Recorrido circular por la Serralada de Marina

Vistas a Alella y las montañas de Montseny

Vistas a Alella y las montañas de Montseny

La serralada de Marina (sierra de Marina) viene a ser la continuación de la montaña de Collserola en su vertiente este separando las comarcas del Maresme y el Vallès. Se trata de una zona menos concurrida y bien conservada en su mayor parte y significa una estupenda escapada de la ciudad para disfrutar de la naturaleza.

En la zona de la Conrería, entre las poblaciones de Tiana y Sant Fost, existen múltiples caminos por la montaña que nos sorprenderán por su naturaleza virgen y los escasos caminantes o ciclistas que encontraremos.

Cuando vivía cerca de la zona acostumbraba por las tardes a subir con el coche hasta lo más alto de la carretera de la Conrería y justo en el desvío me dirigía hacia la entrada del parque de la Serralada de Marina. Me quitaba los pantalones, me ponía las mallas y me pegaba unos buenos entrenos descubriendo nuevos caminos por la zona. Entre Sant Fost, Tiana, Alella, Santa María de Martorelles y Vilanova del Vallés encontré múltiples posibilidades para realizar rodajes de una hora o más sin aburrirme ni un sólo día. Eso sí, a lo largo de estos recorridos existen pocas zonas llanas y los desniveles acumulados acostumbran a ser generosos, ideal para ir en bicicleta de montaña, o aquellos senderistas o corredores con ganas de trabajar los cuádriceps y los gemelos.

Vistas a una Barcelona nublada desde el Turó de Galcerán

Vistas a una Barcelona nublada desde el Turó de Galcerán

A continuación vamos a desarrollar uno de los itinerarios que más aprecio le tengo en esta zona gracias a su frondosa vegetación e inmejorables vistas a la ciudad de Barcelona, la comarca del Vallès y a la montaña de Montserrat.

Lee también:  Vive el verano de concierto en concierto por la Costa Brava

La Font de la Teula y el Turó de Galcerán

En la Font de la Teula -Fuente de la Teja- nunca he visto a nadie. Un rincón del bosque en la sierra de Marina cubierto de musgo y plantas mediterráneas donde los rayos del sol apenas inciden debido a la abundante vegetación de la zona. Ese es nuestro destino y punto principal de este itinerario de unos 7 kilómetros con varios desniveles.

Se trata de un recorrido circular que iniciaremos en el aparcamiento unos pocos metros más allá del restaurante del Cau en la Conrería. Veréis que el asfalto pasa a un camino de tierra y justo antes de realizar una pronunciada curva un cartel nos delata el inicio del parque natural de la Sierra de Marina. Una vez dejamos el coche iniciamos el amplio sendero que nos dirige hacia el Turó de Galcerán, el punto más alto de la zona con sus 486 metros de altura.

A lo largo de este sendero en el que nos encontramos pasa el GR92, el famoso gran recorrido a pie que cubre el litoral desde el Cap de Creus al Delta del Ebro. En esta zona veremos pasar unos cuantos ciclistas y corredores que acostumbran a seguir la pista principal que se dirige hasta Font de Cera en Alella con preciosas vistas al Maresme, sus campos, viñedos y siempre con vistas al mediterráneo. El camino queda cortado por la carretera aunque seguidamente puede seguirse para llegar hasta la cima de la Serralada del Litoral, Sant Mateu.

Las viñas de Tiana con vistas a Masnou y al mar

Las viñas de Tiana con vistas a Masnou y al mar

No obstante, nosotros tomaremos otro sendero y apenas a unos 500 metros de distancia del aparcamiento veremos un desvío hacia la izquierda, lo tomaremos y abandonaremos la pista principal.

Lee también:  El trekking de Dodola en Etiopía (Parte 2)

Nos dirigimos a la Font de la Teula. Para llegar a ella es necesario cubrir un camino ligeramente serpenteante pero con un desnivel mínimo. A lo largo del camino obtendremos unas preciosas vistas a la peculiar montaña de Montserrat y tras un fuerte repechón llegaremos a un cruce de caminos.

No tomaremos ninguno de las dos opciones más obvias que siguen la pista principal. Al contrario, veremos un pequeño sendero que se interna entre la maleza justo frente a nosotros. Se trata de un auténtico túnel cubierto de árboles y maleza ideal para protegerse del caluroso verano.

El camino está muy erosionado y deberemos plantar los pies a ambos lados del canal que forma el camino. Atravesaremos esta zona repleta de maleza que en verano, tras la primavera, puede que sus ramas impidan el paso en algunas partes. No obstante, durante la mayor parte del año lo podremos cubrir sin problemas. El sendero realiza un fuerte descenso hasta que finalmente llega a un llano que en algunas ocasiones la frondosa maleza nos permite vislumbrar tímidamente la población de Santa María de Martorelles a la distancia.

Para llegar a la fuente encontraremos un pequeño desvío a mano derecha. Probablemente seréis los únicos seres humanos en pisar el lugar tras unas cuantos días. algo que sorprende cuando uno se encuentra a pocos kilómetros de una ciudad tan habitada como Barcelona.

Recordarte estos picnics matutinos donde apenas empieza a asomarse el sol

Los madrugones de fin de semana con el pequeño hay que aprovecharlos y nada mejor que pegarse un buen desayuno en la montaña

Tras la Font de la Teula volvemos al sendero principal y lo seguimos. A poco metros empieza una fuerte pendiente erosionada que tras un kilómetro nos devuelve a la pista principal que nos une con Santa María de Martorelles. A pocos metros a la derecha nos encontramos con el dolmen de Castellruf que ya de paso visitaremos.

Lee también:  El Bioparc de Valencia: África en el Turia

Siguiendo la senda se llega al momento cumbre y final del recorrido en el turó de Galcerán. Una torre de vigilancia nos avisa fácilmente de su posición y desde él podemos disfrutar de unas estupendas vistas de Barcelona, Collserola, el Maresme y del Vallés y de Montserrat al fondo.

Tras disfrutar de la vistas tenemos dos opciones para descender del turó de Galcerán. Ambas nos dejarán en el GR92 que nos llevará hasta el parking. Si vamos en dirección derecha hacia el mar nos internaremos por viñedos y obtendremos unas bonitas vistas a la viñas de Tiana y al mar en un descenso en zig zag. Si optamos la izquierda seguiremos el camino principal del GR92, algo más corto y manteniendo la vista más enfocada hacia el oeste con Badalona y Barcelona de fondo.

Como punto final a la excursión os recomiendo recompensar el cuerpo con un buen festín de carne en el restaurante Els Castanyers. Se encuentra a unos pocos kilómetros en coche siguiendo la senda que corta la carretera principal de la Conrería. Buenas parrilladas a muy buen precio. Una manera fenomenal de terminar la jornada.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
, , , , ,

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *