Festival de la Vendimia en Mendoza

En este viaje no está faltándome de nada y en mi segunda visita a Mendoza en este viaje -y tercera de mi vida- conseguí cuadrar las fechas para poder asistir a su fiesta más emblemática: el Festival de la Vendimia de Mendoza.

El vino de esta región del oeste argentino es famoso en el mundo entero, siendo su clase de uva más característica la Malbec. El 80% de la producción vinícola de todo el país sale de las interminables hileras de viñedos que dan color al árido paisaje mendocino y sus magníficos caldos embotellados están disponibles en las estanterías de supermercados y licorerías de países tan remotos como Irlanda.

Llegué con Tatiana a Mendoza con vuelo de Lanchile de 40 minutos desde Santiago de Chile. Hay otras alternativas más baratas pero al estar mi novia conmigo y encontrar una buena oferta decidí usar el avión por primera vez en todo mi periplo sudamericano del que ya cuento más de 135 días. El billete de ida y vuelta costó unos 100 euros con LAN aunque dedicaré un artículo al trayecto terrestre por el Paso de Los Libertadores.

Pasamos una noche increíble celebrando el cumpleaños de mi amigo Jacobo -compañero de aventuras en Dublín- en casa de nuestros amigos Pablo y Naty, que fueron mi familia en Dublín hace años y lo siguen siendo en la distancia. Asado, bebidas y fútbol a altas horas de la madrugada resumen lo que fue una noche apoteósica.

Tras ésto nos sumergimos en la Fiesta mendocina.

Hay varios desfiles y cosas para ver durante estos días entre el 5 y el 9 de Marzo.

Pasamos una noche en la famosa Fiesta in Piazza que se desarrolla por 3 noches consecutivas en la céntrica Plaza de Italia. Allí encontramos puestos de exquisita comida italiana, música en directo y ríos de gente por todos lados. Aunque la comida es buena tienes que aguantar largas colas para poder conseguir lo que deseas.

La noche del viernes sale la cabalgata nocturna con todas las carrozas adornadas y las reinas de los distintos departamentos -que competirán el sábado por el cetro de Reina de la Vendimia- saludando y tirando al público productos típicos de la tierra. La gente va preparada con largas varas en cuya punta atan una especie de cubo para recoger todo lo que tiran de manera más fácil. Puedes irte a tu casa con manzanas, uvas, trozos de asado…¡de todo!

El mismo tipo de desfile pero con algunos extras se repite en la mañana del sábado como preludio del acto grande de la semana: el Festival de la Vendimia en el anfiteatro del mendocino Cerro de la Gloria. Como apunte histórico hay que recordar que Mendoza tiene una gran importancia en la historia de la liberación sudamericana ya que San Martín reunió sus tropas aquí y eligió el Paso de Los Libertadores como punto de entrada a Chile. Hoy en día, la estatua del Cerro de la Gloria es la que adorna los tan usados billetes de 5 pesos argentinos. Y que conste que todo ésto no ha sido tirando de enciclopedia sino que me lo explicó mi gran amigo -gallina, eso sí- Carly, hermano de Pablo.

Las entradas para el espectáculo en el anfiteatro deben ser reservadas con antelación mediante algunas de las agencias turísticas mendocinas. En nuestro caso, Pablo se encargó de todo y tan sólo tuvimos que ir a retirar las 6 entradas en la mejor zona del anfiteatro: la grada Malbec.

El precio pagado por ellas -170 pesos por persona con transporte de ida y vuelta incluido- sin lugar a dudas mereció la pena.

El espectáculo, en el que bailan, actúan y cantan más de 750 artistas sobre un escenario enorme con parte acuática, es de los que te dejan boquiabierto por unas dos horas. Realmente no sabes dónde fijar la mirada con tanta gente bailando por todas las zonas y niveles del escenario, llenándolo con un colorido propio de los grandes montajes ficticios de las películas Disney. ¡Pero esto es real!.

La historia cambia cada año pero siempre gira en torno al tema principal de la vendimia, la uva y la vida de las gentes que trabajan en torno a ella.

Realmente precioso, algo que no os podéis perder si estáis por estas tierras en estas fechas.

Lo que vino después no fue tan bueno porque los presentadores garcas de turno se liaron a cantar los 315 votos -¡uno por uno!, hay faena- que determinaron la reina de la Vendimia. Al final se llevó el gato al agua la representante del departamento de San Martín, siendo Luján mi favorita. Pero bueno, ésto, como en todos lados es más politiqueo que otra cosa.

Unos magníficos fuegos artificiales nos despidieron en una noche larga pero inolvidable. ¡Viva la Vendimia! ¡Viva Mendoza y su gente! y ¡Viva Argentina!.

6 Comentarios
  1. Flavia 24 marzo 2009
  2. Quique 24 marzo 2009
  3. Flavia 24 marzo 2009
  4. fernanda 7 octubre 2009
  5. fernanda 7 octubre 2009
  6. Alicia 28 noviembre 2010