Mochila para chicas

Google +TwitterFacebook

mochilas-india

En Viajablog hemos ido dado nuestros consejos sobre qué tipo de mochila comprar y qué meter adentro antes de realizar un viaje de larga duración. No obstante, es muy probable que a raíz de nuestros genes se nos olviden detalles importantes para el sexo femenino que hoy trataremos de subsanar con la espléndida información que brinda Yola en su blog con sus consejos mochileros para chicas.

Ropa interior

Las mujeres tienden a notar más el frío y para evitarlo usaremos camisetas térmicas de secado rápido y de peso mínimo. Estas camisetas de interior son ideales para complementar con camisetas de uso diario. Los materiales sintéticos como el polipropileno guardan el calor de maravilla pero no sirven para nada contra el viento. Eso lo resolveremos con el cortavientos u otras prendas intermedias.

La ropa

La verdad es que no existen grandes diferencias entre chicos y chicas. Si llevais camisetas térmicas y sois frioleras lo ideal seria una segunda capa de poliéster (el típico forro polar) y un cortavientos fino. Para mí son las tres capas fundamentales con las que puedo subir a los 4,000 metros y evitar sobrepeso o sudar en excesivo.

Un toque femenino especial en cuanto a ropa es el pañuelo. Un prenda que sirve para mil posibilidades como llevarlo de fular, de diadema para el pelo, de pañuelo para la cabeza, de pareo, minifalda incluso de toalla o mantel. Sin duda, un multitusos con toda regla y con el mínimo peso.

El neceser

Las diferencias entre sexos es bien evidente. A excepción de elementos fundamentales (espero que para todos) como el jabón y el cepillo de dientes, tenemos grandes diferencias en cuanto al mantenimiento del pelo, la depilación y la menstruación.

Lee:
Consejos para preparar una mochila ligera con artículos gratis

Reserva tu viaje al mejor precio:

El pelo

chica-mochilaAunque Yola comenta que es un tema exclusivo para las chicas discrepo ya que tengo unos cuantos amigos cuya devoción a sus onduladas melenas es casi obsesivo.

En mis viajes he visto a muchas chicas rapadas o con rastas; sin duda, es la opción más cómoda para viajar (especialmente la primera) aunque por supuesto, muchas se negarán a cortarse su bonito pelo. Realmente con poco tiempo se puede cuidar y no es necesario tomar drásticas soluciones como la rapada.

Es fundamental desenredarlo bien, usar pequeños frascos de mascarilla que pueden acabar en tu mochila por arte de magia tras la visita de un hotel. La espuma es un artículo prescindible ya que tras días en la mochila puede perder la presión y para suplir sus propiedades puede usarse la cerveza y así conseguimos una ligera fijación y darle brillo al pelo. Por el contrario, el zumo de limón puede darle más fijación. Si todavía queremos más fijación podemos mezclar el limón con un poco de azúcar o miel.

El botiquín

Es probable que las chicas necesiten tirar más de analgésicos por la influencia de la menstruación en el organismo.

El maquillaje

En un viaje de largo tiempo parece innecesario pero el pequeño peso que ocupa un lápiz de ojos, algo para el brillo y un cacao de labios (imprescindible para chicos y chicas especialmente en zonas de altura) siempre pueden meterse en la mochila sin problemas.

La mochila

Chicas, el cinturón es la parte más importante de la mochila ya que transporta el peso hacia las piernas y evita los problemas de espalda. Existen unas cuantas marcas de mochila que disponen de modelos exclusivos para mujeres. No en vano, las caderas de una chica son bien distintas a las de los hombres y es sin duda una pieza clave para transportar correctamente el peso hacia los cuádriceps.

Lee:
Consejos para comprar una mochila de viajes

¿Se te ocurre alguna cosa más imprescindible en la mochila de una chica?

Más información | Donde está Yola

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook
9 Comentarios
  1. Yola 28 enero 2009
  2. Yola 28 enero 2009
  3. Quique 28 enero 2009
  4. Lola 4 febrero 2010
  5. Teresa Velasco 27 diciembre 2011
  6. Avistu 27 diciembre 2011
  7. Ku 27 diciembre 2011
  8. Avistu 27 diciembre 2011
  9. julia otero 22 marzo 2013