Cuando la pasión del fútbol divide ciudades

montevideo-estadio-nacional-peñarol

Lo reconozco: estoy hasta arriba de que las noticias de todas las cadenas televisivas dediquen más tiempo a los pormenores de los niñatos de los futbolistas que al resto de cosas que pasan en el mundo.

Dicho esto, y aunque haya mucha gente que esté tan saturada como yo, lo cierto es que el fútbol es el deporte mundial que atrae a mayor número de seguidores.

Durante la fase de clasificación para la Euro 2008, cuando España aún no era nadie en el panorama futbolístico internacional, me dediqué a seguir a La Roja acompañado de varios buenos amigos. Fue una experiencia espectacular. Dinamarca, Suecia, Letonia y Estonia fueron los países que visitamos. Risas, cervezas y, bueno, un poco de fútbol.

Hay ciertas ciudades del mundo donde el fútbol es como una religión. Además, se da el caso de que hay dos equipos potentes en la misma urbe que, cómo no, se la tienen jurada desde el principio de los tiempos.

Aquí os dejo algunas ciudades a las que puedes viajar si quieres vivir la pasión del fútbol a la enésima potencia:

Buenos Aires

En el número 1 de la lista no podía situar otra ciudad que no fuera Buenos Aires.

En la capital argentina las personas se distinguen en dos grupos: los de River y los de Boca. Y no hay más.

River Plate es conocido con el sobrenombre de Los Millonarios (aunque los hinchas de Boca les llaman “gallinas”) y sus seguidores porteños suelen ser de clase media-alta. Su némesis, Boca Juniors, es el favorito de la clase proletaria.

No existen los amistosos entre estos dos grandes del fútbol argentino. Lo comprobé personalmente cuando tuve la oportunidad de asistir a un River-Boca del torneo de verano que se juega, cada año, en la ciudad de Mendoza. Fui al partido con mi gran amigo Pablo – hincha de River – y no paramos de cantar durante los 90 minutos. Lo que pasa en el campo es casi secundario.

Lee también:  Lanchas rápidas y buceo con tubo en Cancún

Hay que reconocer que son pocos los que pueden hacer sombra al ingenio de los cánticos futboleros argentinos. Me lo pasé en grande… Y River ganó 3-0.

Un partido de liga (o peor, de Copa Libertadores) entre River y Boca en la capital, debe ser algo tremebundo. Eso sí, no te lleves nada de valor y viste unas buenas zapatillas buenas para correr. Nunca sabes cuándo se puede liar parda.

Montevideo

Nacional v Peñarol en el Estadio Centenario de Montevideo

Nacional v Peñarol en el Estadio Centenario de Montevideo

Si los derbis bonaerenses son de armas tomar, no le quedan muy lejos los que tienen lugar en la capital de la vecina Uruguay. Parece que el agua que lleva el río de La Plata produce la exaltación futbolera. Si no, no se entiende.

Además, en este caso se repite el mismo patrón social que en Buenos Aires: el equipo de Nacional es el preferido por los hinchas de clase media-alta, y el de Peñarol el de la clases más bajas. Al menos en general.

Asistir a un derbi en el estadio Centenario de Montevideo es una experiencia única. Tuve la fortuna de vivirlo en el año 2009. La policía montada patrullaba los alrededores del estadio desde horas antes del choque. Mi amigo uruguayo y yo pasamos el control y nos dirigimos hacia la grada popular de Nacional.

El ambiente era espectacular. La gente botaba y cantaba sin parar. Frente a nosotros, la grada de Peñarol refulgía en amarillo y negro, los colores del club.

El partido, aunque con poco fútbol, fue muy intenso. Nacional venció por 1-0 gracias a un gol de penalti. Cuando salimos (media hora después de que se marcharan los aficionados de Peñarol, para evitar altercados), estaba totalmente afónico.

Lee también:  Skydive sobre la Costa Brava: volando sobre el Mediterráneo (vídeo)

Madrid

futbol-david

Real y Atlético han llevado su rivalidad, durante los últimos años, al escaparate más grande del mundo a nivel de clubs: la final de la Champions League.

Desde la llegada del Cholo Simeone al banquillo rojoblanco, el Atleti ha recuperado la garra y personalidad de antaño y los derbis madrileños vuelven a ser lo que eran. Emoción, intensidad, pasión… Sobre todo por parte de la hinchada rojiblanca, una de las más intensas de España y quizá la más parecida a las que podemos encontrar en Sudamérica.

También he asistido a un par de derbis en el Bernabeu. El estadio es una maravilla y aquí sí me centré más en el fútbol que en mis derbis sudamericanos.

Barcelona

Otra de las ciudades con un buen derbi futbolístico es la Ciudad Condal. Culés y Periquitos se dejan la voz animando al FC Barcelona y RCD Español cada vez que se enfrentan.

Aunque, en los últimos años, la diferencia de calidad futbolística entre ambos equipos (netamente favorable al Barcelona, las cosas como son) ha deslucido algo el espectáculo en el césped, en la grada cada partido se ha vivido con la intensidad de siempre.

 

Seguro que hay muchos más lugares del mundo donde un partido de fútbol parece mucho más que eso, ¿nos comentas algunos que hayas presenciado?

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Cuando la pasión del fútbol divide ciudades
5 (100%) 1 voto
,

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *