Hace un año: El carnaval de Verín


Hace un año me encontraba en la localidad gallega de Verín celebrando los carnavales. Entre cigarrones, látigos y cientos de gente disfrazada -increíblemente cuesta encontrar a alguien en el pueblo sin ir disfrazado- es una de las fiestas populares con más carácter propio que he visto.

Los cigarrones son los antiguos cobradores de impuestos que descendían del castillo de Monterrey para que nadie se escapara de pagar el tributo. Hoy en día se pasean por el pueblo con sus látigos repicando por las calles con sus cencerros.

La bebida por excelencia en la zona y especialmente durante carnavales es el licor café. Un fuerte componente que a base de cafeína y alcohol destilado en casa deja a uno con los ojos abiertos hasta bien entrado… el mediodía.

Lo mejor para las resacas, sin duda, es levantarse e ir a comer a una pulpería. Barato, delicioso. Carneiro, pulpo, lacón… vamos, todo lo que ve un gallego moverse -ya sea por tierra o por mar- lo mete en el agua y a hervir, y no veas ¡qué bien sabe!

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  La Ruta del Vino de Rías Baixas (parte 2)
Puntúa este artículo
,