Lo mejor de Frankfurt

Foto tomada desde la Ópera de Frankfurt

Foto tomada desde la Ópera de Frankfurt

Podría citar la casa de Goethe, del que dicen poseía uno de los coeficientes intelectuales más elevados de la historia universal.

Podría nombrar también un paseo a orillas del rio Meno, que separa la ciudad en dos. La Römer, donde descansa la Dama de la Justicia. Sachsenhause, zona bohemia de la ciudad.

Las salchichas, el Kleinemarket, los bosques, la discoteca Living, ¡el Eintracht!; Frankfurt tiene un sinfín de atractivos que la convierten en un lugar que no me canso de visitar, pero hoy me gustaría mencionarte otros aspectos de esta ciudad que nunca me decepciona.

A continuación te voy a nombrar cinco rasgos que describen, para mí, lo mejor de Frankfurt.

1. Moderna

Músico utilizando tubos y cañerías como instrumentos

Músico utilizando tubos y cañerías como instrumentos

Frankfurt ha sido siempre un lugar de paso para empresarios y comerciantes. Desde tiempos antiguos esta ciudad ha gozado de las nuevas tendencias llegadas desde el Norte de Italia y la Europa mediterránea dirigidas hacia el Atlántico y viceversa.

Hoy en día Frankfurt alberga uno de los aeropuertos más transitados en el mundo y se ha convertido en una ciudad activa y atractiva.

Paseando por la ciudad te darás cuenta de ello. Coches elegantes, edificios inteligentes, atmósfera vanguardista, Frankfurt es una ciudad moderna y en ella encontrarás siempre las últimas novedades.

2. Puntual

En Frankfurt el tiempo es oro

En Frankfurt el tiempo es oro

Aún recuerdo la primera vez que tomé un autobús en Frankfurt. En la parada indicaba la hora a la que debía pasar, con los minutos exactos. Y así fue, si no recuerdo mal eran las 10 y 27 minutos de la mañana cuando llegó el autobús a mi parada, tal y como estaba previsto.

Me pareció increíble. Para un chaval acostumbrado a los servicios de la RENFE o de otros medios de transporte público españoles, que llegara el autobús a la hora marcada en el cartel me pareció surrealista. No lo entendía. Semáforos, tráfico, ¿cómo se puede predecir el momento exacto en el que el autobús llegará a su destino?.

Pues es posible. En Frankfurt entendí que se pueden hacer las cosas bien. Con profesionalidad, con diligencia. Porque si todos nos esmeramos, si todos nos respetamos, si todos cumplimos, salimos todos ganando.

3. Limpia

Probablemente Frankfurt fue un inmenso bosque antes de ser ciudad

Probablemente Frankfurt fue un inmenso bosque antes de ser ciudad

Un día paseaba por un parque de Frankfurt y me comí un caramelo. Hace muchos años de aquello pero lo recuerdo como si fuera ayer mismo. No se me ocurrió otra cosa que tirar el papel del caramelo al suelo. A los dos segundos alguien me alertó golpeando suavemente en uno de mis hombros. Me giré y en frente mío se encontraba una anciana. No me dijo nada, señaló el papel que acababa de tirar al suelo y con la otra mano apuntó hacia una papelera que se encontraba allí cerca.

No le hizo falta ni abrir la boca. Avergonzado, me agaché inmediatamente, agarré el papel y lo deposité en la papelera tras pedir perdón en alguna lengua que la señora no entendió, aunque tampoco le hacía falta ni le importaba. La lección había quedado grabada con fuego en mi memoria.

Con esta historia no te digo nada y te lo digo todo. Si Frankfurt es una ciudad limpia no es porque tenga el mejor servicio de barrenderos del planeta. Mantener un lugar limpio es labor y responsabilidad de todos.

4. Ordenada

Calles del centro de Frankfurt

Calles del centro de Frankfurt

La ciudad es limpia, los autobuses llegan a la hora, las calles están bien señalizadas, la atmósfera que se respira es de seguridad.

En Frankfurt he de confesar que me siento muy cómodo. La he visitado en numerosas ocasiones. Desde visitas breves de tres días a estancias largas de dos meses, allí siempre me he encontrado la mar de bien.

Impulsivo, amante de la improvisación y visceral como me considero, probablemente Frankfurt me ha ayudado siempre a encontrar un poco de equilibrio. Tal vez por eso necesito regresar de vez en cuando.

5. Dinámica

El metro de Frankfurt

El metro de Frankfurt

Frankfurt es una ciudad en la que se respira actividad. La gente se mueve, siempre tiene cosas que hacer. Unos van y otros vienen. Con orden y con cierta sencillez, pero siempre en contínuo movimiento.

Durante mis viajes he pasado por ciudades bulliciosas que parecían no descansar nunca. Delhi, Varanasi, Londres, Bangkok, la misma Dublin. Frankfurt no está hecha de la misma pasta. Frankfurt conoce la pausa, aunque se trata de un reposo concebido para crear más movimiento.

Una ciudad inteligente y que por algo se ha convertido en el centro de operaciones de Alemania, el motor de Europa.

 

Tal vez en otra ocasión te hable de Goethe, del Eintracht y de Sachsenhausen, pero hoy me apetecía mostrate la esencia de Frankfurt, una ciudad interesante y cargada de conceptos necesarios para comprender el cómo y el por qué de la cultura alemana.

11 Comentarios
  1. Jose Canovas 6 febrero 2013
  2. Sergi 7 febrero 2013
  3. Juan 16 febrero 2013
  4. Sergi 16 febrero 2013
  5. Juan 17 febrero 2013
  6. Sergi 17 febrero 2013
  7. pablo 24 marzo 2013
  8. Sergi 25 marzo 2013
  9. pablo 1 abril 2013
  10. Sergi 5 abril 2013
  11. Juan 6 mayo 2013

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *