Nuevo atlas de África muestra los preocupantes cambios medioambientales

Ministros de Medio Ambiente de todos los países africanos se reunieron hace un par de días en Johannesburgo para presentar un nuevo atlas de África que utiliza cientos de fotos satélite y mapas para mostrar el cambio que ha sufrido el continente negro en los últimos 35 años. Aunque la mayoría de las conclusiones han tenido un corte negativo –glaciares derritiéndose, animales salvajes desapareciendo o ciudades comiéndose las zonas de jungla– hay algunas positivas que dejan resquicio a la esperanza.

El atlas contiene más de 300 fotos satélite de todos los países africanos formando parte de un estudio realizado por el Programa de Medioambiente de las Naciones Unidas (UNEP).

Las gentes de África son las más pobres del planeta y, paradójicamente, de las que más sufren las consecuencias del cambio climático causado por las emisiones de dióxido de carbono por parte de los países más desarrollados. No en vano, las cifras dicen que las emanaciones de ese gas en toda África, sólo significan el 4% del total mundial. La pobreza y la aridez de la tierra conducen al hambre y la desesperación, y ésta hace que cada año se quemen miles de hectáreas de bosques y parques naturales para poder utilizar la tierra para el cultivo agrario. Además, las ciudades y suburbios están creciendo desmesuradamente y se extienden hasta zonas que, hasta entonces, habían sido el hábitat de tantas y tan variadas especies de animales y plantas.

Al oído del público general han llegado las noticias de la progresiva desaparición de los glaciares del Kilimanjaro, el problema de sequía en el casi consumido Lago Chad o los decadentes volúmenes de agua en el Lago Victoria. Son todos ellos, grandes puntos turísticos y por eso las noticias han llegado al mundo occidental. Sin embargo, la situación también es mala en otros muchos lugares.

Lee también:  Runmap: rutas para correr interactivas

Los glaciares de las montañas de Rwenzori, en Uganda -donde se encuentran los famosos gorilas de Gorilas en la Niebla– han perdido el 50% de su volumen entre 1987 y 2003. En el Congo, desde que los ricos occidentales han comenzado a degustar carne de animales exóticos -considerándolo un toque indicativo de alta alcurnia- hay cientos de cazadores ilegales hacen su jornal del asesinato sin control de estas especies. En todo el África subsahariana el problema del agua es cada vez más serio y, aunque los gobiernos de los países se han puesto a trabajar en ello, aún queda mucho por avanzar teniendo en cuenta que la población no deja de aumentar.Y así podríamos seguir con varios ejemplos más.

En el lado positivo de la balanza tenemos ejemplos como los esfuerzos de Túnez por reintroducir los Oryx, esa especie de ciervos con los cuernos en forma de cimitarra. El programa, llevado a cabo en el parque nacional de Sidi Toui, está siendo un éxito. También, nuevas políticas de explotación sostenible han conseguido mejorar el estado de los bosques del Monte Kenia, que son cruciales para el abastecimiento de agua en la zona y la generación de energía hidraúlica, siendo además significativo el hecho de que varios países han aumentado las zonas naturales protegidas dentro de sus fronteras, existiendo ya más de 3000 de ellas en todo el continente.

Merece mención especial el gran plan de reforestación que ha propiciado que en las zonas sureñas del Níger echen raíces un número de árboles entre 10 y 20 veces mayor que en los años 70.

Lee también:  Mapas con relieve con Google Maps

Pero haciendo un balance general de aspectos positivos y negativos, se llega a la conclusión de que la situación sigue siendo muy precaria, perdiendo 40.000 km cuadrados de bosque cada año, con mayor sequía y una población que no deja de crecer.

La verdad es que el estudio es muy completo y es de total libre acceso. Podéis encontrarlo aquí.

Parece que reconducir el destino del continente africano va a llevar mucho tiempo y esfuerzo, pero precisamente por ello debemos concienciarnos de lo grande que es el problema que allí se vive cada día. Y tú y yo nos lamentaremos porque España se va en cuartos de la Euro para casa, como de costumbre; que ha llovido justo el fin de semana que queríamos disfrutar de la playa con nuestra pareja o que han subido el precio de los restaurantes y las copas y cada vez resulta más caro salir. Pues echad un vistazo a estas cifras, mapas y fotos hacen que todo lo cotidiano quede minúsculo, porque te das cuenta de que, para ellos, lo cotidiano en sin lugar a dudas, muy negro…y además no pueden apenas elegirlo.

Foto, Wikipedia

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo