Excursión a los lagos de Tristaina en Andorra

Iniciando el sendero desde el parking de las pistas de esquí

Iniciando el sendero desde el parking de las pistas de esquí

Los lagos de Tristaina son una de las excursiones más bonitas y asequibles en los Pirineos andorranos. La cercanía del parking del restaurante La Coma situado en las pistas de Vallnord, concretamente en el sector Arcalís, nos permite acercarnos fácilmente a este conjunto de tres lagos protegidos por un imponente circo de montañas presididos por el pico de Tristaina a 2.878 metros de altura.

Antes de llegar al parking siguiendo la CG-3 nos toparemos con un gigantesco monumento circular a pie de carretera que representa un enorme anillo de acero de cuatro metros de diámetro. Pocos metros más tarde encontraremos las primeras señales que indican el sendero a seguir para llegar a los lagos de Tristaina. En esta zona es posible aparcar así como en el restaurante La Coma ya a pie de pistas.

Desde ambos lugares se abren dos caminos que van a parar al primer lago de la zona. Podéis escoger a vuestro gusto. En mi caso preferí aparcar en el primer parking para alejarme de las zonas más masificadas. No oobstante, al llegar antes de las nueve de la mañana apenas encontré un par de coches aparcados en la zona.

El recorrido está bien señalizado con marcas amarillas

El recorrido está bien señalizado con marcas amarillas

El camino está debidamente indicado con marcas amarillas e hitos de piedra a lo largo del recorrido. No tiene pérdida y ya desde el parking nos encontramos a 2.225 metros de altura así que el desnivel máximo que realizaremos es de apenas unos 300 metros.

A continuación detallaré un recorrido circular que cubre los tres lagos de Tristania de fácil acceso y con una duración aproximada de unas tres horas (en mi caso, con paradas para comer incluidas).

Los primeros rayos del sol llegan al lago de Més Abaix en Tristaina

Los primeros rayos del sol llegan al lago de Més Abaix en Tristaina

El sendero se inicia por una zona de pastos cercenada por el meandro del río. Cubrimos el río a través de un puente y empezamos a ascender lentamente por un pequeño camino de piedras y escaleras naturales hasta llegar al primer lago en apenas unos veinte minutos. Si llegáis durante el mediodía os encontraréis bastante gente en la zona. Es aconsejable ser madrugadores para evitar la concurrida presencia de familias en la zona que apenas llegan al primer o segundo lago en Tristaina.

Lee también:  Ruta por los pueblos del interior de Córcega
Los lagos de Tristaina desde su vertiente al oeste

Los lagos de Tristaina desde su vertiente al oeste

El primer lago nos deja unas maravillosas postales con vistas al este donde podemos contemplar parte de los picos del pirineo catalán en la distancia como el Puigpedrós. Es el más pequeño de los tres y se encuentra a 2.250 metros de altura. A primera hora de la mañana los primeros rayos del sol incidían en las aguas de azul profundo del lago y me encontré con dos pescadores disfrutando de su deporte favorito en un lugar privilegiado.

Pescando en el Llac de Més Abaix

Pescando en el Llac de Més Abaix

El segundo lago se encuentra un tramo más arriba a una altura de 2.300 metros. Debemos proseguir el camino, siguiendo las marcas amarillas -las únicas que encontraremos en esta zona de la montaña- y tras un leve ascenso llegaremos al lago, de una extensión algo mayor a la anterior y rodeado de paredes más abruptas. Me pareció curioso encontrar una tienda de campaña instalada en el borde del lago, algo impensable en el Pirineo catalán por la estricta ordenanza. Pensé que a la vuelta habría desaparecido pero me sorprendió encontrarla todavía de pie cuando volví a pasar por el lago.

El Llac del Mig y el de Més abaix en Tristaina

El Llac del Mig y el de Més abaix en Tristaina

Ideal lugar para la pesca

Ideal lugar para la pesca

Cubriendo el lago por su vertiente este seguimos ascendiendo hasta encontrarnos con el tercer lago –Llac de Més Amunt– a una altura de 2440 metros. De los tres lagos de Tristaina, éste es el que ocupa una mayor superficie y muestra a través de su forma circular un buen ejemplo de glaciar de alta montaña rodeado por un circo de montañas abruptas y escarpadas.

Llac de Més Amunt

Llac de Més Amunt

Llac de Més Amunt en Tristaina

Llac de Més Amunt en Tristaina

Desde esta zona me sorprendí pensando cómo sería el camino de vuelta por la vertiente oeste de los lagos ya que no parecía ser demasiado amigable. Las paredes aparecían con una notable verticalidad y no podía discernir el camino desde la distancia.

Lee también:  Esquiar con niños

Ya con el pico de Tristania frente a nosotros a 2878 metros de altura, seguimos las líneas amarillas con una pendiente algo más fuerte que las anteriores. Llegamos a un cruce de caminos donde se nos abren tres opciones: proseguir la circular y recorrer los lagos de Tristaina desde la otra vertiente hasta llegar a nuestro punto de inicio, ascender el pico de Tristaina que se encuentra ante nosotros o cubrir el puerto de l’Arbella a 2600 metros de altura y que nos abre la puerta al Pirineo francés.

No disponía de mucho tiempo y las nubes no parecían presagiar nada bueno así que decidí proseguir el sendero circular y cubrir los bonitos lagos de Tristania desde su otro lado. A través del camino se observa que no son muchos los excursionistas que deciden realizar la circular de Tristaina por esta zona.

La mayoría de visitantes en lugar de cubrir por entero el lago de Més Amunt deciden retornar por el desvío que se abre justo a los pies del lago. No obstante, esta opción ofrece las mejores vistas a los lagos y al circo donde nos encontramos inmersos.

Encontramos nieve a mediados de Agosto en algunas zonas del circuito

Encontramos nieve a mediados de Agosto en algunas zonas del circuito

llacs-tristaina

Los primeros minutos el camino va subiendo y bajando en función a la facilidad del camino evitando las grandes rocas y las zonas con más pendiente. Nos encontrábamos en la primera semana de agosto y me sorprendió encontrarme con un buen trozo de nieve en una vertiente del camino con cierta verticalidad. Infundía respeto pero gracias al bastón me permitió cubrir la zona airoso, no sin resbalar un par de veces.

Lee también:  Siguiendo el Camino de la Libertad en Ariège

Tras cubrir la nieve llegamos a un saliente rocoso que mira a los lagos a través de una perspectiva perfecta de 180 grados. Es un lugar ideal para descansar, sacar el bocata, la cámara de fotos y disfrutar de las vistas. Nos encontramos en medio del circo de montañas de Tristaina y el único ruido que escuchamos es el lejano balar de las cabras.

Visual desde lo alto del circo de Tristaina

Visual desde lo alto del circo de Tristaina

El camino, siempre marcado con color amarillo e hitos de piedra, empieza a recorrer la parte oeste del lago de Més Amunt. La multitud de piedras exige botas o zapatillas de buen agarre. Aun así, el recorrido es de fácil acceso aunque esta vertiente ya exige un poco más de control y saber moverse con facilidad por las rocas que en ningún caso deberemos cubrir con las manos.

Eso sí, estad atentos de las marcas, ya sean amarillas o piedras, pues en algunos casos es preciso observar bien a vuestro alrededor. La orientación subjetiva en la montaña es muy peligrosa especialmente en lugares con cierta verticalidad como en Tristaina.

llac-tristaina-andorra

El camino en el momento de cubrir el Estany del Mig se hace más suave y lentamente desciende hasta la altura de los lagos. Una vez llegados a este punto solamente nos esperan unos veinte minutos de recorrido siguiendo el camino realizado al inicio desde el parking hasta llegar al Primer lago de los Tristaina.

Visual desde lo alto del Llac de Més Amunt

Visual desde lo alto del Llac de Més Amunt

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Excursión a los lagos de Tristaina en Andorra
4.5 (90%) 2 votos
,
Una respuesta
  1. Ines 25 agosto 2014

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *