London calling

Mañana me voy a Londres a pasar un fin de semana largo. No es la primera ni la última vez que pisaré tierras londinenses. La primera vez lo hice de turista, la siguiente por trabajo. Es uno de esos lugares que por mucho que uno lo visite es imposible cansarse de él. Esta vez me voy sin guía para que los mismos amigos que tengo en la ciudad me hagan de cicerones por la noche londinense.

La verdad es que no me puedo quejar de los viajes que me monté durante el 2007. Aunque este año no realicé ninguna escapada que superara las 4 semanas tuve la suerte de perderme por Finlandia, Estonia, Lituania, Letonia y Polonia durante tres mágicas semanas, me paseé por París y por Toulouse durante un par de fines de semana, me maravillé con el desierto de Marruecos, me fui de fin de semana a Dinamarca, a Suiza por trabajo, tres veces pisé de nuevo el verde de Irlanda, me paseé por Irlanda del Norte, descubrí Sicilia durante una semana y me emborraché de licor café y pulpo en Galicia por carnavales.

¡La verdad es que no sé si me olvido algún destino! Y todo eso sin sin tener que dejar el trabajo.

La verdad que estoy ahora mismo contando los días y empiezo a dudar si realmente conté bien en su día los días que me tocaban de vacaciones. En fin… Empezamos el 2008 a lo grande con Londres, ¡a ver que nos depara el año! A la vuelta os lo cuento.

Imagen, Flickr

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Un globo aerostático con el suelo de cristal
Puntúa este artículo
,