Imágenes de Howth, Irlanda

Google +TwitterFacebook

HarbourSunrise

Imágenes y más imágenes. Nuestros viajes, nuestras experiencias, nuestras vidas, se van cargando de retratos, de fotos, de instantáneas, de momentos que van definiendo lo que sentimos, lo que vivimos, lo que somos.

Diez años recién cumplidos desde que me instalé en la isla del hurling, la Guinness y el viento incesante, muchas son las imágenes que podrían sintetizar, sin palabras, sin necesidad de explicaciones, el por qué sigo aquí; pero de entre todas ellas me gustaría destacar éstas pertenecientes a un pequeño y recóndito lugar en el que no pasa nada pero donde pasa todo.

Éstas son algunas de las imágenes de mi paseo, de mi aventura, de mi historia. Éstas son las imágenes de Howth, Irlanda.

Howth flowers

HarbourBoats

Howth es una pequeña localidad muy singular situada a tan sólo media hora del centro de Dublin. Se trata de una península bastanta fácil de reconocer en el mapa. Si te fijas, observarás una especie de protuberancia justo encima de la capital. Bien, pues ese extraño saliente es la península de Howth.

Podrás llegar en coche, en tren, en bus, o si me apuras, también navegando. Si tienes planeado pasar unos días en Dublin y te apetece saborear un poco la verdadera Irlanda, Howth es el lugar ideal para una escapada de un día.

Si has alquilado un coche para disfrutar de tu estancia en Irlanda, te resultará muy sencillo llegar hasta Howth. Conduciendo en dirección Norte, simplemente tienes que seguir la carretera de la costa, bordeando el mar. Llegar hasta la península no tiene pérdida. De hecho, en seguida aparecerá en frente tuyo y te señalará el camino.

Lee:
Razones para visitar Howth

Si no tienes coche, en cualquier estación de tren del centro encontrarás alguno que vaya en dirección Howth. De nuevo, no tendrás forma de perderte ni de pasarte de estación ya que, al tratarse de una península, Howth es la última parada. Si el tren fuera capaz de continuar su camino sobre el agua, atravesaría el Mar de Irlanda hasta llegar a Liverpool o alguna localidad cercana.

Como alternativa, el bus 31a realiza el trayecto desde Howth hasta Dublin y viceversa durante todo el día.

OldHarbour

Lighthouse

Una vez has llegado a Howth, varias son las actividades que te recomiendo. Justo a la entrada del pueblo, a tu izquierda, darás con el puerto. Allí encontrarás barcos, tiendas de pescado y restaurantes que sirven unos platos exquisitos. Si has llegado en tren también lo encontrarás fácilmente ya que la estación se encuentra justo al lado.

Si tienes ganas de un poco de aventura, podrás bordear la península caminando, disfrutando de un paisaje repleto de verde, mar y acantilados. Hay un circuito de unas 4 horas para los que tienen ganas de estirar las piernas. Es una panzada de caminar y encima con un poco de desnivel, pero créeme, merece la pena.

Si te apetece darte un paseo pero no estás por la labor de pegarte un tute de 4 o 5 horas, una vez llegas al final del puerto, girando a la derecha, entrarás en el corazón del pueblo. Tras una pequeña cuesta encontrarás la Iglesia, cautelosamente custodiada por algunos pubs. Un par de oraciones o un par de pintas, la elección es tuya.

Howth también tiene un espléndido campo de golf. Muchos habitantes de poblaciones vecinas se desplazan hasta la península los fines de semana para echar unos hoyos mientras disfrutan de unos espectaculares paisajes.

Lee:
¿Cómo llegar a Howth?

EyeLighthouse

sunset

Dicen los que son de allí que no existe lugar más bonito en el mundo. Un día, hace años, conocí a un señor en un pub que me contó que no había salido nunca de la península. Al principio no me lo creí, pensé que se trataba de una broma. El buen hombre, de edad algo avanzada, insistía, sonriendo, que nunca había salido de Howth.

¿Ni para ir a la ciudad? – le preguntaba yo, curioso. – ¿Para qué? si aquí tengo todo lo que necesito. Mi casa, mis pubs, mis amigos. ¿Por qué motivo debería ir a ninguna otra parte? – me contestó.

Tiempo más tarde fui capaz de confirmar que no se trataba de una broma. Algunos conocidos comunes me confirmaron que, efectivamente, el buen hombre no había atravesado jamás, que se supiera, la carretera que separa Howth del resto del mundo. Con lo viajeros y aventureros que son los irlandeses, a este señor habría que darle un premio como reconociemto a su extraña particularidad, pensé.

Pasados los años, paseando por sus acantilados, apreciando la brisa con su olor a salitre, saboreando la hermosa cerveza de sus pubs, poco a poco voy comprendiendo a mi viejo amigo, ya que paulatinamente he ido quedando hipnotizado, cautivado, por las imágenes de este pequeño y recóndito lugar en el que no pasa nada pero donde pasa todo; las imágenes de Howth, Irlanda.

 

 

 

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook
2 Comentarios
  1. Víctor M. Martinez Valero 11 febrero 2014
  2. Fran Maldonado 12 septiembre 2014