Visita a Madurai: El templo de Meenakshi

madurai-templo-india

Música y colorido nada más llegar a Madurai

El templo de Meenakshi en Madurai es uno de los templos históricos más importantes del sur de la India. Se levantó en honor a Parvati, la pareja de Shiva que también lleva como nombre Meenakshi. Las piedras del templo cuentan los más de 2.500 años de existencia de esta vieja ciudad, sin duda, uno de los pilares de la cultura Tamil en el triángulo que conforma el mapa del país en su zona más meridional.

En su interior reúne 14 torres que miden hasta unos 50 metros de altura y cobija algo más de 30.000 estatuas en su recinto.

Con una descripción así no podía dejar de incluir Madurai y su templo en mi ruta por la región de Tamil Nadu.

Antes de esperar un autocar en la hirviente estación de autobuses de Bangalore te aconsejo que te asegures dónde se ubica el andén o plataforma desde donde partirá tu autobús. Iba con destino nocturno a Madurai con 20 minutos de margen y al final tuve que ponerme a correr entre autocares para tratar de encontrar la plataforma desde donde salía el mío. Correr por la India no es nada aconsejable. Con 35 grados de temperatura y una elevada humedad uno acaba pareciendo una esponja de tanto sudor. Afortunadamente conseguí llegar a tiempo y me monté en el autocar que me llevó a Madurai en unas 11 horas por unas 280 rupias.

llegando-madurai

Llegando al templo de Madurai

Lo mejor para viajar por la India es el tren. Por su comodidad, sus amenidades -gente continuamente vendiendo té, agua, refrescos, pepinos, biriyanis y cualquier otra inventiva-. Lo ideal es agenciarse con una cama superior -así nadie se sienta en tu cama- y en segunda clase no se está nada mal y sale bien barato.

Lee también:  Visita a los templos de Kumbakonam en Tamil Nadu

Desafortunadamente los horarios de trenes para llegar a Madurai desde Bangalore no me convencían así que escogí el autocar. Incómodo, con paradas continuas y con un dolor de espalda y piernas que pocas ganas dan para aprovechar el día visitando un lugar y seguir camino hacia un segundo destino donde dejar la mochila y descansar.

Aun así, seguí el programa que me había preestablecido y visité Madurai por la mañana para partir posteriormente a Thanjavur.

Llegué a Madurai tras 11 horas de autobús, con escasas horas dormidas y la espalda en forma de tetris. La estación de autobuses se encuentra a unos 4 kilómetros al exterior de la ciudad por lo que es necesario agenciarse con un rickshaw (entre 40-60 rupias) para desplazarse desde ahí. Al llegar al centro me topé con una multitud que iban de procesión alrededor del gran tempo llamado Meenakshi y fue una grata sorpresa de colorido y música.

Tamil Nadu, en el sur de India, es la cuna de la civilización hindú y, hoy en día, es todavía la región más religiosamente ferviente del país. Como decía, una multitud de hombres iban con tambores y una fruta parecida al mango sujeta en la cabeza. El día prometía para ver cosas insólitas en la sorprendente India y me alegré de haber abandonado Bangalore.

templo-maduraiTras tomarme un chai sentado en el suelo contemplando el panorama, me interné en el gran templo que se halla en el centro de la ciudad. Por desgracia el templo se encuentra en remodelaciones y una buena parte de las gigantescas torres que lo protejen se hallan protegidas por andamios de bambú. Uno puede imaginarse el colorido almodovariano en sus torres con un sinfín de dibujos que a veces parecen haber salido de párvulos o de alguna falla valenciancia y, ya sólo por esos detalles, no deja de sorprender. El interior, al contrario, es oscuro y solemne.

Lee también:  Visita al templo de Chidambaram en Tamil Nadu

En el santuario, como es habitual, la entrada a los no hindúes no está permitida así como hacer fotos en el interior del templo.

Es curioso observar como algunas partes del interior del templo se convierten en un mercado ambulante donde la gente vente cocos, agua, figuritas y flores. En los templos hindúes se mezcla lo sagrado y lo pagano de la manera más armoniosa que conozco.

Desestimé visitar el palacio de Thirumalai Nayana también en Madurai y decidí volver a la estación para retomar el camino y finalizar la jornada en Thanjavur.

Es recomendable visitar el templo de Meenakshi durante los meses de Abril y Mayo ya que durante esas fechas se celebra en Madurai las fiestas de Meenakshi Tirukalyanam. Eso sí, reservad con antelación ya que las fiestas atraen alrededor de un millón de personas.

masala-dosa

Un buen masala dosa para despertarse por la mañana

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *