La hoja de coca y la cocaína

Google +TwitterFacebook

cocainaDe mi estancia en Bolivia durante los 6 meses que estuve viajando por Suramérica guardo un imborrable recuerdo de un libro de leyendas incas que cayó en mis manos cuando me encontraba en Copacabana, a orillas del Lago Titicaca. Me llamó especialmente la atención una historia que narraba el origen de la hoja de coca y que se remontaba a los tiempos de los conquistadores españoles.

El relato cuenta cómo los malvados invasores se enteraron de la existencia de un mago inca que guardaba un gran tesoro y que habitaba en las proximidades del Lago Titicaca. Los codiciosos colonizadores se desplazaron hasta allí para hacerse con él, pero cuando llegaron el mago había huído. Después de ser avisado de las intenciones de los despiadados españoles, éste había cargado con el tesoro y se había refugiado en los alrededores de una de las orillas del lago. Tras una larga e intensa búsqueda, los conquistadores dieron cerco al intrépido mago, pero antes de ser capturado tuvo tiempo de esconder el tesoro en las profundidades del Titicaca.

Fue torturado hasta la muerte, pero nunca confesó el paradero del preciado tesoro. Antes de dar el último suspiro, el mago rogó al Dios del Lago que cuidara de su pueblo ya que presentía que a éste le esperaban tiempos difíciles. El Dios del lago respondió, e hizo aparecer una planta, la planta de coca, y le aseguró al mago que aliviaría los sufrimientos a los que su pueblo iba a ser sometido. Así fue como, según la leyenda, la hoja de coca se convirtió en un bien sagrado para todos los pueblos andinos.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Bueno, pues recientemente alrededor de mil bolivianos han celebrado en las calles de La Paz una jornada de acullicu o mascado de coca para defender la que consideran su “hoja sagrada” y mostrar su rechazo a la petición de la ONU de prohibir una práctica ancestral en el mundo andino. Con este acullicu colectivo, cocaleros bolivianos y miembros del Gobierno de Morales rechazan el informe de la Junta Internacional de Estupefacientes que reclama abolir el mascado de la hoja de coca.

Para el Ejecutivo, esta petición de la JIFE responde a una “visión occidental” y representa “un verdadero atentado” contra la cultura andina.

hoja de cocaLa JIFE, en su informe anual sobre estupefacientes, ha exhortado a Bolivia y Perú a adoptar sin demora medidas para abolir los usos de la coca contrarios a la Convención de 1961, incluida la práctica de masticarla y emplearla en la fabricación de mates. La hoja de coca, además de ser la base para fabricar cocaína tras un procesamiento químico, es un producto tradicional en Bolivia donde, en su estado natural, se emplea con usos medicinales, nutritivos y rituales. Masticada, costumbre muy extendida entre todos los bolivianos, funciona como un potente analgésico capaz de mitigar la sensación de hambre, cansancio, sueño y ciertos dolores.

Desde luego un asunto delicado el de la hoja de coca y su evidente relación con la cocaína. Bajo mi punto de vista hay muchos intereses y sobretodo demasiado dinero envuelto, lo que me hace augurar una difícil solución para todo este asunto.

La hoja de coca, la hoja sagrada de los incas; otro claro ejemplo de un bien que, según como se utilice, puede ayudar o puede perjudicar a la peligrosa pero a la vez fascinante especie humana.

Puntúa este artículo
2 Comentarios
  1. Anonymous 11 marzo 2008