En AVE de Madrid a Málaga

Estación AVE Maria Zambrano Málaga

Estación AVE Maria Zambrano Málaga

No hace falta echarle un vistazo a Google Maps para darse cuenta de que Asturias, donde ahora me encuentro, y Málaga, el punto de partida del Blog Trip por la Costa del Sol Interior, están en rincones opuestos de nuestro país. Como viene siendo habitual cada vez que quiero viajar, tengo que hacer un primer largo viaje para salir de aquí e irme al lugar de partida del viaje de verdad, y casi siempre suele ser Madrid.

Por ello, el día anterior al inicio oficial del Blog Trip volé a la capital española y el sábado 26 al mediodía me subía al AVE que hace el recorrido desde la estación Madrid Puerta de Atocha hasta Málaga María Zambrano: unos 540 kilómetros que se recorren en poco menos de 3 horas. Una envidia de tiempo para cualquier asturiano que tarde más de 5 horas en recorrer los 430 kilómetros que separan Oviedo de Madrid.

Siendo el tren mi medio de transporte favorito, no puedo dejar de usarlo siempre que tengo ocasión. Nunca me había subido al AVE, así que no estaba seguro de lo que me esperaba en cuanto a comodidad de asientos, distribución de los mismos etc. Como en el resto de trenes de RENFE, cuando uno compra los billetes on line tiene la opción de elegir dónde querrá sentarse y se puede apreciar si lo hará en el sentido de la marcha o en el contrario a la misma ¡muy importante si uno se marea!

Al llegar a la estación de Atocha y ya que no había tenido ocasión de hacerlo antes, imprimí mi billete en una de las máquinas de check in, como en los aeropuertos (aviso importante: si viajas en grupo y el localizador es el mismo para todos los billetes, no vas a imprimir sólo el tuyo…), y me dirijo a la primera planta, que es de donde salía el AVE a Málaga, concretamente desde el andén 8. Mi vagón, de clase Turista, era el número 10, con la cafetería unos vagones más atrás, haciendo las veces de frontera con aquellos que se habían comprado billetes para cualquiera de las clases superiores (Club, Preferente).

Vagón AVE

Vagón AVE

Un vagón de clase Turista en AVE tiene unos asientos bastante cómodos, parcialmente reclinables, con reposapiés, con bandeja individual, un par de televisores en el techo, entrada de auriculares (hay distintas posibilidades musicales además de un canal para escuchar la película que nos ponen), una zona de equipaje a la entrada y otra sobre nuestras cabezas, para el equipaje de mano. Tal y como se puede apreciar en la imagen de al lado, si te sientas en la fila 8 tienes una mesa abierta y plegable algo más grande que la de las demás filas, a costa de compartir tu espacio no con uno sino con otros tres vecinos de asiento.

Dado que el tren salía a las 12:35, me iba a tocar comer a bordo o llevarme un bocadillo comprado en la estación o fuera de ella. Las prisas del último minuto me lo impidieron así que me fuí al vagón restaurante con los otros dos bloggers que me acompañaban, Diego (de viajandocondiego) y Nuria (de laloliplanet). Daos por avisados: preparad por lo menos un billete de cinco euros para comer un sandwich y beber un refresco.

Está claro que el AVE no es popular por la calidad de sus asientos o el servicio a bordo (no tengo queja de ninguno de ellos) sino porque, aviones aparte, es el medio de transporte más rápido entre Madrid y Málaga, y eso es algo que cumple con creces. Eso sí, aunque la batería de mi portátil iba sobrada para el recorrido, he echado en falta algo que ya debería ser frecuente en cualquier medio de transporte: una toma de corriente en el asiento. ¿Quien es el que no viaja con un reproductor de música, un teléfono móvil…?



Fotos | Avistu

10 Comentarios
  1. Muchosol 5 abril 2011
  2. Sergi Tortell Turon 5 abril 2011
  3. Avistu 5 abril 2011
  4. Avistu 5 abril 2011
  5. Juan 5 mayo 2011
  6. avistu 5 mayo 2011
  7. Carmenestebanez 12 septiembre 2011
  8. Jorge Moreno Socías 27 junio 2012
  9. Jorge Moreno Socías 27 junio 2012
  10. Lourdes 5 enero 2013