La fontana de Trevi se tiñe de rojo

Un hombre cogió un cubo de pintura roja y cambió el color de las aguas de la famosa fuente romana del siglo XVIII con un intenso rojo.

El individuo lo hizo justo delante de la muchedumbre de turistas que admiraba el monumento dejando perplejos a todos los presentes.

La fontana de Trevi, una de las fuentes más bonitas del mundo, es posiblemente, tras con la Fábrica de Moneda y Timbre, el lugar donde más monedas encontrarás a razón de los turistas que tratan de ver cumplidos sus deseos lanzando monedas en el interior de sus aguas; hoy curiosamente rojas.

El hombre escapó y ha sido hoy finalmente detenido. Según los expertos el monumento barroco no ha sido dañado y las estatuas de mármol afortunadamente no han absorbido el color.

Vía, La Reppubblica

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo