Serralada de Marina: Ruta senderista desde La Conrería a Alella

Las viñas de Tiana con vistas a Masnou y al mar

Las viñas de Tiana con vistas a Masnou y al mar

La Serralada de Marina ofrece varias rutas senderistas a lo largo de las poblaciones de Santa Coloma de Gramanet, Badalona, Sant Fost, Santa Maria de Martorelles, Tiana y Alella. Hace un tiempo se oían ecos de un posible túnel que recortaría las distancias en coche entre la zona del Maresme y del Vallès Occidental. Afortunadamente, semejante destrozo de una de las pocas zonas verdes del área metropolitana de Barcelona no llegó a realizarse y todavía podemos disfrutar de este entorno natural.

A continuación vamos a relatar un agradable y tranquilo paseo circular por la zona cubriendo la distancia entre La Conreria -al norte de Tiana- hasta llegar a Coll de Cera -al norte de Alella- y vuelta al punto inicial siguiendo un sendero paralelo.

Durante el trayecto primero disfrutaremos de vistas lejanas a Barcelona, los cercanos viñedos de Tiana y Alella así como a la costa mediterránea. Durante la segunda parte del recorrido nos internaremos por el bosque de la Serralada de Marina con puntuales vistas al Vallès con las cercanas poblaciones de Sant Fost y Santa María de Martorelles. En total cubriremos una distancia de unos 8 kilómetros y ganaremos algo menos de unos 400 metros de desnivel.

Dejamos el coche aparcado frente a la valla que marca el inicio del parque natural en las inmediaciones de La Conrería. Seguimos el sendero principal que nos acerca al Turó de Galcerán -el monte más alto del parque a casi 500 metros de altura y con vistas privilegiadas a Barcelona-.

El camino principal que nos llevará entre las poblaciones de Alella y La Conrería

El camino principal que nos llevará entre las poblaciones de Alella y La Conrería

Antes de llegar al Turó de Galcerán cogeremos el camino que sigue hacia la derecha y llegaremos a un collado que abandona las vistas a Tiana y Montgat para adentrarnos al siguiente valle que nos acerca a Alella y El Masnou en la distancia. El camino desciende paulatinamente bordeado con campos de viñedos y va allanando.

Lee también:  El arquitecto novecentista que diseñaba muebles para mujeres independientes

Los siguientes dos kilómetros siguen un perfil prácticamente llano bordeando la montaña hasta llegar a las inmediaciones de la urbanización de Alella Parc. Sin entrar en ella nos desviaremos hacia la izquierda a través de una fuerte rampa que nos devuelve a la sierra en su lado norte. Empezamos así la segunda etapa de la ruta. El monte nos impide ver el lado del mediterráneo y en cambio nos ofrece intermitentemente vistas hacia el Vallés y en días claros podremos admirar el parque natural de Sant Llorenç de Munt i l’Obac así como la inconfundible silueta de Montserrat más hacia el oeste.

Consejo práctico
Si vas a viajar a la ciudad condal, no te pierdas nuestra guía rápida sobre Barcelona con todos nuestras recomendaciones y secretos para descubrir a fondo la ciudad de los prodigios.

El trayecto va alternando zonas llanas y otros repechos hasta llegar al desvío que nos indica el trayecto para llegar al Turó de Galcerán y su torre de vigilancia, en esta ocasión desde su vertiente norte. Podemos visitarlo, apenas significarán 10 o 15 minutos de nuestro tiempo para observar las vistas. El camino principal desciende hasta llegar al punto de origen donde tenemos el coche aparcado.

Este recorrido vendría a ser la ruta principal que cubre la Serralada de Marina en esta área. A partir del mismo existen múltiples variantes con las que podremos descubrir fuentes como las de Gurri o la Teula, asentamientos prehistóricos como el dolmen y los restos de un asentamiento ibérico en el Turó de Castellruf así como las ruinas de un castillo del siglo XI.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, , ,

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *