Guía de Oporto: Dónde comer y tomar copas

Google +TwitterFacebook

A pesar de tratarse de una ciudad universitaria y la segunda más grande del país, Oporto no parece poseer una noche demasiado vibrante o quizás nosotros no supimos encontrarla. Como una de las principales razones de nuestra visita a Oporto era comer bien y pegarnos a su vez unos buenos atracones de vino, no nos dimos por vencidos y exploramos la ciudad.

Un aviso a los fumadores, la ley anti-tabaco se aprobó a inicios del 2008 y en ningún lugar se puede fumar tal y como ocurre en muchos países de la unión europea como Italia, Francia, Alemania e Irlanda.

  • El puerto de Vilanova de Gaia

En el vecino pueblo de Oporto, justo a la orilla sur del Duero encontramos toda una serie de terrazas al estilo de puerto marítimo. Lo curioso es que las terrazas, en lugar de tener vistas al río y a Oporto, quedan encerradas mirando hacia las bodegas de vino de Porto. Quizás sea alguna táctica de marketing para los turistas.

Los precios pican algo más que en otras zonas, aunque de todas maneras, una copa de porto de 10 años no va a superar los cinco euros. Un plato de bacalao con su vino y café sale por unos 15 euros. Ideal para acompañar con una visita a alguna de las múltiples bodegas de vino de porto que se encuentran en esta orilla de Duero.

  • La Ribeira

Bajando las empinadas cuestas que llegan al Duero por la parte de Oporto encontramos unos cuantos bares y restaurantes. Se trata de la Ribeira y es una de las mejores posibilidades para salir de noche y tomarse un par de copas. Existe toda una serie de bares con música y comidas a buen precio (francesinhas, chorizos asados y cosas de picar) y restaurantes de nivel más alto que por 20 euros quedas satisfecho.

Debido a la ley anti-tabaco, muchos bares mantienen las terrazas pese el frío y algunas incluso han montado carpas de plástico para sus clientes fumadores.

  • La zona de la universidad
Lee:
Comiendo y saliendo por Santiago de Compostela

Esta zona ofrece unos cuantos bares y restaurantes donde comer bien y a un buen precio. En la calle travessa do Carmo se confinan unos cuantos restaurantes donde el personal parece decantarse por uno sólo. Además nos lo recomendó la viejecita del bar que teníamos al lado de la pensión. El Zé Botas: un restaurante de comida casera que estaba siempre repleto las dos noches que nos pasamos por ahí. Los demás parecían estar medio vacíos. Lo probamos y entendimos la razón. Buena presentación, excelente bacalao y buen precio. De todas maneras, no encontré en mi estancia de cinco días en Oporto exageradas diferencias entre los restaurantes de la ciudad. Nos movimos por restaurantes de precio medio y en pocos casos superamos los 15 euros con vino, pescado y café incluidos.

Otro restaurante de la misma calle al que fuimos fue el Parrillada y nos clavaron más de lo que ponía en el menú. Buena carne y buen vino pero no estuvimos demasiado contentos con las más de 20 euros que nos tocó pagar por barba.

Sin aumento de precio te facilitamos el alquiler de coche con nuestro buscador:

  • Zona de la estación

Durante la última noche nos arrastramos por la ciudad en busca de algún local agradable donde tomar las últimas copas. Era domingo y la ciudad parecía muerta. Anduvimos por la zona de la estación y ya se sabe que el tipo de bares que asoman por estas zonas no suelen ser los más recomendables. Sorprendió, de todas maneras, encontrar un par de bares que no cerraban hasta las dos. Personajes curiosos salidos de la noche, de los trenes, de vidas nada convencionales con horarios dudosos. Eso es el tipo de vida nocturna que vimos en Oporto lejos de las zonas turísticas.

Lee:
El sushi en Japón

Por fortuna, un local salido de otro lugar nos salvó la noche. El Hot Five. Un local con conciertos de jazz nos salvó de una noche para olvidar y nos meció a ritmo de contrabajo y whisky. Un verdadero logro. El local se encuentra en la calle Largo Actor Días, junto a la PSP y la universidad lusófona. El horario es más bien curioso: Abre de 11 de la noche a 2 de la madrugada.

  • La playa de Matosinhos

Uno de los lugares por excelencia donde los locales van a comer buen pescado es en la playa de Matoshinos. Gracias a tener el radar a punto en el vuelo hacia Oporto me enteré por la chica de atrás de un buen restaurante donde existen lubinas enormes y frescas a precios baratos en la playa de Matosinhos. Cómo no, al finalizar el vuelo no pude evitar preguntarle a la chica más detalles sobre el lugar. El nombre: Salto Omuro.

La mayor parte de los restaurantes están en una calle al fondo de la playa. Caminad en dirección a las fábricas que dan al horizonte una extraña sensación de estar en Martorell y al pasar un jardín entrareis en una calle donde empezareis a ver parrillas al exterior de los restaurantes.

Nosotros fuimos al Salto Omuro y comimos de maravilla. Una abundante caldereta por 8 euros. Una lubina por 9 euros y un lenguado por 12. Estoy seguro que en los demás restaurantes en esta localidad, el servicio se encuentra a la misma altura. Hubiéramos repetido cada día si no fuera porque se encontraba alejado de centro de Oporto.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Guía de Oporto: Dónde comer y tomar copas
5 (100%) 1 voto
,
Google + Twitter Facebook
6 Comentarios
  1. ^*^*La Mo*^*^ 4 octubre 2008
  2. Quique 4 octubre 2008
  3. maba 4 mayo 2009
  4. Quique 4 mayo 2009
  5. leila 7 octubre 2009
  6. rosa 20 febrero 2011