Los encantos de Medellín y sus alrededores

Google +TwitterFacebook
Las vistas desde lo alto del Peñón de Guatapé claramente han sido bendecidas

Las vistas desde lo alto del Peñón de Guatapé claramente han sido bendecidas

Hace pocas semanas, la ciudad Medellin fue galardonada con el premio a la ciudad más innovadora del mundo por delante de Tel Aviv y de Nueva York. Esta agradable noticia me hizo recordar mis visitas a la ciudad de la eterna primavera y, como adicionalmente este fin de semana pasado he ido a un concierto de vallenato que se celebraba allí, he decidido compartir con vosotros recuerdos de Medallo.

La primera vez que visité Medellín tuve la oportunidad de recorrer no sólo la ciudad sino también los alrededores.

Por ejemplo, un lugar que recomiendo es Guatapé y su conocida piedra del Peñón. Dos horas de viaje y las interminables escaleras que llevan a la cima merecen la pena ya que la vista es espectacular, hasta el punto de que piensas que no estás en Colombia sino en otro lugar.

Otro lugar hermoso y tranquilo es Santa Fé de Antioquía, un pueblito al lado del Cauca, típico paisa, perfecto para pasar un fin de semana.

El Pueblito paisa, el Parque Lleras, Avenida El Poblado y su Milla de Oro, el Museo de Antioquia, las esculturas de Botero, el Jardín Botánico, el Parque explora, el metro, el teleférico, la Catedral… Un sinfín de lugares para visitar en esta urbe que tristemente todavía es famosa por su pasado violento el cual, como nos demuestra el premio concedido este año, ha dejado completamente atrás gracias a sus gentes de carácter muy especial.

Dependiendo de la época del año, la ciudad acoge diferentes eventos.

Lee:
Guía de viaje para visitar Lovaina

Espectaculares y famosos en toda Colombia son la iluminación de Navidad y la Feria de las Flores y sus silleteros. También las ferias de moda internacional o campeonatos de baile. Debido a su perenne clima primaveral, en cualquier época del año la oferta de ocio y cultura es suficiente como para justificar unos días en la ciudad.

La plaza Botero de Medellín. Sus mujeres rechonchas os esperan

La plaza Botero de Medellín. Sus mujeres rechonchas os esperan

Moverse por la ciudad es fácil y seguro. La oferta de alojamiento es amplia y para todos los gustos y bolsillos. Para aquellos que pensáis en viajar por Colombia (lo cual es altamente recomendable) tened en cuenta que, bajo mi experiencia de varios años por aquí, los precios son sensiblemente más altos en Bogotá y en Cartagena que en el resto del país.

La gastronomía es una parte importante de la cultura paisa con multitud de platos típicos, donde quizás, la estrella sea la Bandeja Paisa, algo así como un cocido madrileño pero sin la sopa. Teóricamente se prepara con hasta 14 ó 15 ingredientes diferentes donde destacan los fríjoles, arroz, carne molida, chorizo, patacón y huevo frito… ¡¡Casi ná!!.

No te pierdas el disfrutar de empanadas o arepas en la Plaza Minorista (que es un mercado de abastos) o comprar alguna artesanía el Mercado de San Alejo cada principio de mes.

En concreto, este fin de semana me dediqué al vallenato y el paseo.

Hace poco fue el Festival de Vallenato de Valledupar (o Valle de Old Parr por la cantidad que se toma de este whisky) y me quedé con las ganas de verlo. A cambio, el destino me regaló la oportunidad de ir a ver en vivo a Silvestre Dangond, uno de los cantantes de vallenato más de moda ahora mismo.

Vistas del Norte de Medellín desde el Pueblito Paisa

Vistas del Norte de Medellín desde el Pueblito Paisa

La cultura del vallenato es increíble, buena rumba, ganas de parrandear y pasarla rico. La sala de eventos estaba hasta la bandera y la fiesta fue espectacular. Me parece que el vallenato puede asimilarse a la ópera en el sentido de que la primera vez que lo escuchas, o lo amas o lo desprecias. Buscad algo y ya me diréis qué os parece.

Lee:
Stavanger y la magia de los fiordos noruegos

Después de reponerme de semejante fiesta, el sábado lo dediqué a pasear por la Plaza Botero. Me gusta mucho estar entre todas esas esculturas aunque os recomiendo algo de prudencia, ya que hay mucho indigente y gente pidiendo dinero.

Después de un ratito allí y un café en la terraza del Museo de Antioquía, agarré el metro y me fui hasta la parada de Universidad donde está el Parque Explora, el Planetario y el Jardín Botánico, centros muy buenos para descubrir la ciencia , fauna y flora de este mundo en el que vivimos. Muy enfocados a despertar la curiosidad de los niños, no es en absoluto mala elección para que un adulto los recorra y disfrute.

Mi regreso era el domingo tempranito así que tampoco quería excederme en la noche y he de admitir que el plan fue muy tranquilo: simplemente tocó cine y relax.

Mi próxima visita a Medellín será para hacer un vuelo en globo. La idea es hacerlo al amanecer en lo que creo será una experiencia muy digna de contar en mi próximo artículo.

Hasta entonces, ¡¡cuidaos y feliz viaje!!.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook
4 Comentarios
  1. miviajar 20 mayo 2013
  2. Alex 20 mayo 2013
  3. Mauro Vásconez 14 febrero 2015
  4. Mauro Vásconez 14 febrero 2015