que un oficial de aviación de Filipinas ha sido suspendido de su cargo por las travesuras de su hijo.

Resulta que un avión con 80 personas a bordo tuvo que abortar su aterrizaje al casi rozar con la furgoneta de Luis, el hijo del oficial suspendido.

Luis vive muy cerca del aeropuerto y admitió en su declaración que frecuentemente se llevaba a su novia a realizar prácticas de coche en la misma pista de despegue. También, por lo visto, usaba la pista como atajo para llegar antes a casa.

Un monumento deberían darle a la novia del chaval…

Vía | The Sydney Morning Herald

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Heathrow, la pela es la pela
Puntúa este artículo