La espectacular migración en el Serengueti

Google +TwitterFacebook

El continente africano sigue siendo totalmente desconocido para mí y, como buen viajero, siento una gran curiosidad por noticias o experiencias de otros viajeros en él. Investigando un poco sobre uno de los parques naturales más famosos del Mundo, el Serengueti de Tanzania, he leído que justo ahora es una de las mejores épocas para visitar esta reserva o su melliza –el Masai Mara en Kenia– por las grandes posibilidades de contemplar uno, de los que dicen, es uno de los fenómenos más espectaculares del planeta: la migración masiva de las especies salvajes como ñús, cebras o gacelas de una reserva hacia su vecina.

Parece ser que está vastamente extendido el mito de que este tipo de migraciones -cuyas imágenes hemos visto tantas veces en los famoso documentales-siestas de la 2- ocurren muy pocas veces en la vida y simplemente tienes que tener una coña impresionante para ser uno de afortunados a los que les toca vivirla. Sin embargo, ésto no es así. Lo que ocurre es que no todos los años ocurre con una precisión absoluta, pero aumentarás exponencialmente tus posibilidades si decides visitar cualquiera de las dos reservas entre los meses de Julio y Octubre. También en Junio y Noviembre puede que te caiga la lotería y además, al estar fuera de temporada alta, las tarifas de los safaris son considerablemente menores.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Al ser millones los animales implicados en esta migración masiva, el fenómeno dura varios días y se puede apreciar en varias zonas diferentes del río Mara. Cuando abandonan la zona protegida del Serengueti y avanzan hacia Masai Mara lo hacen en columnas de decenas de miles que, obviamente, no pueden atravesar el río por el mismo punto y al mismo tiempo. Las columnas se fragmentan para reunirse al otro lado de la orilla. Es en este proceso cuando cientos de ñús son devorados por los ávidos cocodrilos que esperan sumergidos a que sus presas hundan su cuerpo en las aguas del río. También se puede observar a los grandes felinos -cheetah, tigres, leones- atacar a las presas más débiles o despistadas de la manada.

Lee:
El Parque Nacional del Serengeti en peligro

Una vez alcanzan los pastos de la otra orilla, los supervivientes pasan unos meses disfrutando de un merecido descanso y volviendo a engordar para prepararse para el retorno en Octubre o Noviembre, dependiendo de las lluvias.

Este ciclo se repite cada año y, según los testimonios de la gente que lo ha contemplado, es uno de las fenómenos más impactantes y hermosos nos regala la Madre Naturaleza. En la website de Fodor’s he encontrado una especie de calendario para saber cuáles son las fechas más aconsejables para realizar safaris en Botsuana, Kenia, Namibia, Sudáfrica y Tanzania.

Me encantaría poder contemplar algo así algún día. ¿Y a vosotros?

Foto, Brian Scott, Flickr

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook
Una respuesta
  1. Safari blog 22 marzo 2010