Les Baux de Provence: una visita decepcionante

ruinas_les_baux

Suele ocurrir en agosto. Te dispones a visitar un pueblecito “pintoresco” y la masa de turistas circulando por sus estrechas calles y pequeñas dimensiones es tal que huyes despavorido. Es lo que me ocurrió hace un par de semanas al visitar la localidad de Les Baux de Provence en el sur de Francia. El pueblo aparece clasificado con el sello de Les plus beaux villages de France -los pueblos más bellos de Francia- y por las visitas que recibe especialmente de turistas franceses parece que no es para menos. Las guías la describen como una floreciente ciudad durante la Edad Media reducida hoy a un montón de bellas y fantasmales ruinas. No obstante, los fantasmas se van de vacaciones en agosto y dejan las callejuelas a una tropa incansable de turistas.

Al llegar a las cercanías de Les Baux vimos que los coches estaban aparcados en la misma carretera. Como en agosto no toca otra que ponerse el traje de borrego como cualquier otro, hicimos lo mismo y pagamos a través de una máquina de billetes con una tarifa única de 4 euros el día.

Desde la carretera parte una pequeña pista de tierra y escalones que nos dejan en el centro de Les Baux. Una puerta amurallada y las calles empedradas siguen la ascensión por el pueblo hasta llegar al castillo a lo alto del monte. Diría que un kilómetro más o menos separa la carretera del castillo y no exagero si afirmo que es uno de los kilómetros más densos que he visto en mi vida. Tuve la sensación de encontrarme en el pelotón de una de esas carreras populares como la de El Corte Inglés en Barcelona o la maratón de Nueva York en busca de una meta ficticia.

Lee también:  Viaje al sur de Francia

les_baux

Sorteamos a los turistas a medida que íbamos pasando por tiendas de souvenires y terrazas repletas hasta llegar a las ruinas del castillo. Las vistas seguían encubiertas por una marabunta de gente aunque el pueblo a su vez ofrece unas bonitas vistas que se extienden considerablemente sobre la región de la Provenza. No obstante, no esperéis encontraros campos de lavanda si viajáis en agosto. La lavanda suele cortarse a mediados de junio así que estáis avisados.

Me agobié. Y encima el tiempo no acompañaba. Dedicimos dar por terminada la visita a Les Baux. Parece un bonito pueblo pero en agosto no os recomiendo visitarlo. Estos pueblecitos tienen sus dimensiones y las hordas de turistas rompen su armonía y la visita pierde todo su sentido. Volvimos al coche y nos dispusimos a buscar un nuevo destino en la Provenza francesa más tranquilo para recuperar la cordura.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Les Baux de Provence: una visita decepcionante
3 (60%) 1 voto
7 Comentarios
  1. Marc 1 septiembre 2011
  2. Quique 1 septiembre 2011
  3. Gianni 3 septiembre 2011
  4. Quique 5 septiembre 2011
  5. blanca 28 mayo 2012
  6. Alicia Barragan 10 abril 2013
  7. Mario 28 septiembre 2013