Las monedas locales

Google +TwitterFacebook

En mis viajes por el mundo, tengo la afición de guardar como recuerdo billetes y monedas locales (tambien posavasos, pero eso es otra historia) que presentan colores, formas e idiomas ajenos a aquellos que cotidianamente pasan de mi bolsillo al de los comerciantes en Irlanda o España. Desde los más comunes pesos, soles, dólares, libras, bolivianos, rieles, coronas, yuanes, rupias, bahts, ringgits y dongs, hasta los menos corrientes tugrits, patacas y kyats, he conseguido reunir una pequeña y heterogénea colección de mucho peso y no demasiado valor.

Y ha tenido que ser precisamente en mi ciudad natal, Avilés, dónde ha aparecido en manos de un humilde kiosquero, una curiosa moneda que para mi colección quisiera (al parecer ya le han ofrecido veinte euros por ella). Leía la noticia hace unos días en la web de RTE (la Radiotelevisión estatal irlandesa) pero he comprobado en Google que ya ha dado la vuelta al mundo.

La moneda en cuestión es de un país lejano, poblado por habitantes de piel amarilla y en ella aparece su monarca, un ser afable, torpe, vago, calvo excepto por cuatro pelos, y glotón:

Foto, www.maikelnai.es

Reserva tu viaje al mejor precio:

Lee:
Barça - Madrid: mi experiencia como viajero
Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook