Kengtung, un mosaico étnico en el noreste de Myanmar

Google +TwitterFacebook

IMG_3194

Kyaing Tong o Kengtung es una pequeña ciudad que se encuentra en el noreste de Myanmar, muy cerca de las fronteras con China y Tailandia. Forma parte del gran estado Shan y, antiguamente, tuvo una gran importancia comercial al encontrarse en la carretera principal que une China, Myanmar y Tailandia. Sin embargo, el ocaso llegó cuando tomó el poder la Junta Militar y comenzó el aislamiento y los enfrentamientos entre el gobierno central y los Shan.

¿Cómo llegar?

Si te encuentras en Mandalay o Yangon (los dos aeropuertos internacionales del país) lo mejor es tomar un vuelo interno hasta Kengtung. Hoy en día existen varias aerolíneas fiables que utilizan aparatos con hélices para cubrir el trayecto. Algunas son KBZ, Air Mandalay o Mann Yadanaporn Airlines.

Por carretera el viaje se hace eterno y, en temporada de lluvias(de mayo a octubre), puedes encontrar algunos tramos cortados.

El avión con el que llegamos a Kengtung

El avión con el que llegamos a Kengtung

Kengtung y sus alrededores

Llegamos a Kengtung una cálida tarde de agosto. Dejamos las cosas en el hotel y nos encontramos con nuestro guía, Sai Sai.

Sai Sai era un tío afable, templado y gran conocedor de la zona. Fue uno de los mejores guías que conocí durante las tres semanas que exploramos Myanmar.

La ciudad de Kengtung, en sí, no posee mucho que admirar. Tiene unas cuantas calles asfaltadas donde la gente intenta ganarse la vida llevando pequeños comercios y la mayor parte del movimiento se concentra cada mañana en el mercado.

Los niños de las aldeas alrededor deKengtung

Los niños de las aldeas alrededor de Kengtung

Para disfrutar del ambiente del mercado, debes madrugar y verlo a primera hora de la mañana, cuando se montan los puestos y comienzan a llegar los compradores. En el mercado de Kengtung se venden productos artesanales, medicinas -tanto tradicionales como modernas-, frutas, verduras, cosas para la casa, pescado seco, móviles … Bueno, casi de todo. Como es habitual en esta zona del país, apenas hay turistas, así que podrás observar escenas cotidianas de la vida burmesa sin tener a hordas de turistas fotografiando aquí y allá.

Lee:
Viaje al sudeste asiático con Nacho: llegada a Bangkok

El otro foco principal de vida de Kengtung es el lago que se encuentra en el centro de la ciudad. No es de grandes dimensiones y el agua tiene un color verdusco que no invita absolutamente nada al baño, pero alrededor de él se concentran una serie de bares y restaurantes que le dan vidilla al lugar. Es el mejor sitio para tomarse unas cervezas Myanmar en una terraza. Eso sí, llevaos un buen repelente de mosquitos porque el lago es un auténtico Marina D’Or para ellos.

Podéis tomar una mototaxi para acercaros al Lone Tree.

El Lone Tree es un árbol de más de 500 años de antigüedad cuya corteza esconde una historia que nos contó Sai Sai.

Dice la leyenda, que a principios del siglo XVI un poderoso señor burmés era dueño de las vastas tierras de Kengtung y alrededores. El señor tenía tres hijos y, como ellos no se ponían de acuerdo sobre el territorio que debía gobernar cada uno, decidió marcar él mismo las fronteras plantando tres árboles que las señalizaran.

Arrozales alrededor de Kentung

Arrozales en los alrededores de Kentung

Su golpe de efecto no sirvió de nada. La guerra estalló entre los tres hermanos y lucharon enconadamente por ampliar sus posesiones. El principal objetivo de cada uno de ellos era derribar el árbol que marcara la frontera del otro, y así, sólo quedó uno en pie. Una historia que, como tantas otras, demuestra la vileza y ambición del ser humano.

Vimos por primera vez el Lone Tree desde el lago de Kengtung. Parecía un alfiler de cabeza verde en la lejanía. Sin embargo, cuando lo observamos a tan sólo unos metros, nos pareció un gigante de madera y hojas, cuyo tronco apenas pudimos rodear entre doces personas.

Lee:
Qué ver en Myanmar en un viaje de 2 o 3 semanas

Una precaria escalera construida por el hombre, trepaba por su tronco hasta las ramas inferiores. Sai Sai nos comentó que hace unos años aún se permitía subir ahí, aunque no me quedó muy claro con qué fin.

Verduras en el mercado de Kengtung

Verduras en el mercado de Kengtung

En el recinto donde se encuentra el Lone Tree hay un pequeño parque y aún quedan vestigios de la vieja muralla que rodeaba a la ciudad. Con una longitud de 8 km, fue levantada en el siglo XVIII por el último rey Shan y se puede caminar por un corto tramo de la misma.

Otro lugar que merece la pena visitar es una pagoda (wat) de estilo tailandés que hay cerca del centro. Su interior está hecho en madera de teca y posee una rica ornamentación algo diferente de las burmesas. La visitamos a primera hora de la mañana, antes de marcharnos al aeropuerto de Tachileik, y pudimos hacerlo a solas.

Dónde comer

Aunque hay varios pequeños restaurantes alrededor del lago, os recomiendo uno que está en una de las calles principales que bajan al recinto del mercado. El restaurante familiar Golden Bayan ofrece una mezcla de platos birmanos, chinos y tailandeses que están realmente ricos. Puedes comer o cenar de lujo por no más de 5 euros.

Además, si lo encargas la noche antes, te pueden preparar unos buenos platos de noodles o arroz para llevártelos a tu trekking por las montañas. Cada ración cuesta tan sólo 1,5 euros.

La mayor belleza de Kentung se encuentra dispersa por las montañas que le rodean. Realizamos dos trekkings de unas horas por la zona, pero eso os lo cuento en el próximo artículo.

 

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *