Pastel, cerámica y vino en el Tarn de Francia

La piscina del spa de Terre de Pastel

La piscina del spa de Terre de Pastel

Durante los días de finales de Marzo que recorrí la bella región del Tarn francés pude sentir los ecos de la historia en ciudades y pueblos tan llenos de ella como lo son Montauban, Cordes Sur Ciel o la capital de la región, Albi.

Pero no sólo tuvimos tiempo de admirar estos lugares sino que además pudimos aprender sobre los productos de la región que disfrutan de fama internacional, cada uno en su campo. Para ello visitamos una pequeña bodega de vinos, una fábrica de cerámicas y un spa-restaurante-museo basado en la planta de pastel (glasto).

Bodega Plageoles

Los vinos más famosos de esta zona de Francia son los de Gaillac y visitamos la bodega Plageoles -con Bernard como anfitrión- que es uno de sus máximos exponentes.

Llegamos a la bodega en un precioso día. Los viñedos, bañados por el Sol, se extendían a ambos lados de la casa principal y Bernard nos explicaba las virtudes de la tierra de Gaillac para dar a luz vinos de calidad, tanto tintos como blancos. Los Plageoles trabajan más con vinos blancos aunque la tónica general de la zona se decanta más por el tinto.

La vendimia se sigue realizando por el método tradicional -a mano- y trabaja exclusivamente con las antiguas uvas autóctonas: prunelart, mauzac noir, brocol y duras, para el tinto, y mauzac, ondenc, loin de l’oeil, verdanel y muscadelle, para el blanco.

Vendimiadores en la bodega Plageoles (CC Vins Plageoles)

Vendimiadores en la bodega Plageoles (CC Vins Plageoles)

Nos decía también, con algo de orgullo, que la uva prunelat, originaria de Gaillac, es la madre -o padre- de los vinos malbec que se cultivan ahora en Chile o Argentina.

Plageoles apuesta por vinos monovarietales (no mezclan uvas) y comercializan efervescentes obtenidos por el método ancestral. Nos mostró la máquina que usan para ello y parecía que habíamos retrocedido un siglo con una máquina del tiempo. Fue en esa zona de la bodega donde realizamos una primera cata de sus vinos. Primero el blanco efervescente (ancestral) que tenía cierto parecido al cava español pero mucho menos seco. Le siguieron un par de caldos elaborados con uva ondenc el primero y mauzac el segundo. Aunque casi ninguno de los presentes éramos unos grandes enólogos, el veredicto quasiunánime se decantó por el ondenc. Bernard sonreía ante nuestra afirmación, aunque aún no sé si lo hacía complacido o pensaba “estos no tienen ni idea”.

Lee también:  Visita a Albi, capital del Tarn en Francia

Nos condujo entonces a otra zona de la bodega que está en pleno desarrollo y donde guarda grandes barricas de vinos variados. Allí realizamos una última cata de un tinto dulce y nos despedimos de Bernard.

Cuando nos marchábamos recuerdo que envidié la tranquilidad y el aire fresco que se respiraba en aquel lugar.

Datos Prácticos

Domaine Plageoles
Dirección: Chemin des Très Cantous, 81140 Cahuzac-sur-Vère, Francia.
Teléfono:+33 5 63 33 90 40

La Poterie d’Albi

Piezas de Poterie de L'Albi ya listas para salir

Piezas de Poterie de L’Albi ya listas para salir

Salimos del corazón de la magnífica ciudad de Albi para llegar a la fábrica artesanal de cerámicas de La Poterie d’Albi.

La Poterie es un negocio familiar que ha sobrevivido a varias generaciones de los Camillo. Fue en 1891 cuando decidieron empezar con el negocio de crear bellas figuras de barro, coloreándolas y tratándolas a varios cientos de grados para darles formas originales y llamativas.

Son las mujeres las cabezas pensantes del negocio en esta familia mientras que la mayoría de los artesanos y operarios son hombres, dado el gran componente físico del trabajo que realizan.

Hicimos un tour guiado por las instalaciones, donde observamos todo el proceso de creación de las distintas piezas desde que son mero barro hasta que están embaladas y listas para su distribución. Aunque la mayoría de sus clientes se encuentran en Francia, las creaciones de los Camillo se venden también en países como Canadá, España, Italia y Bélgica.

Artesano trabajando el barro

Artesano trabajando el barro

Fue un placer ver a los artesanos trabajar y dar forma a la arcilla. Después esas piezas se hundían en tinajas llenas de la pintura que les conferiría el color una vez salieran del horno.

Lee también:  Visita a Montauban en Francia

En el almacén guardaban obras de todo tipo: maceteros, recipientes de cocina, jarrones, platos, cuencos, tinajas…De todo. Los precios también varían en un amplísimo rango: desde los 4 ó 6 euros hasta miles.

Tras una breve visita a las oficinas y la pequeña tienda donde se encuentra, nos despedimos de nuestros anfitriones aún con la gran variedad de colores vivos de las piezas en nuestra retina.

Datos Prácticos

La Poterie de l’Albi
Dirección: Avenida Albert Thomas 112, 81000 Albi. (Francia)
Teléfono: +33 5 63 60 71 00

Terre de Pastel

Debo reconocer que jamás había escuchado de la existencia o usos de esta planta antes de conocer a David, nuestro guía en Terre de Pastel.

En el siglo XV, un triángulo de oro formado por las ciudades de Albi, Toulouse y Carcassone, encuentra una fuente de riqueza sin precedentes con el cultivo y comercialización del glasto (“pastel” en francés), una planta de cuyas hojas -tras un proceso trabajoso- se extraía un bello tinte azul, símbolo en aquella época de la realeza y pureza mariana. El comercio se extendió por toda Europa, siendo Burgos el principal centro receptor en España. El dinero procedente de este lucrativo comercio sirvió para construir los lujosos palacetes de estilo gótico que hoy son la seña de identidad de Albi, Cordes y Toulouse.

La pequeña tienda del Pastel

La pequeña tienda del Pastel

Pero como todo en esta vida, llegó su momento de declive a finales del siglo XVI. El problema fue  el elevado coste del proceso de elaboración. Tenían que pasar 3 años desde que crece la planta hasta que se obtiene el producto. De una tonelada de hojas se conseguía sólo dos kilos de pigmento azul. Así, cuando llega el índigo -también de color azul- de las américas, el pastel pasa a un segundo plano.

Lee también:  Cátaros y campiña en Cordes Sur Ciel, primera bastida de Francia

Mientras recorríamos el pequeño museo que tienen en Terre de Pastel, David nos indicaba que el pastel tiene tres usos principales: pintura, para teñir tejidos de azul y cosmético para la piel (también repele insectos y es fungicida).

Dimos una vuelta por el recinto y observamos todo el proceso de obtención de los pigmentos, tanto al natural como en fotografías de hace unas décadas (se comenzó a comerciar de nuevo hace unos 40 años).

Hay una tienda a la entrada del pequeño edificio de una planta, donde podéis comprar toda clase de productos relacionados con el pastel.

Pasamos después a conocer la zona de spa. Cuenta con unos 700 metros cuadrados que contienen una piscina cubierta, zona de relax con tumbonas, gimnasio y cabinas de masaje. Se puede disfrutar de un circuito mediodía por 29 euros por persona.

Para acabar nuestra visita degustamos una magnífica comida en su restaurante. Pero de ello os hablaré en otro artículo dedicado a la gastronomía de la zona.

Datos Prácticos

Terre de Pastel
Dirección: Rue Max Planck 629, 31670 Toulouse-Labège. (Francia)
Teléfono: + 33 (0)5 62 88 36 79

La región del Tarn no es tan sólo cultura y patrimonio histórico. Sin lugar a dudas, es mucho más.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *