Oferta especial para visitar Disneyland® Paris

Google +TwitterFacebook
Publirreportaje
El castillo emblemático de Disneyland Paris

El castillo emblemático de Disneyland Paris

Ya  nos lo decía el escritor, allá  en el siglo XVII, que  la vida es sueño y los sueños, sueños son. Perdidos, inundados, naufragados en este mundo de locura donde permanecemos secuestrados por la wi-fi y nos olvidamos de lo que realmente importa, nunca hubo un lugar, un destino, una ocasión como la que Disneyland Paris representa para erigirse como refugio, oasis, guardián de los sueños más nobles y dispuesta a rescatar a los que realmente merecen  alimentarse de ellos: nuestros niños, nuestros hijos,  nuestro futuro.

Y lo digo con conociemiento de causa, porque hace tan sólo un par de meses estuve en Disneyland Paris con mis hijos y juntos gozamos de una  de las mejores experiencias de nuestra vida familiar hasta hoy. De ahí que ahora, como existe una oferta especial para visitar Disneyland Paris, he decidido hablarte de mi experiencia personal y animarte a no desaprovechar la que puede ser una oportunidad única para dinamizar y revitalizar tu vida y la de tus seres más  queridos: tus hijos.

Buzz Lightyear de Toy Story en Disneyland Paris

Buzz Lightyear de Toy Story en Disneyland Paris

Corrían mediados del mes de mayo cuando me dí cuenta de que en tan sólo tres semanas mi hija iba a cumplir ocho años. Recuerdo que me detuve por un instante, dejé  de  lado todo el ajetreo, todo el frenesí, todo el ruído que intenta adeñuerse de  nuestras vidas día sí y día también, y me senté. Entonces me dije a mi mismo: ocho años, mi hija va a cumplir ocho años. Traté por un momento acordarme de mí a los ocho años y, entre bicicletas BH, amigos de la  infancia  y vacaciones en el Pirineo me dí cuenta de la cantidad de recuerdos que aún mantengo de aquella época. Mi hija ya está almacenando recuerdos que la acompañarán el resto de su vida, sentencié.

Lee:
La magia de Eurodisney

Lo paré  todo, llamé a mi esposa y le expliqué los pensamientos que se acababan de apoderar de mí. Le pregunté  si se le ocurría algún regalo, algo que a nuetra hija le  pudiera  ilusionar, algún juguete, algo que necesitara, alguna prenda de ropa tal vez ya que empieza a ser coqueta. Tras pasar unos minutos compartiendo ideas y sugerencias, nos dimos cuenta de que nuestra hija, por suerte, tiene todo lo que necesita para ser feliz, o al menos eso pensábamos. Cuando ya estábamos a punto de aplazar nuestro propósito para más  tarde esperando recibir alguna iluminación divina, ésta apareció de repente, “Disneyland París, lleva meses hablando de Disneyland Paris  y de la Torre Eiffel

Woody de Toy Story en Disneyland Paris

Woody de Toy Story en Disneyland Paris

Cómo no se  me había ocurrido antes. Mi hija llevaba meses hablando de Disneyland Paris y nosotros siempre le decíamos “claro hija, algún día iremos, seguro“, palabras que el viento, la wi-fi  y la inmediatez se encargan de diluir día sí y día también. Sin darnos cuenta nos habíamos plantado en mitad del  mes  de mayo, a tres semanas del cumpleños de nuestra hija, porque el tiempo  vuela, y la vida también.

Tres semanas de antelación, llegamos demasiado tarde. Los vuelos,  las entradas, el alojamiento, esto nos va a costar una fortuna, me dije a mí mismo. En aquel momento me acordé de una conversación que había tenido recientemente con una amiga cuando le contaba alguno de mis viajes más recientes y le cifraba la cantidad  de dinero que me había gastado en él. Mi amiga, sin pestañear me dijo “bien hecho, el dinero no crea memorias, las vivencias sí“. No lo dudé ni un instante; saqué la  tarjeta de crédito de la  cartera y  reservé los vuelos,  alojamiento y entradas  para Disneyland París.  Ya no había vuelta atrás, en tres semanas  nos íbamos de aventura familiar.

Elsa de Frozen en Disneyland Paris

Elsa de Frozen en Disneyland Paris

El resto es historia. Una de las mejores experiencias de mi vida. He tenido la suerte de tener extraordinarias vivencias, de haber visitado lugares exóticos y extraordinarios, de haber contemplado frente a frente maravillosos paisajes y monumentos de la naturaleza. Pero nada de ello es comparable a la emoción que uno siente al ver a tu ser más  querido viviendo un sueño, flotando en una nube de  inocencia y sumergiéndose en lo más hondo de su propia imaginación.

Lee:
Los candados de Pont des Arts en Paris: viajando contigo

Porque amigos,  al final uno se da  cuenta de que ese es el mundo real. El mundo de las emociones, el mundo de la ilusión, el mundo de  los sueños. Ya  nos lo decía el escritor, allá  en el siglo XVII, que  la vida es sueño y los sueños sueños son. Nunca dejes de sonar y encárgate de que tus hijos lo hagan siempre, porque los sueños son el alimento del alma.

Star Wars en Disneyland Paris

Star Wars en Disneyland Paris

De modo que, como ellos bien dicen, ¡dale a tus vacaciones un extra de magia! París es una ciudad sensacional, personalmente una de mis favoritas. Con esta oferta especial para visitar Disneyland Paris puedes organizar una fenomenal escapada a sólo 35 minutos del centro de la capital francesa y acceder a los 2 Parques Disney, al precio de 1, durante 1 día a un precio fantastico. Yo no me lo pensaría.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Oferta especial para visitar Disneyland® Paris
4.6 (92%) 5 votos
,
Google + Twitter Facebook

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *