Peripecias llegando a China

pekin_ciudad_prohibida

Pekín: entrada a la ciudad prohibida

Buengo gente, pues aquí estoy escribiendóos mi primer artículo desde China, cuando apenas he puesto un pie en la calle, y aún ni siquiera uno a la luz del día. Así que poco por contaros en cuanto a Pekín aún.

Sin embargo, y para tener algo que comentar a los lectores de Viajablog, decidimos que era mejor hacer el viaje hasta aquí más interesante y perder algún vuelo debido a un retraso inesperado de nuestro primer avión que cubría el trayecto de Dublín a Londres. Gracias Aer Lingus. Con razón Ryanair triunfa tan claramente en el pulso de compañías aéreas de la isla irlandesa.


Aer Lingus nos dejó en Heathrow sin tiempo suficiente para tomar el vuelo que nos debería llevar directamente a Pekín, con lo que nos tocó ir al mostrador de British Airways para ver qué podían hacer por nosotros.

Deberíamos haber salido a las 4.30 de la tarde hacia Beijing, y nos cambiaron el billete por uno a las 9 hacia Hong Kong con una conexión -en la que sólo teníamos hora y media- con Dragon Air hacia Pekín.

Tras un vuelo de casi 12 horas llegamos al aeropuerto de Hong Kong con 40 minutos de retraso, pero menos mal que el personal de British ya había dado aviso al personal de tierra de Hong Kong y había un encargado de Dragon Air esperándonos para llevarnos como un ciclón a la puerta de embarque del vuelo a Pekín.

Nosotros conseguimos hacer el traslado justo a tiempo, pero nuestras maletas -como ya nos esperábamos- no pudieron seguirnos el ritmo. Quizás fue porque no tenían ruedas o por falta de ritmo de entrenamiento. Teníamos que haberlas puesto a correr tipo Rocky, entrenando en la nieve de las montañas y gritando “Adriannnnnnnnnnn” cuando llegaran a la cima.

Lee también:  Transporte en China

Así que aquí estamos, en el hostal de a 4.5 euros la noche que encontramos en Pekín y esperando a que hoy nos llegue el equipaje.

En el aspecto positivo deciros que la Dragon Air es una línea aérea China de lo mejor que he visto en cuanto a servicio, cena y demás. Nos trataron genial.

Nada más llegar al aeropuerto de Pekín, también nos pudieron informar enseguida sobre nuestras maletas y ahora a ver si nos llegan porque aquí hace una rasca impresionante. Ayer con 5 grados bajo cero a la llegada y ahora parece que tenemos Sol y nos iremos a hacer nuestro primer paseito por la ciudad.

El hostal no es nada del otro mundo pero el personal es majo y hemos conocido a Janas, un letón que trabaja por aquí, y Matt, un yanki que lleva unos meses enseñando inglés en una ciudad al sur de Pekín. Muy majetes los chavales, que nos dieron varios consejos sobre la ciudad y lugares para ver en China.

Bueno, pues a darse una ducha rápida y ya os contamos luego.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
7 Comentarios
  1. Pau 18 enero 2011
  2. David 18 enero 2011
  3. Colegota 18 enero 2011
  4. Quique 18 enero 2011
  5. avistu 18 enero 2011
  6. Arancha 19 enero 2011
  7. Max 28 enero 2011