Consejos prácticos para viajar a Etiopía

Amanecer africano en el Lago Tana

Amanecer africano en el Lago Tana

Etiopía es uno de esos países complicados de viajar en el que agradeces tener una pequeña guía de consejos prácticos que te lo ponga un poco más fácil. Con esa idea, y después de un mes viajando por esa tierra con mi mochila, os cuento algunas cosas que considero pueden resultar útiles en la preparación de vuestro viaje.

Viaja ligero

Parece una obviedad pero aún sigo viendo a gente que lleva una enorme mochila o una maleta de ruedas que se atasca con el mínimo accidente del terreno. Si quieres explorar Etiopía a fondo, necesitas cierta agilidad de movimientos. Tu compañera ideal de viaje es una mochila de tamaño medio que no contenga más que lo necesario.

Lo agradecerás a la hora de hacer los trekkings, pero, sobre todo, cuando tengas que coger furgonetas y autobuses. Son muchas las veces que acabarás con el equipaje sobre tus piernas en una auténtica lata de sardinas. Si llevas una maleta o mochila aparatosa puede que tengas suerte y ella viaje en el techo del vehículo, pero no siempre es el caso. Además, normalmente tendrás que pagar un extra (a negociar con el billetero de turno).

En cuanto al tema de llevarte una tienda de campaña, no te lo aconsejo. Hay muy buenas rutas de senderismo en el país pero puedes alquilar lo que necesites para realizarlas. En el resto de lugares puedes encontrar alojamiento a precios muy bajos.

simien-gente

Lleva pastillas potabilizadoras de agua

Este es un buen consejo en el caso de que decidas explorar a pie alguno de los bonitos paisajes de Etiopía. Durante las caminatas encontrarás aldeas aquí y allá pero su agua procederá de arroyos, ríos o manantiales y no será apta para nuestro consumo, ya que no estamos acostumbrados a las bacterias que se encuentran en ella.

Lee también:  Explorando Zege con Yohannes, el futuro monje etíope

Nosotros pasamos una semana del viaje en lugares de este tipo y nos vinieron de maravilla.

Aprende algunas palabras en amárico

Aunque se hablan casi doscientas lenguas y dialectos en Etiopía, el amárico es oficial y es la más extendida. También se imparte inglés desde la escuela primaria pero son muchos los que no lo dominan demasiado bien.

Tampoco hace falta que sepas hablarlo perfectamente pero poder decir cosas como: gracias, cómo te llamas, hola, adiós, agua, comida, habitación, hotel, …etc… Puede serte de mucha utilidad en algunas aldeas perdidas y también hará que te granjees la confianza y amistad de los etíopes, que aprecian el esfuerzo de manera muy entusiasta.

Tienda-de-campaña-simien

Ármate de paciencia

No estás en Europa… Nien Asia… Ni en América… Esto es África. De hecho, es África en estado puro. El único país que nunca fue colonizado. Ahí queda eso.

No existen los horarios fijos para casi nada. Tendrás que esperar en autobuses y furgonetas hasta que se llenen hasta límites insospechados. Entonces se pondrán en marcha. Te quedarás tirado en cruces de caminos o aldeas en las que no saldrá ningún transporte hasta un par de días más tarde. O cuando les compense hacerlo. Cuando llegue la gente.

Lo mismo ocurrirá cuando pidas tu comida y pienses que olvidaron hacértela. Todo discurre a otra velocidad en Etiopía. Ellos son felices así. Estás en su país y no puedes ir exigiendo. O te acostumbras y te adaptas, o ya sabes dónde está la puerta de salida.

Lee e infórmate sobre Etiopía antes de viajar

Jugando al volley en una aldea cercana a Dodola

Jugando al volley en una aldea cercana a Dodola

Etiopía es una país con una historia fascinante y ya sólo por eso merece la pena leerla antes de volar hacia Addis. Yo lo hice y pude hablar de ella con algunos etíopes que encontré en mi camino. Ellos se sorprendieron mucho. No esperan que el hombre blanco pueda tener algún interés en su historia, llena de mitos y leyendas que han ido pasando de generación en generación por la vía oral.

Lee también:  20 cosas que debes saber (o hacer) antes de viajar a Etiopía (parte 2)

También es bueno saber sobre sus tradiciones, religiones, costumbres, etc…

Negocia precios

Durante mis viajes he visto poca gente tan honesta como el etíope de a pie. Sin embargo, los que se dedican al tema turístico, taxistas y algún que otro transportista o vendedor ambulante, intentarán aprovecharse del faranji (hombre blanco) de turno cobrándonos un precio mucho más alto por sus bienes o servicios. La mejor forma de saber si nos están timando es preguntar a otros pasajeros cuánto están pagando ellos.

Vale la pena tomarse esta molestia porque he llegado a pagar hasta el 50% más en algún viaje de larga duración. Lo mismo ocurre con algunos hoteles.

No os ocurrirá en las furgonetas que recorren Addis ni en las compañías de autobuses, que tienen precios fijos anunciados, iguales para todos.

trek-etiopia

Dinero y tarjetas

La moneda de Etiopía es el Birr y no se puede conseguir en ningún otro país. La mejor manera de solucionar el tema del dinero es viajar con una tarjeta de crédito o débito. En la mayoría de las ciudades de tamaño mediano y grande no tendréis problemas para encontrar cajeros que admitan tarjetas Visa y Mastercard. Sin embargo, en muchos pequeños pueblos no podréis sacar dinero así que haced un buen cálculo antes de dejar la última ciudad de cierto tamaño y adentraros en el campo o la montaña.

También podéis llevaros euros o dólares pero no lo aconsejo, salvo los 50 USD necesarios para pagar el visado a la llegada al aeropuerto.

Ábrete a los etíopes

IMG_1592

Los etíopes son un GRAN pueblo. Así, en mayúsculas. Son orgullosos e, históricamente, fieros en el combate. Pero también son honestos, hospitalarios, entregados, risueños, amables, duros, resistentes, magníficos corredores, y raramente se quejan de algo.

Lee también:  El lago y la ciudad de Awassa en Etiopía

Durante tu viaje por el país, en cuanto te alejes un poco de los lugares más turísticos (Addis, Gondar, Lalibella, Simien, Omo), serás el auténtico centro de atención. Mucha gente se aproximará a hablar contigo y te saludará. Los más, lo harán sólo por el placer de conocerte y saber algo más de ese ser extraño que ha aparecido para alegrar su rutinario día. Los menos serán unos pesados que quieren sacar algo de ti. Ten paciencia. Ábrete y ellos te recompensarán con su alegría y conversación.

Llega un momento en el que te puede saturar porque todo el mundo necesita su espacio e intimidad. Entonces, para, descansa y coge fuerzas.

Yo he regresado del viaje con varios amigos etíopes en Facebook, direcciones de email y números de teléfono. Espero mantener el contacto con varios de ellos.

Esto es tan sólo una pequeña guía. Como siempre, cuando estés allí, actuarás como te dicte tu corazón, aderezado con un poco de sentido común. Eso sí, recuerda que estás en África, un continente que, si le dejas, se meterá dentro de tu ser hasta oscurecer tu sangre.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Consejos prácticos para viajar a Etiopía
5 (100%) 2 votos
9 Comentarios
  1. Esther 20 febrero 2016
  2. Helena 27 febrero 2016
  3. Noelia 22 marzo 2016
  4. Noelia 15 abril 2016
  5. Roberto 25 mayo 2016
  6. nuria 25 junio 2016
  7. David Escribano 26 junio 2016
  8. Mari Angeles Pérez Peregrin 3 julio 2016
  9. Javier 14 julio 2016

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *