Porto: playas, carreteras y acantilados en el oeste de Córcega

playa_porto_Bussaglia

Playa de Bussaglia en Porto, Córcega

El mejor recuerdo que tengo de Córcega es la espectacular carretera que recorre los acantilados entre Porto y Calvi.

Tras realizar nuestras incursiones por los pueblos del interior de Córcega y el interesante trekking por el cañón de Spelunca decidimos volver a la costa y nos instalámos en un bonito hotel a las afueras de Porto. Dejamos atrás Porto y a pocos kilómetros encontramos un desvío junto con un letrero que anunciaba un hotel junto al mar.

Decidimos probar suerte y topamos con un estupendo hotel de solo dos estrellas a pocos metros de la playa de Bussaglia. Al ver por primera vez el hotel l’Aiglon me sorprendió que tuviera tan pocas estrellas al contemplar la bonita arquitectura del edificio, la inmejorable localidad donde se encuentra y la espléndida terraza al exterior.

Al entrar al hotel y ver las habitaciones vimos que el hotel quizás necesitaba algún arreglillo. Su construcción parece tener unas tres o cuatro décadas a sus espaldas y un toque de pintura y unos trabajillos de albañilería sin duda le aumentarían una estrella fácilmente. Aun así, la habitación doble con baño interior limpio nos pareció más que suficiente para descansar esa noche y explorar la costa de Porto al día siguiente.

Cenamos en el mismo hotel y nos ofrecieron un menú de productos típicos de Córcega de buena calidad.

scandola

Península de Scandola

Por la mañana, tras el desayuno pagamos y el precio, pareció subir una estrella de más. Aun así, habitación, cena y desayuno nos salió por 112 euros para dos personas que rondaba la media que estábamos pagando a diario durante nuestro viaje por la isla de Córcega.

Lee también:  Medusas peligrosas por las playas de Ibiza y Formentera

Tras despedirnos del hotel nos dirigimos a la playa de Bussaglia. A pesar de su gruesa arena me pareció una de las playas con mejores panorámicas que había visto en Córcega hasta el momento. Los colores del amanecer despuntaban y formaban interesantes formas sobre los acantilados que circundan la playa.

En la localidad de Porto fuimos a preguntar horarios y precios para realizar una excursión en barco por la reserva natural de Scandola. Los barcos parten del puerto a las 9 y a las 2 de la tarde en una jornada de tres horas y media parando en la Girolata en una visita de media hora. Llegamos a las 11 de la mañana y no podíamos permitirnos perder todo el día así que tras tomarnos una menthe à l’eau optamos por dejarlo estar y en su lugar visitamos la costa oeste desde Porto hasta Calvi a nuestro aire.

Sin duda las curvas que serpentean los acantilados entre Porto y Calvi son una gozada para los amantes del volante y también para aquellos que aprecien la naturaleza de la costa mediterránea en su máximo esplendor. A cada recodo del camino aparece una bella panorámica del mar y sus costas. Disfrutamos del recorrido y no pasamos de la tercera marcha para apreciar cada detalle que nos deparaba esta hermosa zona de la costa oeste de Córcega.

Una vez en Calvi, aparcamos en el párking público del centro y nos instalamos en el primer hotel que encontramos en la ciudad. El hotel Belvedere con sus dos estrellas y sus 50 euros la doble fue el escogido. Me sorprendió abrir las ventanas de la habitación y ver en una sola imagen la ciudadela de Calvi, las montañas nevadas al interior de Córcega y un barco crucero en el muelle de la ciudad.

Lee también:  Ruta por los pueblos del interior de Córcega

calvi_corcega

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Porto: playas, carreteras y acantilados en el oeste de Córcega
5 (100%) 1 voto
,
Una respuesta
  1. La Morada del Viajero 22 junio 2011