La isla de Naxos en Grecia

La última parada de nuestro viaje a Grecia que realizamos el pasado mes de Mayo, nos llevó a la isla de Naxos.

Naxos es la isla más grande y fértil de las Cíclades del Egeo. Recibe una cantidad de lluvia al año bastante decente para la zona y ello hace que crezcan verduras y frutas que, junto con la ganadería y el prolífico sector turístico, hacen que sea totalmente autosuficiente.

Para llegar a ella se puede hacer mediante vuelo interno desde Atenas, pero nosotros veníamos de otra isla de las Cíclades, Paros, y tomamos un ferry que, por menos de 8 euros, nos dejaría en el puerto de Naxos unos 45 minutos más tarde. Nada más llegar anduvimos 10 minutos desde el puerto hasta el complejo de apartamentos en el que habíamos alquilado en el último momento desde Paros: Spyros. No estaba nada mal. Una piscinita con tumbonas, a 2 minutos andando de la playa de Saint George y muy tranquilo. Además, nos metimos los 5 en un apartamento y la cosa nos salió por sólo 11 euros la noche. Una ganga incluso en temporada baja.

Naxos no es una de las islas de fiesta del Egeo, como Mykonos e Ios, sino más bien tranquilita pero con unas playas muy bonitas. Y la verdad es que nosotros, acostumbrados al gris clima dublinés, es la playa lo que más valorábamos. Aún así nos pasamos una buena noche de cócteles, risas, historias del pasado y anécdotas mil en una terracita del Captain Morgan: altamente recomendable por el inexistente dolor de cabeza del día siguiente a pesar de pillarnos un buen ciego. Como bares o pubs pequeños, también tenemos La Cosa Nostra -que nos lo recomendaron pero lo vimos muerto- y varios más en el paseito que atraviesa la zona del puerto. Para tema discoteca os recomiendo el Ocean, que no estaba nada mal para ser temporada baja.

Lee también:  Siguiendo los pasos de Ulises por el Mediterráneo

En cuanto a restaurantes, también hay muchísimos entremezclados con los pubs en la misma zona portuaria. Bastantes de ellos están especializados en pescados y mariscos pero no puedo deciros sobre la calidad porque comimos en los cutre-bares de la zona nuestro típico Gyro, que es como un Kebap tremendamente bueno y económico.

La segunda mañana que estuvimos allí alquilamos unas bicis -a 5 euros el día- y fuimos a ver un par de playas que recomendaba el mapa turístico que teníamos: Agia Anna y Agios Prokopios. La excursión valió la pena. Son dos playas de arena blanca y agua cristalina. Apenas había gente y, para los amantes del nudismo, Prokopios es famosa por ello. Cerca de ésta encontré un puesto de alquiler de material deportivo y me informé de precios para ver si alquilaba un kayak. El tema no está barato y era semejante a lo que encontramos en Paros: 14 euros la hora en kayak y 23 la hora de windsurf. Eso sí, el chaval era majete y estaba más aburrido que los Snorkels en una pecera, así que nos metimos una buena charla. Comimos en un restaurante que tenía mesas casi en la arena de la playa. Recuerdo como, tras degustar la ensalada griega y un par de platos del país hechos con carne y especias acompañados por una cerveza Mythos, nos recostamos en nuestras sillas, nos miramos, suspiramos y exclamamos: ¡esto es vida, chavales!

Otra forma muy popular de moverse por todas las Cíclades es alquilar un quad, ciclomotor o buggies, pero como ya lo habíamos hecho en Paros, preferimos las bicis. Los precios dependen de las cilindradas que escojas y van de los 15 a los 35 euros el día.

Lee también:  De cena y marcha por Malta

Como dice mi gran amigo uruguayo Diego: equipo que funciona no se toca, así que la segunda noche -y última de nuestro viaje- fuimos a nuestro Captain Morgan y exprimimos las últimas risas bajo el cielo estrellado griego.

Un avión de hélices de Olympic Airlines -os la recomiendo encarecidamente para vuelos internos en Grecia- nos llevaría a Atenas -tras un vuelo de 45 minutos- para esperar allí a nuestro vuelo a Dublín. Atrás quedaban Atenas con su Partenón, Paros con sus buggies, sus playas y sus dos bares y la tranquila y bella Naxos. ¡Habrá que volver!.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, ,