¡Los cubanos podrán alojarse en hoteles!

Google +TwitterFacebook

Parece que corren aires de cambios en Cuba. Si hasta ahora el gobierno castrista se había caracterizado por el sinfín de prohibiciones y restricciones a las que su pueblo se veía sometido, su hermano y sustituto Raúl Castro ha empezado ha dejar una huella personalizada en su política, rompeiendo las previsiones de los que pronosticaban un ‘más de lo mismo’ en la isla caribeña.
Para abrir boca, una reforma que a primera vista puede parecer una simple forma de ganar popularidad y un astuto mecanismo para meterse a la población en el bolsillo, pero que no deja de ser una nueva medida de ‘liberalización’ económica; los cubanos podrán hospedarse en los hoteles de turismo.

El Gobierno de Raúl Castro ya ha tomado la decisión y acabará “muy pronto” con una de las prohibiciones que la población criticó con mayor dureza durante los últimos meses en los que el mando seguía en manos de Fidel. Según fuentes cercanas al poder, la intención es que la nueva normativa se aplique antes del verano. Está bastante claro que las autoridades desean acabar cuanto antes con la prohibición vigente, que genera gran malestar en la población y choca con la propia Constitución, que en su artículo 43 consagra el derecho de todos los nacionales a hospedarse en “cualquier hotel”.

Administradores extranjeros de hoteles dijeron que la medida será beneficiosa para el sector, más si se adopta antes del verano, como todo parece indicar. Otro tema será ver si ‘el cubano de a pie’ se puede permitir este nuevo lujo, pero se estima que muchas personas se beneficiarán con el fin de esta prohibición ya que cada vez es más la gente con acceso a divisas, incluidos artistas, deportistas, trabajadores de firmas extranjeras, campesinos privados o cubanos que reciben remesas del extranjero. En cualquier caso, para mí no es lo mismo que ‘no puedas’ hospedarte en un hotel porque es muy caro, al no poder hacerlo porque ‘no te dejan’. Desde luego que psicológicamente cambia mucho la cosa.

Y es que hoy en día, con la norma vigente, se dan absurdos como el siguiente: alguien que se fue de su país en una lancha puede, si regresa, alojarse en cualquier establecimiento turístico; pero su hermano o su vecino, que no se fueron de Cuba y quizás militen en el Partido Comunista, no pueden quedarse con él aunque se haga cargo de los gastos. Una situación que me parece cómica pero a su vez bastante lamentable y muy descriptiva.

En fin, que ya lo véis; sin duda se avecinan tiempos de cambio en Cuba. ¿Mi consejo? que si no has estado nunca en la cuna de la salsa y los mojitos te pases por allí lo más pronto que puedas, antes de que la isla se llene de McDonald’s, anuncios gigantes de Coca Cola y antes de que a cada esquina que cruces te acabes encontrando con un Doner Kebab.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo
4 Comentarios
  1. comoestrabajaren 4 septiembre 2011
  2. Sergi 4 septiembre 2011
  3. Sergi 4 septiembre 2011
  4. Stitches 28 diciembre 2011