9 países perfectos para viajar de mochilero (parte 1)

Google +TwitterFacebook
La garganta del Diablo (Iguazú, Argentina) es el lugar natural más absorbente que presencié en mi vida

La garganta del Diablo (Iguazú, Argentina) es el lugar natural más absorbente que presencié en mi vida

Aunque desde hace unos tres años, debido a los blogtrips, he incrementado la proporción de viajes organizados y cómodos en mi personal hoja de ruta, la cabra siempre tira al monte y sigo prefiriendo preparar mi mochila, comprar una guía y descubrir los lugares por mi cuenta y a mi ritmo.

De esa guisa realicé mis mejores viajes hasta el momento: dos vueltas al mundo en 2003 y 2011, siete meses recorriendo casi toda Sudamérica en 2008 y dos meses en África del Sur en 2013. Y no los cambio por nada.

Claramente, uno puede ir con su mochila a cualquier país, pero es cierto que hay lugares que presentan mejores condiciones que otros para ser “mochileados” (nuevo término creado en un momento álgido de imaginación).

Cada uno busca cosas distintas en sus viajes pero digamos que podemos enumerar algunas bastante comunes a todos los mochileros: poco gasto, naturaleza, historia o arquitectura única, fiesta, playa, facilidad en el transporte, buena red de alojamiento, interacción con los locales.

La mochila te dará la libertad

La mochila te dará la libertad

Pues bien, basado en mi experiencia propia, aquí os dejo algunos países que, creo, cumplen varios o todos los requisitos:

Argentina

Aquí nació Diego Armando Maradona, y éso, para mi gran amigo mendocino Pablo, ya sería una razón de suficiente peso como para venir al país.

Precisamente Mendoza con sus viñedos y la pre-cordillera de los Andes es uno de los grandes atractivos del país. Pero Argentina es mucho más que vino, tango y fútbol.

Bariloche y sus lagos y montañas

Bariloche y sus lagos y montañas

Las maravillosas Cataratas de Iguazú suponen, para mí, el mayor espectáculo natural que he presenciado jamás. En Puerto Madryn y Península de Valdés podrás intentar el avistamiento de ballenas además de pingüinos, leones marinos y muchas otras especies.

Los amantes de la montaña no podrán dejar de visitar la región de los lagos de Bariloche. En invierno ofrece casi las mejores pistas de esquí en toda Sudamérica (rivalizando con las próximas a Santiago de Chile). Sin embargo, no cambio el colorido que muestra en primavera o verano por las cumbres nevadas.

El famoso glaciar Perito Moreno en Calafate, la austral Usuahia, la alegre Córdoba, la inmensa llanura de la Pampa, el cañón del Atuel en San Rafael, el Valle de la Luna en San Juan y las raíces indígenas en Salta y Jujuy, ya cercanas a Bolivia.

Cañón del Atuel

Cañón del Atuel

Argentina es un crisol de culturas que han prosperado -o lo han intentado, al menos- en una naturaleza diversa e impactante.

Lee:
10 películas que inspiran a viajar

Las distancias son enormes pero cuentan con los mejores autobuses en los que he viajado jamás. Asientos que se convierten en casi-camas,  buen servicio y entretenimiento a bordo. Perfectos para afrontar viajes de hasta 36 horas.

La red de alojamientos es extensa y proliferan los hostales a muy buen precio donde puedes conocer a otros viajeros y compartir experiencias y consejos.

La Boca en Buenos Aires

La Boca en Buenos Aires

Otro aspecto importante es la tremenda debilidad actual del peso argentino. La inflación del país también anda disparada pero sigue siendo muy rentable viajar por allí con euros o dólares.

Además, los argentinos son abiertos, simpáticos (aunque algo agrandados en algunos lugares) y pasionales, como bien podrán comprobar los amantes del fútbol.

No podéis dejar de pasar un buen tiempo en Buenos Aires. Mezcla entre Madrid y París ofrece todo lo que el viajero puede buscar: fiesta, cultura, alegría, color, tango, fútbol, buenos restaurantes, espectáculos y vida… Mucha vida.

Australia

El quasi-continente que es Australia es otro de mis destinos preferidos.

En este caso me salto algunos de los requisitos, sobre todo el del país económico. No os puedo engañar: en Australia os vais a dejar una pasta, sí o sí.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Los espectaculares 12 Apóstoles de la Great Ocean Road al atardecer

Los espectaculares 12 Apóstoles de la Great Ocean Road al atardecer

Sin embargo hay formas de abaratar algo el coste total del viaje. La principal es alquilar vuestro propio vehículo. Os aconsejo que sea una furgoneta o autocaravana que os pueda servir también de alojamiento. Con un buen hornillo podréis comprar la comida en los supermercados y ser autosuficientes. Así lo hice yo cuando recorrí por un mes el país.

El resto de cosas son totalmente perfectas para mochileros.

Los australianos son gente deportista, abierta y amante de la naturaleza. Son los mayores mochileros de esta parte del Mundo y tratan muy bien a todos los que reciben, una vez has pasado el estricto control de aduanas.

Koalas en Australia

La vastedad del país hace que sea prácticamente imposible conocerlo por entero (salvo que se disponga de meses) pero también tiene el bonus de hacerte sentir en una auténtica aventura perdido en territorios salvajes y solitarios. Este es el caso del centro y el oeste de Australia. Carreteras interminables flanqueadas por arbustos y tierra rojiza, en las que sólo te cruzarás con algún canguro o emu (una especie de avestruz de las antípodas) antes de encontrarte con el vasto océano o la misteriosa roca rojiza, Uluru.

Lee:
Las mejores imágenes y artículos de National Geographic del 2007

La costa este está mucho más poblada y ciudades como Brisbane rebosan de surferos y veinteañeros en busca de fiesta.

Sydney, con sus playas y la Opera House, y Melbourne, centro financiero y deportivo, son las principales urbes cosmopolitas del país. No podéis dejar de ver los Doce Apóstoles, principal atractivo de la magnífica Great Ocean Road, algo más de 250 kms de carretera que discurre por una bellísima línea costera y bosques de eucaliptos donde los koalas se dejarán ver.

sydney

Sudáfrica

Sudáfrica, a pesar de lo que se pueda pensar, tiene una de las mejores redes de hostales para mochileros de todo el Mundo. Los tenéis de todos los tipos y precios posibles en una gran diversidad de localizaciones.

El transporte puede resultar muy económico usando las muchas compañías de autobuses que recorren el país pero la red de hostales tiene un buen sistema de servicio privado al estilo hop on hop off. Puedes comprar un ticket para distintos períodos de tiempo y zonas, y vas montando en unas nuevas furgonetas que te recogen en tu hostal y te dejan en el siguiente.

Elefante en el Parque Nacional Kruger

Elefante en el Parque Nacional Kruger

Aunque son muchos los mochileros que se mueven con este sistema, yo no lo elegí por dos razones: el precio por un lado, pero, sobre todo, por las pocas posibilidades que tienes de conocer a gente local. Acabas rodeados de mochileros para hacer todo juntos. Un auténtico tostón, en mi opinión.

Los viñedos, las montañas de las Drakensberg, el Cabo de Buena Esperanza, la vibrante Ciudad del Cabo o la caótica y peligrosa Johannesburgo donde vivió Mandela… Y la posibilidad de ver a los Big Five en el Parque Kruger. Estas son sólo algunas de las joyas que tenéis en el inmenso país con la economía más desarrollada del continente negro.

La mítica Table Mountain es la imagen más conocida de Ciudad del Cabo

La mítica Table Mountain es la imagen más conocida de Ciudad del Cabo

Bolivia

Bolivia es uno de los países más económicos que he visitado jamás. El gasto diario en comida, transporte y alojamiento no debería exceder en mucho los 15-20 euros diarios con unas necesidades medias bastante bien cubiertas.

El altiplano, La Paz, Sucre y la zona de las antiguas minas de Potosí, el lago Titicaca con sus islas del Sol y la Luna. Pero, sobre todas las cosas yo resalto una: el salar de Uyuni.

uyuni

El desierto de sal continuo más grande del Mundo es una visión que te deja perplejo. Un enorme y sólido lago blanco cercado por montañas donde es difícil calcular distancias y todo parece infinito y relativo.

Ciudades coloniales, naturaleza casi virgen, zonas muy despobladas, montañas dramáticas, aventuras en viejos autobuses que parece que vayan a despeñarse por los cerros andinos y una cultura indígena milenaria, hacen que sea un destino que el mochilero no puede rechazar.

 

La semana que viene continuamos con el resto de la lista.

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook
20 Comentarios
  1. Viajar code: Verónica 15 enero 2015
  2. David 15 enero 2015
  3. Octavio 15 enero 2015
  4. Kattia 15 enero 2015
  5. David 15 enero 2015
  6. David 15 enero 2015
  7. Ali (DinkyViajeros) 18 enero 2015
  8. fernando 20 enero 2015
  9. David 20 enero 2015
  10. David 20 enero 2015
  11. Dayanira Pareja 21 enero 2015
  12. David 21 enero 2015
  13. David 21 enero 2015
  14. Raquel 18 febrero 2015
  15. David 18 febrero 2015
  16. Graciela Noeimí Mayol Casal Moraes 5 marzo 2015
  17. s juan 29 mayo 2015
  18. Elizabeth 14 noviembre 2015
  19. David 16 noviembre 2015
  20. Vanne Bellino Caballero 22 noviembre 2015

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *